5.

4.2K 604 711
                                    

Advertencias

Vamos a tener un salto en el tiempo en este capítulo de seis meses aproximadamente. Es un capítulo LARGO, de más de 7000 palabras, así que a leer con paciencia.

A pesar del salto en el tiempo, habrán algunas situaciones que se narrarán y pasaron en medio de estos meses. Para que no se confundan, esos diálogos estarán en cursiva. 

Por otro lado, habrá un momento quizás un poco técnico y lenguaje médico. Quizás lo que se hable ahí cause polémica y protestas, pero pido por favor que no me funen, JAJAJAJAJAJA

Amé mucho escribir este capítulo. De verdad, agradecería mucho si dejaran su voto y comentarios, es lo que siempre me motiva a seguir uwu

Los aplausos estallaron en la mesa y Hoseok también los imitó, aunque sentía la leve tentación de llevar sus manos hacia sus orejas para tratar de alivianar un poco la incomodidad por los fuertes ruidos

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Los aplausos estallaron en la mesa y Hoseok también los imitó, aunque sentía la leve tentación de llevar sus manos hacia sus orejas para tratar de alivianar un poco la incomodidad por los fuertes ruidos. En un lugar cerrado, toleraba menos aquellas expresiones, pero no quería que la atención fuera hacia él cuando era el día de Yoongi.

Hoseok quería mucho que Yoongi disfrutara ese día.

La madre de Yoongi, al lado de él, no dejaba de sollozar y limpiar su nariz. Era una agradable y bajita mujer un poco regordeta, con los mismos ojos pequeños de su novio y el cabello liso, de voz dulce y amable. Se llamaba Norae.

El padre de Yoongi se encontraba al otro lado de su hijo, con esa expresión orgullosa por su hijo menor. Contrario a su esposa, Min Baekwon era un hombre delgado y alto, mucho más alto que Namjoon, con una complexión elegante y tranquila. Su tono de voz era grave, superando al de Yoongi, y eso ya era decir mucho. Yoongi sacó su pálida piel y cabello negro de él.

―¡Mi hermoso niño! ―dijo Norae, hablando después de sorber su nariz―, ¡no sabes cuán feliz nos has hecho, a mí y a tu padre!

―Mamá... ―Yoongi habló en voz baja, con el rostro avergonzado y las mejillas coloradas, pero Hoseok pensaba que eso último se debía al alcohol.

―No, ¡déjame hablar! ―dijo ella, limpiando ahora sus ojos―. Tengo que admitirlo, cariño, cuando nos contaste de tu sueño, de tu idea de convertirte en rapero, tuve muchas dudas y temí por ti, demasiado. Tenía tanto miedo de que las cosas salieran mal... ―volvió a limpiar sus ojos―. ¡Pero ahora, al verte, mi corazón salta de alegría porque has podido cumplir tus sueños!

―¡Salud, salud por eso! ―Baekwon levantó su vaso con soju y todos le imitaron, incluso Hoseok, que sólo estaba bebiendo un jugo―. ¡Por Agust D, nuestro valiente chico!

En esa cena familiar, en un bonito restaurante en el centro de Seúl, también estaba el hermano mayor de Yoongi, Geumjae. Geumjae era muy alto y de rostro un poco más alargado en comparación al de su hermano menor, pero poseía los mismos ojos y sonrisa, y además era muy agradable con Hoseok. Namjoon igual se encontraba entre ellos, junto con unos tíos de Yoongi y primos que vivían en Seúl que Hoseok conoció muy superficialmente cuando su novio se los presentó. Ellos le dieron un trabajo part-time a Yoongi como repartidor de comida en el local que manejaban.

Thunderclouds [YoonSeok]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora