CAPITULO 21

10.7K 792 638
                                    


Vino directo a mí.

No me dio tiempo a hacer algo cuando me cogió de las caderas y me subió a su hombro.

Pero y esta facilidad

-Hudson- le grite para que me dejara en el suelo.

-A que no te hace gracia, listilla- dijo con la voz de recién levantado.

Madre mía.

-Hudson- me queje cuando se dirigió al baño.

Empecé a patalear, y moviendo las piernas para bajarme del tio de metro noventa en el que estaba subida.

-No te vas a estar quieta, ¿eh? -

-Bájame y me estoy quieta-

Se rio.

-Va a ser que no-

-QUE LA IDEA HA SIDO DE BILL- le grite.

-Pero es que de él me lo espero, pero de ti no. Eso ha sido muy fuerte listilla-

-BA-JA-ME-

No dijo nada y siguió el camino al baño.

Empecé a moverme otra vez, para bajarme.

Lo estaba consiguiendo...

Hasta que Hudson subió las manos a mi culo y me puso como antes.

-Hudson- me queje

Al notar sus manos en mi culo.

-No haberte movido-

-Me has tocado el culo sin mi consentimiento- le di flojo en la espalda.

Entramos al baño.

-Pero si a ti también te gusta- dijo.

No le dije nada.

Porque para que mentir.

Me gusta, aunque no debería.

-Hudson- me queje otra vez, cuando casi me da con la pared del baño al girarse para cerrar la puerta.

Se empezó a reír, cuando me eche la mano a la cabeza.

Me cogió de las piernas y me dejo en el suelo.

-¿Es que me quieres dejar mas tonta de lo que lo estoy?-

-Creo que es complicado- dijo mientras sonreía.

-Eres imbécil- le pegue en el hombro.

Estábamos demasiado cerca.

Demasiado.

Así que cogí y me alejé, sentándome en la tapa del baño.

-¿Has visto bonito lo que has hecho?-

-Si- le dije clara.

Me había partido el culo con su reacción

Encaro una ceja.

-Que roneante- me reí

-Eres tonta- aparto la mirada de mi mientras se reía.

-Te ha faltado el movimiento de la mano- hice el gesto- y lo clavas- se rio

-Estas mejor, ¿verdad? -

-Si- le dije era obvio.

-Estabas mejor anoche- dijo y se apoyó en la pared.

Pero-

Imbécil

-Gilipollas- le insulte.

-Oye- se quejo

SENTIRDonde viven las historias. Descúbrelo ahora