CAPITULO 29

5.3K 332 47
                                    

*Hudson*

No le hable ni me hablo durante todo el trayecto desde mi habitación hasta aquí.

Me siento mal, porque llevaba razón.

Yo sé la mayoría de las cosas de ella y ella de mí no sabe nada, aparte de lo que habrá oído, que se perfectamente que no han sido cosas muy buenas que digamos.

Pero no quiero que esto cambie.

Porque es la única persona de mi vida que está conmigo porque quiere, no se espera nada de mí. Sabe que soy peligroso y aun así esta conmigo.

Todo el mundo me quería (si eso se puede llamar querer) por mi padre.

'Es el hijo de Leonard'

'Su padre es coronel'

'Háblale seguro que tiene pasta'

Y esos eran la mayoría de los comentarios que me hacían, siempre desde que empecé a ir al instituto.

No tuve ningún amigo de verdad, todos o eran los hijos de los amigos de mi padre. Estaban conmigo simplemente porque tenia un casoplon en el que hacer fiestas, tenia pasta, y sus padres querían algo del mío, entonces les pedían ayuda a sus hijos para que se juntaran en mi casa y poco hacer como que tenían algún tipo de amistad conmigo, cuando lo único que hacia eran meterse conmigo y hacerme la vida imposible.

Aparte era un tío que el instituto no se le daba nada mal, punto mas para que los hijos de esos supuestos amigos de mi padre me cogieran más tirria.

Muchos de ellos se quedaron a las puertas de entrar a la escuela militar, entre las pruebas físicas y las académicas. Yo fui uno de los pocos que entré.

Iba a ser uno de los mejores, se me daban bien las armas, pero no sentía que eso fuera lo que yo quería. Toda mi vida me había llamado demasiado la atención la psicología, por mi madre, la asignatura de psicología en el instituto era mi favorita, como conocer la mente humana... Era increíble, conocer cada secreto, conocer la manera de actuar y el por que lo hacen las personas.

Nunca quise llevarle la contraria a mi padre, aunque era obvio – y el lo sabía- que eso no era para mi. Entonces le segui el rollo, hasta apuntarme a la escuela militar y entrar.

Mi padre por primera vez en su vida estaba orgulloso de mi.

Pero yo no lo estaba de mí. Y como era yo el que tenia que vivir mi vida y no él, hice lo que de verdad quería, me apunté a la lista de espera de la universidad de Carolina del Sur.

No me lo pensé ni un solo segundo cuando tenia los papeles que firmar delante de mi, porque ese era mi sueño, y lo iba a hacer.

¿Por qué para que hacer algo que a mi padre le gusta cuando a ti ni si quiera te gusta el 1% de cosas que haces allí?

Me llamaron imbécil, desaprovechador, gilipollas...

Hasta mi propio padre me dijo cosas que nunca antes me había dicho.

Pero por primera vez en mi vida iba a hacer algo que quería, por mí y por ella, y no por mi padre.

Y aun así siguieron conmigo algunas personas por mi padre, por que tal vez los podían enchufar, o mil cosas mas que mejor no recuerdo.

Y no es que no me gustara que me dijeran que ese era mi padre, pero joder, continuamente diciéndome que era mi padre... joder ya lo sé, soy yo el que lo tiene que aguantar cada puta noche, cada puta mañana de su vida con él y sus arrebatos, no tú.

Puede ser super bonito desde fuera.

Pero desde dentro, ya os digo que fue un auténtico infierno.

No me gusta revivir nada, ningún momento junto a él.

Todos esos momentos en los que estaba él eran un completo infierno.

Excepto uno.

El único recuerdo en el que no me arrepiento de recordar.

Incluso me gusta recordar

La noche en la que lo mate.

-------------------------------------------------

Holaa

Tenéis ya otro capitulo al lado

Me habéis dado pena y os he subido dos.

Luego diréis que soy mala jajajaj

Bueno disfrutar el otro capitulo que es mas largo🖤

SENTIRDonde viven las historias. Descúbrelo ahora