CAPITULO 25

3.8K 245 298
                                    

Es muyyy largo, pero bueno

Comentar si os va gustando JAJAJAJA

-------------------------------------

*Brooke*

Acabo de salir del medico

¿Adivinar a quien le han quitado la escayola?

Eh, fuera coñas

Estoy feliz

Ya no llevo una masa, que pesa un kilo, colgada del brazo

Aunque tengo que estar con una muñequera durante no se cuanto tiempo, y una férula para dormir no es lo mismo

Me voy a poder duchar a gusto, de verdad, no sabéis lo que es eso

Y por fin voy a poder volver a trabajar

Ya me he cansado de estar sin hacer nada, y mira si soy vaga, pero ya cansa

Estoy ahora mismo subiendo a una planta

La planta 3 del hospital

Donde esta el departamento de psicología

Donde esta Hudson

Fuera bromas, hoy no estaba tan triste de costumbre

Hablar con Hudson...

Me ayuda bastante

Estar con el...

Ayuda

Y mucho

Y mas cuando me ha dicho que me quería

Una simple palabra pero que me arregla el día

después de todo, me fui a duchar y cuando salí me había preparado la comida

Que no se la hace ni a Bill

En fin

Es monísimo

Y lo quiero

Pero nada mas

Las puertas del ascensor se abrieron y me dejaron en la planta

Había gente, bastante gente la verdad

No había venido aquí en mi vida

Aunque falta... tal vez me hacia

Seguí recta el pasillo, como me había señalado un celador

Y llegue a una sala de espera, que la verdad, estaba vacía, excepto por una mujer no mucho mayor que yo, con una niña de unos dos años en un cochecito

La chica era guapísima y la niña... super mona. Con sus coletines... y además vestía la niña mejor que yo, y mira si yo tengo 24 años y esta niña como mucho dos.

Entre y me senté en la sala de espera

Había dos habitaciones, o despachos, no sé cómo decirlo

Hudson debería de estar en una de ellas.

La chica me miro

-Hola- le salude

Amable, ante todo

-Hola- me sonrió

Me senté en el otro lado de la sala

La niña no paraba de mirarme

Porque era una cría de dos años, que si no me sentiría incomoda

En fin

-¿Tienes cita?- me pregunto ella

SENTIRDonde viven las historias. Descúbrelo ahora