CAPITULO 2

12.3K 864 988
                                    


No hacia ni cuatro horas que me había ido de aquí y ya estoy de nuevo.

Llevaba la misma ropa, lo único que me había cambiado eran las zapatillas. Me había traído una mochila, con un libro y pocas cosas más. Para entretenerme.

Ya me habían dado las llaves y todo lo necesario, me habían dicho que me tocaba darles la comida, y que ahora sonaría un pitido y la comida llegaría en el ascensor.

Estaba yo, ahora mismo en ese ascensor subiendo hacia la planta 8. Es que suena a titulo de película. Pero todo fuera por los 3700 euros que iba a ganar.

El ascensor se abrió, y Sali de él. No se oía ningún ruido y me metí en la sala esta donde me había dicho Oliver que me podría estar y hacer lo que quisiera.

Había un sofá, un ordenador puesto en una especie de escritorio, un mini frigo y una puerta con el baño.

Tal vez no iba a estar tan mal.

Dejé las cosas encima del sofá y me senté con el teléfono.

De repente, sonó una especie de alarma.

La puerta del ascensor se abrió.

Sali y saque el carrito, que tenia ocho envases perfectamente colocados, sin cubiertos, quitando una cuchara, un poco extraña. La verdad la comida esta no olía muy bien, pero como no era yo la que se lo tenia que comer, no dije nada.

Empecé a hacer lo que me dijeron, dejar las bandejas en las rendijas de las puertas, cada persona me lo cogía. Intente no hacer contacto visual con ninguno de los que me habían dicho que eran peligrosos.

Le termine de dar la comida al de la habitación 7

-Gracias- me dijo cogiéndolo.

Al menos uno simpático.

Era un hombre ya con sus años encima, ¿alrededor de 50? No se, pero no era muy joven, eso si era alto, un par de centímetros mas alto que yo, alrededor de 175 por lo que pude ver.

-De nada hombre- le dije y se volvió a meter

Y entonces fui a la habitación 8.

La tarjeta esa roja no tendría que ser algo bueno verdad.

Le metí la comida como a todos, pero nada.

-Ehh, señor. Puede coger la comida- le llame

Pero no contesto

-Edson, coje la comida, que no estoy para todo el día- le volví a repetir.

Pero Edson no cogió la comida.

Entonces me asome al de la habitación 7 y toque la puerta.

-Que le pasa a ese tío? - le pregunte

-No se- dijo y se volvió a alejar de la puerta.

A ver si la había cascao.

Mi primer día y ya se muere uno, madre mía.

Intente asomarme, pero no veía ni oía nada.

¿Y si abría la puerta?

Tampoco creo que sea para tanto, ¿no?

Cogí las llaves y abrí la puerta.

La luz entro en su habitación y vi a un chico sentado en una especie de silla, ¿con una camisa de fuerza?

¿Pero todavía usaban eso?

Bueno pues estaba atado a la silla, y tenía los ojos tapados.

-Ehh- le llame la atención

Pero no me contestaba

SENTIRDonde viven las historias. Descúbrelo ahora