CAPITULO 4

11.4K 823 399
                                    

Cuando llegue a casa Kay no estaba, lo que agradecía un poco porque quería dormir y con el en casa, iba a hacer de todo menos dormir. Como siempre que llegaba tarde, se me liaba a hablar de cosas y no me dejaba dormir. Y así estuve cosa de tres semanas, con la misma rutina.

Ahora que me acuerdo, no sabéis muy bien quien es Kay.

Kay es mi mejor amigo desde que me acuerdo, vivíamos en el mismo edificio, puerta con puerta, y cuando mi madre murió, fue con ellos con los que me quede, porque no tenia con quien quedarme. Algo triste pero ya es agua pasada – o eso intento- Ambos estudiamos lo mismo, bueno yo ya había terminado, por que si, aunque tenga 20 años he terminado la carrera, ventajas de ser listilla.

Al final te va a gustar el apodo y todo.

Calla

Si, listilla.

Bueno a lo que iba. Nos habíamos venido a vivir aquí, a una casa, con 18 años. Y nada, aquí seguimos, no se ni como nos seguimos aguantando, pero lo hacemos.

Kay físicamente, es pelirrojo, pero muy pelirrojo, color zanahoria. Tiene los ojos marrones color mierda, y es alto, pero no demasiado, es finitucho. Y conmigo al lado que delgada no es que estaba parecía mas delgado. Lo que tiene tener curvas querida.

Nah es broma.

Y también por su culpa, ahora a las 12 de la mañana estaba durmiendo, por estar mas de doce horas aguantando a unos psicópatas y al cansino.

Me levanté de la cama como pude y cogí el móvil.

Vi un mensaje de Kay.

Kay: sigues viva

Pringaaaaa

Era de hacia cosa de media hora

Brooke: Si pesao, déjame dormir

Aunque sabía perfectamente que cuando saliera de la uni, me iba a petar el teléfono.

Me levante de la cama y me fui a la cocina a por algo de comer, porque ayer no cene mucho y tenia un poco de hambre.

Me preparé un café y me cogí una cookie que había hecho ayer Kay.

Lo bueno de vivir con tu mejor amigo: que te cocina.

Me senté en el sofá mientras me comía la galleta, pero antes de terminármela, me empezó a sonar el teléfono.

Lo cogí, era un numero largo.

-¿Diga? -

-Brooke, eres tú verdad-

No, soy una jirafa.

-Si soy yo-

¿Quién es? ¿Y para que me llama? Que quiero dormir y no hablar con nadie.

-Soy Oliver, el del psiquiátrico-

-Ahh si, dime-

¿Qué quiere ahora?

- ¿Podrías venirte antes? Es que ha habido un problema y nos falta personal-

Me quede en silencio.

Pero si no hacia mas de 6 horas que me había ido de allí,

Joder

-¿Pero ahora? -

-Lo antes posible-

-Bueno pues enseguida voy-

-Gracias, esto se te sumara al sueldo-

-Vale, adiós-

Algo bueno

SENTIRDonde viven las historias. Descúbrelo ahora