Capítulo 18

134 25 0

(Zoe)


No podía creerme que Enzo se me acabara de declarar.

-Mentira –fue lo único que se me paso por la mente.

-No es una mentira. Es la primera vez que siento algo así por una persona –dijo dejando un beso en el dorso de mi mano.

Hizo que se me erizara la piel. Pero no iba a caer en esos trucos de ligón.

-Sin embargo... ya te he dicho que a mí no me gustas –dije retirando mi mano de su agarre.

-No mientas –dijo levantándose y rodeando la mesa. Me agarro de un hombro- Tu también sientes algo por mí.

-Que mierdas... -me interrumpir al notar que me acariciaba la mejilla.

A este ritmo sabía que caería ante él. Como si pudiera saberlo me estaba mirando con unos ojos tan profundos, como si estuviera leyéndome los pensamientos, como si pudiera ver que estaba empezando a sentir algo por él.

-Tengo razón –dijo de golpe, cogiendo mi cara entre sus manos.

Justo cuando iba a protestas bajo sus labios hasta los míos, aprovechando que los tenía medio abiertos, para colar su lengua en mi boca y juguetear con mi lengua. Estaba tan sorprendida que me quede con los ojos abiertos como platos, mientras que él los mantenía cerrados. Enzo estaba demasiado concentrado en el beso, en el apasionado y profundo beso que nos estábamos dando.

-¡Hey! Enzo, vamos a comer –alguien entro sin llamar y dejando que la puerta golpeara contra la pared, antes de que la cerrara con igual brusquedad.

Empuje a Enzo lo suficiente como para separarnos unos centímetros y ver quien había entrado, quien nos había pillado.

-Es que acaso no sabes picar a la puerta. Nos has interrumpido, estúpido –gruño Enzo a Shaun, que era en que había interrumpido.

-Sí, lo siento –dijo girándose como para irse, pero volvió a mirarnos y señalarme- Espera un segundo. ¡Eres tú! La chica de la otra vez.

Mierda. Me habían pillado.

-¿Qué es lo que tienes que ver con ella? –pregunto Enzo colocando un brazo por detrás de mí, dejando la mano en mi cintura.

-¿Qué es lo que tiene que ver contigo? A menos que ella sea tu novia...

-Cómo puedes ver. Ella es mi novia –le interrumpió acercándome a él.

Como Shaun se quedó mirándome, asentí dándole la razón a Enzo.

-Cierto... incluso se besaban... ¿Cómo puede ser que ella sea tu novia? –Shaun estaba totalmente en shock- además tú y yo tenemos que hablar.

-¿Qué dices? –dije indignada, no quería que sacara a la luz que estuve desnuda en su baño.

Di un paso hacia Shaun pero Enzo se puso en medio, impidiéndomelo.

-No sé qué está pasando, pero si tienes un problema con ella, resuélvelo conmigo.

-No deberías meterte –dijo Shaun empezando a elevar la voz- Ella debería ir a la cárcel.

-No sé de qué se trata, pero no dejare que le toques ni un pelo.

-¡Te dije que no te metieras en medio! –grito cogiendo a Enzo de las solapas de la camisa.

-¿Acaso no me escuchaste a mí? soy su novio –dijo sin inmutarse, totalmente en calma.

El caos se desato en un segundo Shaun se puso a dar puñetazos, hacia Enzo. Este solo los esquivaba e intentaba pararle.

-Soluciónalo hablando, Shaun –dijo a modo de orden mientras le cogía de las muñecas.

-Estas engañándola ahora mismo. A ti ya te gusta otra persona. ¿O acaso ya has olvidado a la hermana pequeña de Nolan? ¿Qué haces tonteando con esta chica?

-¿Qué? –pregunte.

-¿Qué estás diciendo? –Pregunto Enzo soltando a Shaun y volviendo a mi lado- Ella es Zoe, la hermana de Nolan.

-Entonces tu eres la hermana de Nolan... -Se acercó a mí y empezó a zarandearme mientras me gritaba- ¡Ahora lo entiendo todo! ¡Incluso aquella vez que te vi desnuda en la ducha! ¡Nolan ese tío... me ha engañado!

-Lo siento, pero creo que debes irte –dijo Enzo algo amenazante separándome de Shaun.

-¿Por qué? –pregunto Shaun algo molesto por que lo echaran.

-Odio cuando un cotilla interrumpe mi cita con mi novia.

-¿Perdona? Tú eres el único que se metió en mis asuntos.

Justo cuando Enzo iba a responder alguien llamo a la puerta. Enzo la abrió mientras preguntaba quién era. Mónica apareció al otro lado del marco de la puerta. Mierda. A este paso me iba a ver todo el internado aquí. Por lo que salte por la ventana, por la que había entrado.

Pude escuchar a Enzo gritarme que esperar pero le ignore y seguí corriendo. Corrí hasta la parte de atrás de los dormitorios y me senté con la espalda en la pared ¿Cómo se habían complicado tanto las cosas? Solo debía de haber estado un momento en la habitación de Enzo.

Enzo... No podía parar de pensar en que la había cagado al sucumbir a lo que sentía por él. Es el enemigo de Nolan. ¿Qué había hecho? Si yo saliera con Enzo... el venir aquí y hacerme pasar por Nolan, no habría servido para nada. Enzo fue el que forzó a mi hermano a entrar en el que está en el que se encuentra.

Aunque siempre podía.

-Exacto puedo hacerlo de esa manera –murmure en voz alta.

-¿Qué manera? –Dijo Enzo apareciendo a mi lado, sonriendo- Es como si estuviéramos jugando siempre al escondite. Aun es más divertido de esta manera.

-Seré tu novia –declare, poniéndome en pie.

-¿Qué? ¿No decías que nunca lo serias?

-Me has hecho ver lo que siento por ti –dije para convencerle- Pero tengo una condición.

-¿Condición? ¿Qué condición?

-Aparte de lo que ya sabes. No puedes tratar de descubrir nada más sobre mi o mi familia.

-¿Qué? ¿Por qué?

-Te diré mi número de teléfono, pero no trates de averiguar más. Ni donde estudio o donde vivo, nada. Si no puedes hacerlo, romperé contigo –dije claramente.

-Decirlo de esa manera hace parecer que tuvieras algún secreto. De acuerdo. Una relación con misterio... será divertida. Sin embargo, si por alguna razón no puedo contactar contigo, no garantizo nada.

-Eso no pasara. Además mi hermano estará aquí.

-Nolan –murmuro mi nombre distraído- Ahora que estamos de acuerdo con el trato. Vamos.

ZoeRead this story for FREE!