Capítulo 23

104 17 0

(Zoe)


-¿Qué haces aquí?- me pregunto Shaun.

-Soy Zoe, la hermana de Nolan.

-Se quién eres. Pero...

-He decidido que aceptare tu oferta –le interrumpí.

-¿Qué? –pregunto sorprendido.

-He dicho que seré tu novia.

Se quedó mucho rato mirándome como si no se pudiera creer mis palabras.

-Entonces me voy –dije girándome para salir.

Pero me agarro de la muñeca impidiendo que me fuera, tirándome de mí hasta quedar tumbada en su cama a su lado.

-¿Qué estás haciendo? –me queje.

-Ya que esto es un sueño no puedo dejar que te vayas –dijo poniéndose sobre mí, inmovilizándome las piernas y agarrándome las muñecas.

-¿Sueño? ¿De qué hablas?

-Si. Esto tiene que ser un sueño. Colarte aquí y declararte a mí.

-¿Quién se declaró?

-¿No dijiste que serias mi novia? –dijo sonriendo.

Me tenía demasiado fuertemente apretada contra mí. Para ser alguien a quien pego bastante continuado ahora no puedo con él por mucho que le empujaba.

-No te puedo dejar ir. Ya que es un sueño, al menos dame un beso –dijo acercando sus labios demasiado cerca.

Justo cuando quedaban un escaso centímetro la puerta de nuestro cuarto se abrió.

-¡Shaun, necesitamos tu ayuda! –dijo uno de los chicos que entro, que se pararon de golpe al verme- ¡Es una chica!

Aprovechando el despiste de Shaun por la interrupción le sí una patada en la pierna, para poder salir de debajo de él y salir corriendo.

-Es la novia secreta de Shaun –dijo un chico a mi espalda.

-Se escapa –dijo él otro.

Los gritos de los chicos alertaron a toda la planta de dormitorios que empezaron a salir y a perseguirme, como pervertidos.

Me escondí en los baños públicos del dormitorio.

Mierda, aquí no había salida.

-Esta acorralada ha entrado en el baño –dijo un chico que venía corriendo por el pasillo.

Me fui hacia el fondo del baño donde estaban las duchas y de repente una mano tapo mi boca. Me arrastro hacia atrás haciendo que me metiera en la ducha con él. Me cale entera.

-Shh... cállate –me susurro.

Cuando los pasos se acercaron me gire y vi que era Marco.

-Vete al final de las duchas y coge mi ropa –me dijo.

Así lo hice. Me puse una camiseta de Marco que tenía ahí y escondí el largo del pelo bajo la camiseta.

Escuche como los chicos descubrieron a Marco duchándose y este no revelo mi posición.

Cuando salí con una toalla secándome el pelo todos se quedaron sorprendidos.

-¡Nolan! –exclamaron sorprendidos.

-¿Qué pasa? –respondí.

-¿No has visto a una chica? Entro aquí...

-No –conteste negando con la cabeza.

-La hemos buscado por todas partes pero no está aquí –se pusieron a comentar entre ellos- ¿Dónde se habrá metido?

-Ni que fuera la primera vez que vierais a una chica ¿No os parece que estas armando demasiado escandalo? –comento Marco, envuelto en una toalla.

Eso me hizo pensar que antes, mientras me agarro para esconderme, él se estaba duchando por lo que debía de estar desnudo. Qué vergüenza.

-Pero no sabemos si es la chica desnuda de la otra vez –comento uno de los chicos a Marco.

-¿De verdad es tan raro ver a una chica desnuda en los tiempos que corren? ¿Por qué no os largáis y me dejáis acabar mi ducha tranquilo?

-Lo sentimos –todos se fueron corriendo.

Me quede mirando a Marco. Estar dentro del grupo de Enzo parecía tener mucha influencia sobre los demás.

-¿Admiras mi cuerpo? –pregunto Marco sacándome de mis pensamientos.

-No. Solo estaba agradecida porque me has ayudado.

-Mi ropa te está muy grande -Tenía razón la camisa era tres tallas más grande de la mía- Anda cámbiate por las tuyas, ahora.

-Pero...

Quería preguntarle si me había descubierto pero no podía hacerlo. Porque si no lo sabía con la pregunta empezaría a sospechar.

-Eres Zoe Edwards ¿verdad? He oído mucho sobre la gemela de Nolan, por eso te he reconocido. A primera vista te pareces mucho a él. Así que pensé que si llevabas nuestro uniforme te parecerías a tu hermano.

-Ya veo –dije aliviada de que no me hubiera pillado- gracias.

-¿Nolan? –Dijo Shaun entrando en el baño- Yo preguntándome dónde estabas y estabas aquí.

-Estábamos profundizando nuestra amistad –dijo Marco siguiéndole la corriente poniendo su brazo sobre mis hombros.

-Aléjate de él. No lo contamines –se quejó Shaun alejando a Marco de mí.

-¿Contaminar? –murmure para mí.

-¿Has visto a tu hermana? –me pregunto Shaun.

-¿Qué pasa con su hermana? –pregunto Marco antes de dejarme contestar.

-Nada –dijo fingiendo inocencia. Luego me cogió una mano- no te preocupes a partir de ahora ¿Vale? Entonces me voy.

Marco soltó una carcajada cuando Shaun se había ido.

-Ni siquiera Shaun ha sido capaz de reconocerte.

-Sí, bueno, somos gemelos idénticos.

-Pero aun así, siendo gemelos se supone que deberíais ser diferentes, pero vosotros dos sois simplemente demasiado parecidos. Pero bueno... date prisa y cámbiate antes de que entre alguien más.

-Si me cambio rápidamente y te devuelvo la ropa.

No parecía que hubiera descubierto mi identidad, pensaba en eso mientras me cambiaba a mi ropa de Zoe.

Para cuando salí Marco ya se había puesto el uniforme y se estaba acabando de peinar.

-Toma –dije pasándole la camiseta- muchas gracias, por ayudarme.

-Sí, saldré yo primero y distraeré a los chicos. Así que sal dentro de unos segundos más tarde, con discreción. Ah y ven a mi si Shaun y Enzo te molestan demasiado.

Dicho esto se fue sin dejar contestarle. ¿Qué se supone que quiere decir con eso?

Después de eso me asome a la puerta y ya no había nadie en el pasillo por lo que corrí y me cambie, poniéndome el uniforme de Nolan. Había hecho más cambios de ropa en menos de una hora que en toda mi vida.

En cuanto acabe me fui a mi habitación y Shaun no estaba, seguro que estaba buscándome por el dormitorio junto con el resto de salidos.

Me eche en la cama. Por hoy ya había sido demasiado cansado.

ZoeRead this story for FREE!