Capítulo 27

96 20 3

(Zoe)


-¿Estas bien, de verdad? –me pregunto Shaun.

-Sí, lo estoy –dije intentando sonreír, fue cuando note su cara hinchada- A ti te han dado mucho más que a mí. Creo que deberías ir a un hospital.

-Estas heridas no son nada –dijo quitándole hierro al asunto- ¿Quiénes son esos bastardos?

-No lo sé simplemente me alguien me cito detrás de los dormitorios y cuando fui me encontré con ellos. Alguien les ha contratado para apalearme.

-¿Qué? ¿Quién les ha ordenado que te peguen? –pregunto sobresaltado.

-No tengo ni idea –dije sinceramente.

-¿Pero cómo han podido conseguir tu número de teléfono?

-No lo sé, quizás de cuando puse mi perfil en internet para buscar trabajo, encontraran mi número. No lo sé.

-¿Por qué trabajas tan duro?

-Ya te lo he dicho. Necesito dinero que mandar a casa.

-¡Ya te he dicho que te daría dinero, así que deja ya ese trabajo!

-¿Qué rayos dices? ¿Quién soy para ti? ¿Qué me das dinero?

-¡Dijiste que eres mi novia!

-¿Cómo que tu novia? Solo dije que intentaría salir contigo.

-Te daré diez millones cada mes, así que se mi novia –dijo tratándose de imponerse a mí.

-¡Se acabó lo de ser novios! –declare.

¿Qué se pensaba que me podía comprar como a una prostituta? ¿Tan bajo me tenía? Sera egocéntrico y narcisista.

-¿Qué? –pregunto sorprendido.

-No me gusta el dinero. Así que ve a buscarte alguna puta cara que salga contigo.

Dicho esto me levante y me fui. Ignorando las llamadas de Shaun, que se quedó sentado en el banco.

¿Cómo ha podido decir algo así después de todo? Encima se creerá que no tengo ni pizca de orgullo ni de amor propio. Es un bastardo ¿Se piensa que me puede comprar? Pues se puede meter su sucio dinero por donde no toca el sol.

No puede dejar de pensar que por muy cabron que Enzo se había portado, nunca me había denigrado de la manera en que lo había hecho Shaun.

Entonces pensé en Enzo, en la misma situación que había pasado con Shaun. Como si Enzo fuera capaz de abrazarme y yo dejarme relajarme entre sus brazos.

Me gustaba la idea pero sabía que eso no podría suceder.

Estaba cerca del dormitorio cuando me entro la pena de nuevo así que me agache y volví a llorar. Quiero que Enzo este conmigo...


******


Cuando me levante al día siguiente Shaun ya se había ido y de camino a las clases me encontré con el grupo. Troy, Marco, Shaun y Enzo. Como me llamaron me uní. Técnicamente como Nolan, Shaun y yo, no teníamos problemas.

Marco me acuso de haberle pegado y luego me exigía que como su compañero debería de haberlo sabido. Shaun se enfadó y no dejo que los otros hablaran.

-He llamado a una amiga para que te cure –dijo Troy.

-Ya he dicho que estoy bien. Dejadme en paz –se quejó Shaun.

Y pensar que esta así por mi culpa... me arrepentía de haberlo dejado así pero no del todo.

Apareció Mónica y Troy la acerco a nosotros.

-¿Quién te pidió que hicieras algo tan inútil?

-¡Oh! Vaya ¿cómo has acabado tan malherido? –pregunto angustiada Mónica.

-Nos ha dicho que se ha caído –dijo Troy a Mónica.

-Déjame ver –dijo Mónica acercándose a Shaun- Sera mejor que vayamos a la enfermería a que te pongan hielo en el ojo, está demasiado hinchado.

-Cuida a tu compañero –me dijo Troy.

-Sí, claro –dije.

-¿Hielo? No lo necesito –dijo a gritos Shaun.

-Eres demasiado bonito como para que dejes que te aparezca un moretón en el ojo. Las chicas estarán muy disgustadas –dijo Mónica en broma.

-Estoy bien. De todas formas me puedo quedar en la habitación unos días.

-Pero te lo tienes que curar igual –dijo Troy.

-Que pesados –dijo Shaun yéndose.

-Lo siento Mónica. Luego ya lo llevare yo a la enfermería –dijo Troy antes de seguirle, junto con los demás.

-¿Ayer paso algo? –pregunto Mónica una vez estuvimos solas.

-Em... esto...

¿Enserio tenía que hablar de eso con ella? No me apetecía revivir lo que había sucedido ayer.

-¿Me estas ocultando algo, Zoe?

-No, claro que no. No intento esconderte nada –dije rindiéndome y contándole lo que paso anoche.

-Oh Vaya... ¿Cómo ha podido pasarte algo así? ¿Estás bien verdad?

-Creí que estaba en peligro, por suerte Shaun apareció llegando a tiempo y me salvo.

-Debiste de haber estado muy asustada.

Ella se veía realmente preocupada por mí. Estaba equivocada al pensar que solo me estaba usando.

-¿Quién crees que ha podido hacerte algo así?

-No tengo ni idea. No creo que haya enfadado a nadie para que contrate a nadie a darme una paliza.

-Shaun arriesgo su vida por salvarte.

-Pero pretendía comprarme como a una puta ¿Qué clase de persona se cree que soy?

-Yo creo que es porque es tímido. Es porque no sabe cómo expresar su amor. Solo trataba de ser honesto.

-Pero...

-Tal y como yo lo veo, le gustas de verdad –me interrumpió- Si no, ¿Por qué arriesgarse para salvarte entonces?

-Sí, pero...

-Además ha ocultado lo que sucedió ayer para protegerte. ¿Por qué no le das otra oportunidad? Shaun sería muy feliz. Comparado con Enzo seguro que es mejor partido.

Comparado con Enzo, Shaun parece mejor... ¿De verdad? Pero Enzo es...

De acuerdo. Ire a la enfermería, seguramente Troy ya habrá llevado a Shaun. Así podre curarle los golpes. A partir de ahora cuida de él ¿Vale?

-¿Yo?

-Se hizo daño por tu culpa ¿no?

-Sí, ya lo pillo.

Dicho esto yo seguí mi camino y vi como Mónica se fue por donde se habían ido los demás. Me sentía más hundida que cuando me había despertado esta mañana, si era posible.

ZoeRead this story for FREE!