Capítulo 7

166 21 1

(Zoe)


Volví al cuarto. Se me habían quitado las ganas de comer.

Nada más abrir la puerta me encontré con otra reunión de los chicos. Estaban: Enzo, Troy, Marco y Shaun. Bebiendo.

-Llego el cobarde –brinda Shaun con Troy.

-¿Sigues sin aceptar el reto? –pregunta Enzo mirándome fijamente.

Estaba a punto de preguntarle para que quería que me uniera a su grupo o si ya me había descubierto. Necesitaba saber más de Enzo y de que había pasado con mi hermano.

-¿Y si le gano que gano yo? –pregunte.

-Unirte al grupo ¿Te parece poco? Nadie te molestara si vas con nosotros.

¿Y si los que me molestáis sois vosotros? Estuve a punto de preguntar. Por suerte no salió de mis labios.

-Acepto. Por el momento –dije mirando a Enzo, desafiante.

-Pues vamos a celebrarlo –dijo levantando su vaso.

Todos se pusieron a beber. Troy me ofreció un vaso lo cogí y me puse a beber con ellos. Lo fui bebiendo poco a poco, mientras que los demás se pusieron a beber como si volvieran después de estar tres años en el desierto.

Para cuando se fueron los demás. Shaun estaba dormido, borracho perdido y yo había bebido de más lo podía saber porque no podía mantener la mente centrada.

Más que nada porque la idea que se me había ocurrido, sabía que no era buena, pero aun así mi cuerpo se estaba moviendo por sí solo.

Me puse mi peluca, una camiseta mía y una falda. Una vez vestida de chica me acerque a Shaun y lo zarandee para despertarlo.

-Despierta Shaun.

-Mmmm...

-Despierta, imbécil.

-¿Tu eres...? –pregunto abriendo los ojos.

-La chica de antes –le aclare interrumpiéndole.

-¡La chica desnuda de antes! –grito incorporándose mientras me señalaba.

-Desnuda, dice... -susurre ofendida.

Le di una patada en las piernas. Shaun aulló de dolor mientras me maldecía.

-He venido aquí para decirte que no tengo ninguna relación con tu compañero. Ninguna clase de relación con Nolan –dije cogiéndole por las solapas de la camisa.

-Si no lo conoces entonces ¿Cómo sabes su nombre, borracha?

-¿Cómo te atreves a llamarme borracha cuando eres tú el que esta ebrio?

-Pues te llevare a la policía. Esto es allanamiento de morada.

-Estarás muerto antes de ir a la policía –dije enfadada.

Levante el puño para darle un puñetazo pero me agarro la muñeca.

-¿Puedes pegarme estando borracha? –dice riéndose.

Frustrada de no haber tenido los reflejos para poder pegarle. Pensé, con claridad por una vez, y decidí irme antes de que me descubriera.

Me solté de Shaun y corrí, como pude, y salí por la ventana. Pero me tuve que dar la vuelta al escuchar un ruido a mi espalda. Shaun había saltado tras de mí y corría a por mí.

Que molesto es este tío. Me puse a correr.

Pero como era de esperarse al ir sin ver bien por culpa de la bebida tropecé, con mi propio pie. Cayendo de bocas.

-Te tengo –dijo Shaun tirándose sobre mí, aplastándome- ya no puedes huir más, zorra.

-A mí no me llames así –le golpee en la cabeza.

Empezó a devolverme los golpes, así que me defendí como pude. Acabando rondo mientras nos pegábamos de puñetazos y patadas. He de decir que él no me estaba dando fuerte por lo que acabe ganándole al garle un golpe que lo dejo inconsciente, o puede que se quedara cao por la bebida.

Debí de quedarme dormida a su lado porque cuando volví a abrir los ojos ya era de día y Shaun seguía dormido a mi lado. Por un momento no me acordaba de que había pasado, hasta que vino a mi mente lo que había pasado. Que estúpida había sido. Entonces aun me di cuenta de que iba vestida de chica. Tenía que volver al cuarto antes de que Shaun despierte y sin que nadie me vea.

Me puse en pie, aun me dolía la cabeza.

-¿Una chica? –escuche una voz.

Sorprendida me gire y vi a Alan impactado. Mierda, lo que me faltaba.

Le di una patada en las costillas para hacerlo callar.

-Cállate, imbécil. Si vas por ahí hablando de mí, te matare muchas veces.

Se puso a toser por el golpe mientras se aguantaba las costillas con los brazos.

Este chico ha estado molestando a Nolan hasta ahora, y no tengo claro si es o no el motivo de su suicidio. No puedo dejarlo ir así como así. Lo que me dio una idea. Sonreí maliciosamente.

-Quítate la ropa –le ordene.

-¿Qué? –pregunto confuso.

Le solté un puñetazo en el estómago. Doblándolo por la mitad

-¿Te lo vas a pensar mejor? ¿Te vas a quitar la ropa o te la quito yo a golpes? –le pregunte amenazante.

-Tienes suerte de ser una chica. Si no te hubiera dado una paliza que no te reconocería ni tu padre –dijo quitándose la chaqueta.

-Date prisa –le apresure.

Cuando lo tuve en calzoncillos lo tire al suelo y le ate los brazos y las piernas con su propia chaqueta al lado de Shaun.

-Y no grites o volverás a vértelas con mis puños.

Cogí la ropa de Alan y corrí hasta los arbustos para poder cambiarme. Fue incómodo y me raspaba con las ramas pero por lo menos podía volver a los dormitorios con ropas de chico. Por lo que podía ir al dormitorio sin llamar la atención y lo más importante vestida. Tenía la sensación de que había pasado demasiado tiempo yendo por ahí en toalla o sabana.

Para cuando Shaun volvió a la habitación ya me había duchado, secado y puesto el uniforme para ir a clase.

-Buenos días. No te vi cuando me desperté ¿Al final te fuiste al otro dormitorio, con los chicos, el resto de la noche? –pregunte haciéndome la tonta, como si no supiera nada.

-¿Dónde está esa puta? –pregunto mirando por todo el cuarto.

-¿De que estas hablando? –pregunte mordiéndome la lengua para no saltar y pegarle por insultarme.

-Deja de actuar. ¿Dónde está la chica que estaba aquí anoche?

ZoeRead this story for FREE!