Capítulo 9

132 19 0

(Zoe)


-Enzo solo estaba jugando con tus sentimientos.

-¿Pero...? ¿Por qué Enzo...? –balbuceé confusa.

-Enzo ya era así desde niños, él siempre fue muy popular entre los compañeros, siempre ha sido muy extrovertido, y le gustaba jugar con los sentimientos que tenían los demás por él. Como yo, también fui una de sus víctimas –dijo cabizbaja.

-No hay manera de que yo...

-De todos modos, más tarde tú fuiste dejado cruelmente lejos de él –me interrumpió- y desde entonces lo has odiado.

-Necesito pensar en lo que me acabas de decir –era demasiado para asimilar de golpe.

-Claro, necesitas tiempo para asimilar y ordenar tus ideas y sentimientos –dijo asintiendo con complicidad.

Me despedí de Monica y salí de su casa aun con sus palabras rondándome la mente.

Pensar que a Nolan le gustaba Enzo me parecía increíble. No porque mi hermano fuera gay o no sino por no haber sabido nada hasta ahora. Lo que en verdad me estaba enfadando era saber que Enzo había hecho daño a Nolan jugando con sus sentimientos... es un jugador.

Me surgió una urgencia de ver a Nolan antes de que todo se pudiera enredar más. Eso haría. Iría a ver a Nolan.

Cogí el primer autobús dirección al hospital, ni siquiera me cambie. Iba vestido de chico, con las ropas del padre de Mónica.

-Nolan –le llame en cuanto entre en su habitación.

Giro su cara en mi dirección pero no reacciono de ninguna manera al verme vestido de chico. Ni se inmuto.

-Enzo...

Nada más nombrarlo su cara cambio por completo. Se veía angustiado totalmente.

-Tú sabes sobre Enzo ¿verdad? –pregunte arrodillándome frente a Nolan.

-Enzo.

Es la primera vez que habla desde el accidente. La primera palabra y es el nombre de ese idiota. Comenzó a llorar de la nada, lloraba en silencio.

De repente mi hermano empezó a agitarse y zarandeándome a mí violentamente, mientras gritaba el nombre de Enzo.

Entro una enfermera al escuchar los gritos.

-¿Qué ocurre? –pregunto mientras se acercaba a calamar a Nolan.

-No lo sé, se ha puesto así de repente –le explique.

-Traed calmantes –pidió asomándose al pasillo para luego dirigirse a mí- Por favor salga.

Salí y volví al internado, no tenía nada que hacer aquí ahora mismo. Aproveche cuando llegue de cambiarme y ponerme el uniforme limpio que guardaba.

Como necesitaba estar sola subí a la azotea y me senté en el suelo. Sintiendo el calor y el aire en mi cara. Necesitaba pensar en cómo actuar a partir de ahora.

Por cómo había reaccionado Nolan a la sola mención de Enzo parecía que lo que Mónica me había dicho podía ser real. Sin embargo pensar que Nolan se juntaría con Enzo que es esa clase que persona... pensé que era un simple caso de bullying, pero no era eso.

-Te escondías aquí –escuche a mi espalda.

Me gire y vi un chico que me sonaba de haberlo visto por los pasillos, pero nunca había hablado con él.

-Perdona ¿Quién eres? –le pregunte.

-Soy Lucas –se presentó antes de sentarse a mi lado.

-Nolan –me presente también.

-Ya lo sé. Me preguntaba donde estarías desde que te fuiste de clase.

Yo no lo conocía. Pero puede que Nolan sí. ¿Esta era nuestra primera conversación?

-Yo también venía a menudo aquí el año pasado –dije suspirando.

-¿Por? –me obligue a preguntar.

-El año pasado fui el saco de boxeo de todos. Como tú lo eres ahora.

-Ya... Ya veo...

-Tú ¿realmente olvídate todo en el accidente? –pregunto curioso.

-Lo siento.

-Tú eres el único que me hablabas a pesar de que era el hazme reír del internado.

-¿Qué? –pregunte confuso.

No hay manera de que Nolan hiciera eso. Siempre solía evitar cualquier cosa que pudiera llevar problemas.

-Me gustaste desde el primer día –dijo riendo.

-¿Eh?

-No pienses más de la cuenta. No me gustabas de esa manera. Tú tenías buena reputación y ganaste toda la atención, tu personalidad era buena y tu rostro parece el de una chica, eso gustaba a todos. Enseguida te hiciste amigo de Enzo y Troy.

-¿Con Enzo? –pregunte para ver que me podía decir Lucas de lo que paso.

-Sí, te convertiste en el líder de primer año y todos te envidiaban y dejaste de hablarme por ese entonces. Además te uniste a los demás pegándome e insultándome.

Eso de tratar mal a alguien no suena en nada al dulce y tímido Nolan que yo conozco. Él no es así, o por lo menos no era así antes.

-¿Cómo llegue a ser el objeto de burla de todo el internado? –pregunte.

-De alguna manera Enzo dejo de ser amable contigo. Se empezó a decir por las aulas que vosotros habíais peleado, una pelea fuerte y que Alan también te pego. No sé exactamente la razón, nadie la sabe, pero desde entonces tú te convertiste en la victima de sus acosos. Pero desde que has vuelto del hospital has cambiado.

-¿Cambiado en qué sentido?

-De repente te estas intentando unirte de nuevo al grupo de Enzo y ya no te juntas conmigo ¿Sabes quién fue tu mano derecha en ese momento? Enzo solo fui uno de los que te torturaron a través de Alan.

-¿A través de Alan?

-Si de todas formas Alan y Enzo dejaron de hablarse después de que te convirtieras en la victima del instituto –comento.

Lo que me dio a entender es que Enzo es la persona que más daño a Nolan. Quien lo hundió hasta el punto de intentar suicidarse.

Me sentí derrotada por tantos sentimientos e enterré la cara entre las piernas por un momento.

-Lo siento, realmente lo siento Lucas. Te he hecho daño y aun así vienes a ayudarme. Probablemente no creerás escusas pero yo realmente lo siento.

-Ya lo supere cuando te convertiste en víctima y deje de serlo yo –dice e broma.

-Yo no voy a serlo más –dije mirándole a los ojos.

-¿Qué quieres decir?

-No me voy a estar quieto más tiempo.

-¿Qué dices? –pregunto confuso.

-Hay algo que tengo que hacer –dije poniéndome en pie y mirando el campus desde arriba.

ZoeRead this story for FREE!