Capítulo 22

119 18 1

(Zoe)


-¿Qué te crees que estás haciendo? –dije empujando a Shaun del pecho cortando el beso.

Le mire a la cara molesta. Shaun se sonrojo provocando que a mí me entrara la vergüenza ¿Acaso le gusta de verdad? No me lo odia creer. Además él tiene entendido que estoy saliendo con Enzo.

-La razón por la que te pido que seas mi novia es... -dijo suavemente para luego sonreír de medio lado- porque te he visto desnuda.

-Eres un pervertido –dije antes de darle una patada en el centro de sus huevos e irme ignorando sus quejas.

¿De qué va? ¿Se piensa que ver desnudo a alguien ya es un motivo para hacerse pareja? ¿Qué cojones? Sería mejor que me cambiara, y me pusiera el uniforme antes de volver. Shaun había hecho mi turno, ya hablaría con el jefe más tarde, menos mal que ya me conoce.

Estaba en la puerta del baño, a punto de entrar en el de los hombres cuando alguien tiro de mi bolsa hacia atrás.

-¿No crees que te estas equivocando, Zoe? –pregunto alguien a mi espalda.

En cuanto me gire vi que era Mónica ¿Qué hacia ella aquí? Tenía que hacer como que no la conocía, ya que como Zoe aún no la conozco. Solo la he visto cuando estaba en el cuarto de Enzo la última vez.

Espera... ¿Me ha llamado por mi nombre? ¿Sabe quién soy?

-¿Perdón? –Pregunte- ¿Me conoces?

-Por supuesto, eres la hermana gemela de Nolan ¿no? Os parecéis tanto.

-¿Cómo lo has...?

-Porque eres la novia de Enzo ¿o quizás eres Nolan, también? –dijo mirándome seriamente, me ha pillado. No fui capaz de articular palabra- Te vi cambiarte a la ropa de chica antes. Vi a Nolan entrar en el baño de chicas y luego solo saliste tú. ¿Y ahora encuentro el uniforme del internado en esta bolsa? –dijo abriendo la bolsa y sacándolo.

Se acabó. No puedo vivir más como Nolan en el internado. Y también la venganza contra los que le hicieron daño... se habrá ido a la mierda.

-Pero no te preocupes. Por mi parte no diré nada. Solo tienes que fingir ser Nolan –dijo sorprendiéndome.

-Pero esta contra las normas...

-Está bien. Aunque sea la hija del director no diré nada. Mientras puedas fingir ser Nolan y vengarte de Enzo y todas esas cosas, no me importa. Ahora ves a cambiarte, te invito a mi casa –dijo pasándome de vuelta la bolsa.

-Si voy.

Entre en el baño de hombres con la bosa con el uniforme. En cuanto me cambie y salí, Mónica aún estaba ahí esperándome. Fuimos juntos a su casa.

No sabía que me esperaba con Mónica. Pero por lo menos no se iba a ir de la lengua mientras siga con lo de la venganza hacia Enzo.

-Toma. Bebe algo –dijo ofreciéndome un refresco.

-Gracias.

-Así que finges ser tu hermano Nolan, para vengarte por él. Y pensar que Nolan está bajo tratamiento en el hospital... -le había contado la historia durante el camino a su casa.

-Quiero vengarme de toda la gente que hizo eso a mi hermano. Especialmente a Enzo.

-¿Entonces por qué sales con él? –me pregunto suspicaz.

-No es porque me guste –le dije para aclararle- salgo con él por venganza.

-¿Venganza?

-Sí, voy a dejarle luego. Justo como él hizo con mi hermano.

-Tienes razón. Nadie ha dejado nunca a Enzo. Además, te escuche hablar con –Shaun antes. Sobre lo de su oferta de ser su novia.

-No te preocupes por eso. Lo que Shaun dijo es una...

-Acepta su oferta –me interrumpió.

-¿Qué?

-Sal con él –dijo sin un atisbo de broma en su tono.

-Pero estoy saliendo con Enzo.

-Vas a serle infiel. Cuando Enzo se entere será un golpe más grande de lo que esperas.

-Ya veo –conteste pensativa.

-Y también necesitaras el dinero que Shaun dijo que te pagaría.

En eso tenía razón.

-Pero no sé qué pretende Shaun al pedirme que salga con él.

-A ese chico le gustas –dijo sonriendo.

-No puede ser. No me conoce.

-Shaun es el completo opuesto de Enzo, aunque es una estrella en el internado, no sabe mucho sobre chicas y es muy inocente. No parece que aun acepte el hecho de que le gustes, pero se pone celoso por el hecho de que sales con Enzo. Por eso ha hecho esa ridícula oferta, que aprovecharemos.

-No me puedo creer que le guste.

-Eres la chica que capturo el corazón de Enzo eso significa que tienes un encanto especial.

-¿Yo? ¿Un encanto? –pensaba que lo decía en broma. Hasta que me abrazo fuertemente- ¿Mónica?

-Pobrecita, debe de haber sido muy duro pretender ser un chico todo este tiempo –dijo antes de terminar el abrazo- No te preocupes porque voy a ayudarte a partir de ahora, haz lo que te diga ¿Vale?

-Por supuesto –conteste.

Después de estar un rato charlando de cosas innecesarias, hasta que se hizo tarde y tuve que irme de vuelta a los dormitorios.

Pensé que se había terminado todo cuando Mónica había descubierto quien soy y que estoy suplantando a mi hermano, pero gracias a dios que esta de mi parte. Nuestra meta es la misma. Me alegro de que vaya a ayudarme.

Por el camino al internado pensé en la oferta de Shaun. El dinero era tentador y Mónica había tenido razón sobre lo de que aceptar su oferta haría que Enzo sufriese más.

Cabe metiendo en uno de los baños públicos de los dormitorios y me volví a cambian a Zoe. Lo mejor sería aceptar su oferta lo antes posible, no vaya a ser que cambiara de opinión.

Sabía que Shaun estaría en los dormitorios por lo que use la llave para entrar. Por suerte ya no había nadie en los pasillos.

Entre en la habitación, estaba tumbado en su cama volteado hacia la pared. Toque su hombro para despertarle. Cuando se giró y me vio dio un bote sentándose de golpe en la cama.

-¿Qué haces tú aquí? –pregunto sobre saltado.

ZoeRead this story for FREE!