Capítulo 39

110 21 2

(Zoe)


-Dame el móvil. No me bajare hasta que no lo borre.

Cuando levanto el remo yo me tire contra él, tumbándolo en el suelo del bote mientras gritaba para que me diera el móvil mientras él se revolvía para evitarlo.

Cuando logre quitárselo no me lo pensé dos veces en tirarlo lo más lejos que puede al agua antes de que el moreno lograra quitármelo.

El moreno en un arrebato me tiro al agua donde yo no hacia pie.

-Ayuda –grite- no sé nadar.

Me estaba ahogando aunque hacia todo lo posible por mantenerme a flote. Cuando el agua empezó a hundirme note como unos brazos me subían a la superficie desde detrás. Por lo que no me podía agarrar a nada para subir más.

-Cálmate, Nolan –escuche la voz de Enzo a mi espalda- el agua no cubre tanto como parece.

Empezó a arrastrarme impidiendo que me agitara como mi instinto quería que hiciera. Según nos íbamos acercando a la orilla note como me agarraba en brazos. Yo tenía los ojos cerrados mientras escupía el agua que había tragado.

-¿Una chica? –pregunto Enzo.

Entonces me di cuenta que la camiseta estaba pegada a mi cuerpo y como no tenía el vendaje se notaban mis pechos. Me revolví en sus brazos mientras me los tapaba con mis manos. Me bajo dejándome en pie.

-Zoe ¿Estas bien? –dijo Shaun corriendo aunque pude ver como se arrepintió de sus palabras al darse cuenta de que Enzo estaba a mi lado.

-¿Eres Zoe? –me pregunto Enzo.

-No, yo soy...

Me gire con la intención de poner algo de distancia pero me agarro la camiseta por detrás y al tirar saltaron todos los botones y la acabo de romper. Me había dejado expuesta ante ellos. Shaun se giró rojo mientras yo me tapaba con las manos. Volví a girarme para correr, pero Enzo me abrazo por la espalda.

Sus brazos estaban sobre los míos, que tapaban mis pechos y mi espalda estaba pegada a su desnudo pecho.

-Suéltame, suéltame –dije enrojeciendo de vergüenza.

-¿Por qué estas siendo estúpida? ¿Adónde vas a ir así? –Dijo antes de apoyar su cabeza en mi pelo- Eres Zoe... siempre logras sorprenderme.

Luego le pidió la camiseta a Shaun y se giró para darme intimidad mientras me la ponía. Nos sentamos en la arena a pensar.

-Solo puedo pedir perdón por haber suplantado a mi hermano, haciéndome pasar por chico todos estos días –dije contándoles la verdadera historia.

-Nunca supe que Nolan podría terminar así –dijo Enzo pensativo.

-Eres idiota. Estabas tonteando y lograste que Nolan terminara en el hospital –dijo Shaun.

-Ya está bien. No os peléis –les interrumpí.

-También me lo ha hecho a mí –se quejó Shaun.

-Siento haberte utilizado. Fuiste tú quien nos detuviste cuando íbamos a escaparnos –dijo Enzo.

-¿Me lo hiciste por eso?

-Dejadme deciros que a Mónica le he gustado yo desde que era muy joven. Ese sentimiento creció y se volvía más peligrosa a cada día que pasaba. Sabía que para desalentarla debía salir con otra chica, pero cada vez que lo hacía se vengaba de mis novias y no se rendía conmigo. Al final se mudó a la casa del internado e intentaba seducir a cada momento. Y un día Nolan apareció y...

-Le besaste como lo hiciste conmigo en tu fiesta de compromiso dijo Shaun.

-Si –confeso Enzo- pensé que si le decía a Mónica que me gustaban los hombres se rendiría. Pero después de eso le esplique a Nolan porque le había besado y me disculpe por utilizarle. El solo se rio y dijo que pasaba nada. Pensaba que solo me veía como un amigo. A partir de ese día, cada vez que nos cruzábamos con Mónica fingíamos estar en una cita o algo así. Comenzamos a pasar tiempo juntos. Cuando Nolan se me confeso... le aclare que solo parecía cariñoso por fingir delante de Mónica. Él me contesto que haría lo que sea por mí. Le rechace y a partir de entonces Nolan me ignoro. Y los demás pensaron mal y empezaron a acosarle.

-Bueno, deberías haber asumido tu responsabilidad ¿Por qué le dejaste ir así? –pregunto Shaun.

-Quería ayudarle, pero no podía darle lo que buscaba. Además, nuestro malentendido era demasiado grande.

Así que esa era la verdadera historia. Había estando siendo utilizada por Mónica. No me había dado cuenta hasta que había sido demasiado tarde.

Nolan se había enamorado de Enzo. Si Enzo hubiera intentado ayudarle habrían acabado los dos peor como Nolan. Habrían causado demasiado alboroto en este internado lleno de gente rica que gracias a la influencia del dinero no dudaba en humillar al más débil.

-Así que eso fue lo que paso –dije pensativa.

-Pero nunca llegue a esperar que intentase suicidarse. Eso ha sido culpa mía –dijo Enzo.

-¿De quién más podía ser? Tienes que responsabilizarte –le gruño Shaun- tu hiciste que Nolan se volviera así.

-El sol se está poniendo –comente para distraerlos- que bonito.

Los tres miramos al horizonte.

-De acuerdo a la leyenda... -empezó a decir Shaun- ¿Para qué pareja se cumplirá?

Mire de reojo a Enzo haciendo que coincidieran nuestras miradas.

Zoe¡Lee esta historia GRATIS!