Capitulo 20.

15.8K 689 66

Narras tu

-¿Por qué coño no pudieron decírmelo en persona? - Pregunte exaltada mientras me ponía mi traje negro ya que hoy, en este maldito día, era el juicio

-Tal vez estaban avergonzados amor - Dijo Rubén mientras me abrazaba intentando calmarme, hoy había estado insoportable, no entendía como el aún podía estar aquí conmigo, en la mañana intentando cocinar me desquite con los huevos y termine rompiendo 3 los cuales cayeron al suelo. Rubén al ver el desastre no hizo más que mandarme a duchar y el mismo preparo el desayunos, cuando me duche me desahogue y grite cualquier cantidad de cosas, dando por seguro que Rubén quedaría medio sordo, y por último, mis continuas quejas sobre lo molesta que estaba con ellos. Estaba empezando a admirar a Rubén por poder aguantarme

-¿Avergonzados de qué? ¿De su hija? - Dije amargamente mientras me soltaba de el

-No, avergonzados de separarse, porque saben lo importante que son ellos para ti - Dijo para luego darme un beso en la frente

-Tal vez tengas razón... Sólo... No estoy segura de esto

-Descuida, todo saldrá bien.

-¿Cómo me has estado aguantando tanto? - Pregunte cambiando drásticamente de tema

-Te quiero, y eso es suficiente para aguantarte, además, tu me has aguantado borracho por lo cual estamos a manos - Respondió mientras me volvía a abrazar

-Bueno, aunque tu borracho no es tan malo como yo molesta - Dije mientras correspondía el abrazo

-Venga, dejemos cursilerías de borrachos y termina de arreglarte - Dijo para seguido darme un beso y alejarse a peinarse, acción que imite.

Suspiré cansada mientras me hacia un chongo en el cabello, estaba estresada, no quería ir a ese maldito juicio. Quería a mis padres pero, ¿De qué sirve esto? Me falta tan sólo un año para ser mayor de edad (Tomando en cuenta que la edad legal es 21) y lo veo injusto, que me dejen vivir mi vida y ya esta ¡Problema resuelto!

Amo a mis padres los amo, pero, parte de mi vida la pase sola debido a sus insistentes viajes de trabajo, así que técnicamente era completamente estúpido que quisieran la custodia de una chica que durante mucho tiempo pudo cuidarse incluso mejor que ellos.

-Hey, ¿Sigues en este mundo? - Interrumpió Rubén mis pensamientos mientras chasqueaba sus dedos enfrente de mis ojos

-Ya volví de Marte, lo siento - Dije reincorporando me y mirarlo fijamente

-No parece pero vale - Dijo para luego darme un pequeño beso en los labios

-¿Qué hora es? - Pregunte

-10:30, ya va siendo momento de irnos

-Vale

Ambos terminamos de alistarnos y salimos en busca de un taxi, el juzgado estaba a unos treinta minutos de casa por lo cual no podrían ir caminando.

Luego de estar unos 5 minutos llamando a un taxi al fin un amable señor nos hizo caso, le indicamos la dirección y rápidamente avanzo, este viaje no fue como los otros, íbamos callados, cada quien en sus pensamientos, o al menos yo, ya que Rubén iba cantando canciones de la radio a todo pulmón, pobre chofer.

Pasados unos molestos treinta minutos llegamos al maldito juzgado, bajamos de mala gana y le pagamos al señor, nos adentramos al gran lugar y fuimos a recepción para preguntar por nuestro caso, luego de darnos el sitio seguimos derecho por un gran pasillo y entramos en la sala tres, tal y como lo había dicho la chica de recepción.

Al entrar estaban nada más y nada menos que mis padres, uno en cada mesa, cada uno se veía con mucho descontento, al perecer habían tenido una pelea y por eso llegaron al juicio de mi custodia, los salude con un gesto de la cabeza, no tenía ganas de abrazarlos ni nada de eso. Ambos nos sentamos en la primera fila, Rubén con su brazo rodeó mi cuerpo intentando darme apoyo, beso mi frente y seguido de eso susurro "Descuida, todo saldrá bien" a lo que yo respondí apretándolo más y susurrar de misma forma que el "Gracias"

Luego De unos incómodos 20 minutos al fin apareció el juez, el cual al momentos de entrar todos los presentes se levantaron de los asientos (Incluyendonos) y permanecieron así hasta que el se ubicó en su gran cabina (Asiento, lugar, etc) tomó un par de papeles y comenzó a leerlos en voz baja para informarse más sobre el tema, una vez leídos se levantó y con su martillo hizo sonar un golpe en toda la sala, dando como resultados que todas las personas presentes cerrarán sus bocas inmediatamente.

-Damos inicio al juicio de la custodia de la señorita ____ Smith.

Y comienza mi pesadilla.

__________ _____

CAPÍTULO DE HOY

Cada vez falta menos para el final (CHAN CHAN CHAAAAAAAN)

¿Qué ocurrirá en el juicio?

El próximo capítulo sin falta para el lunes;D

Votad, comentad y esas cosas, se les quiere! Adius:*

Solo a ti. (Rubius y tu) (Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!