Capitulo 25.

12.6K 657 85

MINI MARATÓN! 1/2

Dedicado a RubiosaOMG, disfruta babe;)

Narras tu

-Escapémonos juntos - Dijo decidido mientras me apretaba más fuerte hacia el

-Rubén... ¿Estas seguro de qué es buena idea? - Pregunte temerosa, no estaba del todo segura de esto

-Completamente seguro, no dejaré que te vayas, no sin mi - Respondió seguro de sí mismo

-Pero, ¿A dónde iríamos? - Cuestione mientras me bajaba de sus piernas y me sentaba a su lado de indios y me giraba quedando frente a el

-Iríamos a Barcelona por unos días, luego escogeremos otro lugar - Dijo mientras repetía la misma acción que yo había hecho antes

-Y, ¿En dónde nos quedaremos?

-En casa de Thous, ya he hablado con el

-¿Desde hace cuanto tiempo tienes planeado esto? - Dije para luego levantar una ceja en forma interrogatoria

-Desde hace unos... 5 días - Dijo orgulloso de sí mismo

Sin pensarlo me lance hacia el y lo abrace con todas mis fuerzas para luego dejar un largo y apasionado beso en sus labios

-¿Y eso por qué? - Pregunto sorprendido y confundido, lo cual me causo gracia por su lindo rostro

-Eres un genio - Exclamé contenta, no tendría que irme a Londres y lo más importante, no me separaría de Rubén

-¿Eso es un si? - Dijo aún más confundido a lo cual reí audiblemente

-Si tonto, me escapare contigo

-¡Gracias gracias gracias! - Grito contentó antes de abrazarme fuertemente, no podría estar más feliz.

Esa noche dormí como una bebe, estaba contenta, no tendría que irme con mi padre. Sabía que todo esto era arriesgado pero, merecía la pena, realmente lo hacia.

Al otro día

-¡Mujer, despiértate que nos debemos ir! - Escuche que Rubén gritaba mientras saltaba encima de mi cama, rápidamente lo tomé del tobillo provocando que su cuerpo cayera, pero ¿dónde cayo? En mi trasero. - Que manera de empezar el día - Exclamo antes de darme una nalgada, desgraciado

-¡No vuelvas a hacer eso! - Grite dándome vuelta rápidamente y saltando encima suya, para luego darle golpecitos en la cabeza - Niño malo eso no se hace - Le reprendí en tono maternal mientras seguía dándole golpecitos en la cabeza y en la mejilla, sin previo aviso tomó mis manos y me dio un rápido beso en los labios a lo cual sonreí

-Anda, levántate y vístete para poder irnos - Dijo mientras me bajaba de encima suya y se sentaba

-Ya voy, ya voy - Dije mientras me levantaba e iba al baño, tome una ducha rápida y me dirigí a la habitación de Rubén - Oye, ¿Y mi ropa? - Pregunte alzando una ceja en forma interrogatoria, Rubén se levantó y salió a la sala para luego volver con una maletita de ruedas y mi mochila de Paramore, ¿En qué momento entro este hombre a mi casa y saco todas mis cosas? - ¿Y tu en que momento recogiste mis cosas? - Pregunte mientras el me entregaba un jean de talle alto y una camiseta negra con su logo, típico.

-Cuando dormías, tome tus llaves y entre - Dijo mientras se encogía de hombros y se sentaba en la cama

-Anda, vete para que pueda cambiarme - Dije para luego abrir la puerta pero el se levantó y la cerro acorralandome contra la puerta

-No hay nada que no haya visto - Dijo pícaro, luego beso mis labios larga y apasionadamente

-Bueno, vale, pervertido - Dije luego del beso a lo que el soltó una pequeña risa y volvió a sentarse en la cama.

Termine de vestirme, me peine y maquille lo mismo de siempre. Luego ambos tomamos nuestras cosas y salimos hacia la estación de trenes para emprender viaje a Barcelona. Luego de unos treinta minutos conseguimos un boleto para un tren que salía en 10 minutos, nos acercamos al anden que nos correspondía, entregamos nuestros boletos, entramos y nos sentamos en nuestros sitios, coloque mi mano encima de la pequeña mesita que teníamos enfrente y Rubén coloco la suya encima de la mía entrelazando nuestros dedos para luego dejar un suave beso en mi mejilla y acomodarse en mi hombro cayendo en un profundo al cual segundo después, yo me uní apoyando mi cabeza encima de la suya.

-Amor, despierta ya estamos en Barcelona - Abrí lentamente los ojos encontrándome con Rubén, el cual se encontraba muy cerca de mi, sin pensarlo levanté un poco mi rostro y le di un corto beso al cual respondió con una sonrisa y un beso más largo, luego se levantó y tendió su mano hasta mi - Anda levántate, ya somos los únicos en el tren

Sin pensarlo tome su mano y me ayudo a levantar, luego entrelazamos nuestros dedos y salimos a paso lento del tren hasta llegar a la entrada de la antigua estación la cual se encontraba abarrotada de gente, entre todas esas personas pude distinguir a un chico alto con varios tatuajes en su brazo acompañado de una chica un poco más baja con el cabello morado, el chico tenía un cartel muy llamativo el cual decía "Rubius, ven conmigo, TENGO CERVEZA" no pude evitar reírme al verlo, Rubén al parecer se dio cuanta y miro hacia la dirección en la que yo miraba para luego soltar una pequeña risa, no dirigimos hacia ellos y al llegar Rubén y el desconocido se dieron esos típicos abrazos de hombres en los cuales se dan palmadas en la espalda. Se saludaron bastante alegres y luego Rubén cogió mi mano acercándome a el.

-Thous, ella es ____, mi novia - Me presento Rubén con una gran sonrisa

-Un gusto ____, Rubius me ha hablado mucho sobre ti - Dijo a lo que yo me sonroje un poco

-Lo mismo digo Thous - Respondí con una sonrisa y las mejillas rojas como tomates

-Bueno chicos, ella es Ichi - Dijo empujando un poco a Ichi hacia nosotros, ambos la saludamos encantados, se veía muy maja.

Luego de eso, todos nos dirigimos hacia el auto de Thous, guardamos nuestras maletas y emprendimos camino hacia la famosa casa de la que tanto me había hablado Rubén, estuve todo el viaje hablando animadamente con Ichi, era muy divertida y amable. Luego de unos 20 minutos de viaje llegamos a una gran casa de unos tres pisos, una vez salimos del auto nos encaminamos a la puerta y entramos, al entrar nos encontramos con una bienvenida bastante... Peculiar.

Solo a ti. (Rubius y tu) (Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!