Capitulo 4

23.2K 1K 393

Sonreí al ver el mensaje, causando por desgracia que Alex me mirase pícaramente

Conversación:

Rubén: Hola muyaya, quieres quedar hoy? Podríamos ir a comer algo o hacer cosas *inserte mirada pervertida here* - Reí ante eso agrandándo la mirada de Alex

____: ¡Claro! Pero eh, que conste que es para comer, has esas cosas con Mangel

Rubén: Buahno, pásame tu dirección que te busco a las 2, y esas cosas las hago con Mangel todo los días

Fin de la conversación

Le di mi dirección y observe la hora, 12:00 tenía tiempo

-Y dime, ¿Porqué tienes cara de tonta enamorada mi querida ____? - Dijo Alex aún con esa tonta mirada

-No seas tonto niño, no estoy enamorada de nadie

-Si, y yo soy Madonna - Dijo mientas ponía pose de mujer y comenzaba a bailar "Sensualmente" por lo cual solté una carcajada

-Pero ya, enserio ¿Quién era?

-Rubén, me ha invitado a comer

-Wait, ¿desde cuando conocer a Rubén?

-Desde ayer

-Venga, que de seguro termináis siendo pareja niña

-Ya ya, pirate que me tengo que arreglar

-¡Cómo te atreves a botarme! ¡Eso no puede ser! ¡No puede ser!

-¡Que te pire'! Te quiero y todo y te visitare en la noche pero tengo que darme una ducha

-Bueno ya, también te quiero ¡Adiós! Y ¡Usen protección, no quiero sobrinos aún!

Rodee los ojos ante esa despedida y me dirigí a la ducha, luego de ducharme hice lo típico, secarme el cabello, maquillarme y vestirme, de atuendo elegí unos jeans de talle alto, junto con un top blanco, un suéter (O chaqueta, no se cómo le digan) la cual tenía gotas de pintura de colores rosadas, azules y verdes junto con mis vans negras.

Observe la hora, 1:57 justo a tiempo, aproveche el poco tiempo para arreglar mi bolso: llaves, teléfono, dinero, maquillaje, chicles. Sip todo listo, justo en ese momento sonó el timbre.

Abrí la puerta encontrándome con Rubén el cual me miraba con una gran sonrisa, le devolví la sonrisa y lo observe, mis ojos fueron a para a su suéter.

-¡Tu suéter se parece al mío! - Gritamos ambos al unísono provocando nuestras risas

-Eh, que te has copiado de mi suéter chaval - Dije mirándole con un acento de pija

-Si claro, tu me has seguido durante todo este tiempo y has comprado el suéter a propósito - Dijo de la misma forma

-Me lo regalaron, tonto

-Bueno. Pues en ese caso el que lo compro se copio de mi, digo, ¡Soy perfecto! - Dijo mientras hacia una pose similar a la que había puesto Alex

-Ya, princeso vámonos a comer que tengo hambre

-Espera antes de ir a comer, ¿Quieres saber, donde queda mi casa?

-¿Porqué querría saber donde queda tu casa?

-Porque, queda en esa puerta - Dijo señalando la el departamento que se encontraba al lado del mío

-No me jodas, con que tu eres el que grita a las 2 am

-Si, y tu eres la que canta en la ducha

-Si ¡y a mucho orgullo!

Nos dirigimos a una pizzería que quedaba a unas cuadras de mi casa, nos sentamos, pedimos e iniciamos una agradable y graciosa (MUY graciosa) conversación

-ya, ni tu te la crees - dije riendo a causa de lo que había contado Ruben

-Te lo juro, Mangel vino hacia mi con una escoba y me obligo a barrer y pasó lo que paso - Dijo de la misma forma

-Pero ¿Cómo coño rompes a la mitad una mesa mientras barres?

-¡No lose! Sólo ocurrió así de la nada, ¡Se rompió sola!

-Claro, sigue pensando eso

-Venga, no me digas que nunca te ha pasado algo así - Dijo mientras me miraba pícaramente

-Si me han pasado cosas vergonzosas pero ¡Nunca he destruido una mesa barriendo! ¡Eso es imposible!

-A ver, cuenta una - Dijo mientras alzaba una ceja en forma interrogatoria

-Bueno, siempre me ha gustado cantar, y cuando era pequeña mi madre me regalo un micrófono, pero, yo no sabía para que servía ese micrófono, debía de tener unos... 4 años, y el punto es que pensé que era un hueso para mi perro y se lo tire pero, cayo en la piscina provocando el perro se lanzará a buscarlo, el micrófono al ser inalámbrico y estar prendido causo que mi perro al morderlo se electrocutara, el pobre salió corriendo y choco contra la puerta de vidrio del patio - Dije a lo que Rubén sólo una GRAN carcajada en pleno restaurante, provocando miradas fulminantes de parte de los demás clientes

-¿Cómo pudiste haberle hecho eso a tu perro? ¡Pobre animal!

-No fue mi culpa pensar que un micrófono era un hueso

-Bueno dejando eso de tema, ¡Mira ya vienen las pizzas!

-¡A comer se ha dicho! - Dije mientras ponían las pizzas en la mesa

Comimos entre bromas y demás pero decidimos hacernos preguntas para conocernos un poco más puesto que, sólo sabíamos nuestros nombre, nos preguntamos edad, color favorito, cumpleaños, donde nacimos hasta que Rubén preguntó algo que me ¿Sorprendió?

-Y dime, ¿Tienes novio?

-No, no tengo novio , y tu, ¿Tienes novia?

-.....

____________________________________________________________________________________________

Bueno! Espero que os haya gustado ese hermosoooo capítulo! Me he inspirado, y mucho xd

Votad y comentad si os ha gustado! Y volveré a subir capítulo el lunes, lo prometo! Besos y adiós:*

Solo a ti. (Rubius y tu) (Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!