Capitulo 23.

12.5K 672 74

Narras tu

Avanzamos lentamente hacia la mesa donde se encontraba mi padre, estaba nerviosa, no sabía que querría, y si, sabía que quería algo porque, nunca en mis 20 años de vida me ha invitado a cenar por más extraño que suene.

Al llegar a la mesa el se levantó rápidamente y nos tendió la mano a forma de saludo, luego de unas cortas palabras nos sentamos para que luego el mesero nos entregara nuestros menús y se marchará dejándonos a los tres en un silencio incómodo.

-Bueno, os estaréis preguntando el por que los invite a cenar ¿Verdad? - Hablo luego de ver las muecas de nuestros rostros

-Para ser sincera, si, no lo entiendo, nunca me has invitado a cenar, padre - Dije mientras lo observaba fijamente, lucía con el mismo traje que llevo al juicio, de seguro no se ha pasado por su hotel, algo típico de el

-Lo se, pero, tan sólo quiero hablar un poco más con vosotros, tomando en cuenta que ahora yo tengo tu custodia

-Vale, y ¿De qué quieres hablar? - Hablé en tono amenazante, no me sentía muy cómoda

-Primero, quiero hacerle un par de preguntas a Rubén ¿Te importa, muchacho? - Pregunto mi padre mientras dirigía su mirada a Rubén el cual se encontraba nervioso, lo notaba por la forma en la que apretaba mi mano por debajo de la mesa

-Claro, sería un placer Edward - Respondió de forma educada aunque a mi pobre manó la estaba dejando sin circulación

-Bien para empezar, ¿Qué edad tienes? - Pregunto mientras se servía un poco de agua de la jarra que estaba en la mesa

-Tengo 24 -Respondió Rubén

-Vaya, eres cuatro años mayor que mi hija, ¿Eso no te ha traído ningún problema?

-Para nada, la relación ha ido perfecta - Dijo esta vez con un tono de orgullo en su voz lo cual me hizo sonreír

-Me alegro de ello - Dijo aunque, su tono de voz notaba lo contrario, como si quisiese que nuestra relación fuese un desastre - Y dime, ¿Cómo te ganas la vida? - Prosiguió

-Subo vídeos a youtube - Dijo tímido mientras bajaba su mano a mi rodilla y la apretaba un poco en señal de que necesitaba ayuda

-Así que, ¿Te ganas la vida de la mis a manera de mi hija? - Pregunto mientras alzaba una ceja

-Si, es increíble, es el más famoso de España - Dije intentando aligerar un poco las cosas, a mis padres nunca les había gustado que me ganara la vida de esa forma

-Vaya... Eso es, interesante - Dijo luego de estar unos minutos reflexionando, sin duda sería una cena muy incómoda

El resto de la cena fue preguntas por parte de mi padre y repuestas incómodas por parte mía y de Rubén, nos pregunto desde hace cuanto salíamos, cuantas personas nos seguían, cuanto dinero ganábamos, a mi me pregunto por mi departamento, entre muchas otras preguntas, según el, "Quería recobrar el tiempo perdido" pero por su mirada pude ver que tenía otra cosa en mente, este hombre podría dar mala espina a cualquiera.

Una vez terminamos de comer el plato principal Rubén se levantó y disculpándose se dirigió al baño, aprovechando eso mi padre se levantó rápidamente y se sentó a mi lado donde antes se encontraba sentado Rubén, observo mi cabello con una muesca de asco y con una dura voz dijo:

-Al fin, te diré esto rápido y sin rodeos ¿Entiendes? - Dijo mientras me miraba Amenazadoramente

-Por favor si es porque Rubén no te agrado ahorrat...

-Te irás conmigo a Londres

-Entiendo que no sea el mejor... Espera ¡¿Qué?! - Grite provocando la mirada de unas cuantas personas

-Ya hable, nos iremos y estudiarás una carrera para luego tener un trabajo de verdad y alejarte de ese muchacho

-¡No puedes hacerme esto! ¡Tengo un trabajo de verdad! ¡Y Rubén es un chico increíble! -Grite mientras me levantaba de la silla y ponía mis manos en mis caderas fulminando a mi padre con la mirada

-Tengo poder sobre ti, soy tu padre y decido lo que crea más conveniente para ti - Exclamo mientras me tomaba una mano e obligaba a que me sentara

-¡No puedes hacerme esto! ¡En tan sólo un año seré mayor de edad! ¡Es estúpido! - Exclame mientras me alejaba de el, no quería estar cerca suyo

-No me importa que ya casi seas mayor de edad, quiero que mi hija sea un orgullo para mi familia, ya nos has decepcionado bastante con tu trabajito

-No me iré, ador... ¿Decepcionado? - Pregunte con un hilo de voz, lo que menos quería era decepcionarlos

-Es algo que debo de admitir, era una deshonra, si no hubieses sido tan liberal en estos momentos estarías como vicepresidenta en la empresa

Sentí unas cuantas gotas caer por mis mejillas, ¿Cómo podía ser tan insensible?

-Si estas tan decepcionado porque no me dejas aquí y ya esta

-No hay discusión, yo me iré mañana y a ti te daré dos semanas para que empaques tus cosas y te marches de este horrible lugar

-No se la llevara a ningún lado - Dijo Rubén con tono duro, pude observar sus ojos cristalizados, como dolía verlo así

-Lo siento chicos, ya tome la desicion, es lo mejor para ____, si me disculpan me tengo que retirar, y recuerda ____, en dos semanas te quiero en Londres y no hay discusión - Dijo mientras se levantaba y salía a paso apresurado del restaurante

Aún en shock sentí unos brazos rodearme rápidamente obligando a levantarme y sin pensarlo me aferre a su pecho mientras las lágrimas caían rodaban por mis mejillas, lo peor de todo fue cuando sentí un líquido empaparme el hombro.

_____

Bueno, aquí está el capítulo, me costó mucho escribirlo :$ espero os guste!

El próximo capítulo para el viernes<3

Votad, comentad y esas cosas! Se les quiere! Adius!

Solo a ti. (Rubius y tu) (Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!