Capítulo 24.

11.8K 673 106

Narras tu

Entramos al hotel con el ánimo por los suelos, simplemente esto no podía estar pasando.

-Enserio, ¿Por qué me tuvo que tocar a mi un padre tan...? - Dije mientras me acostaba mirando al techo en la cama

-¿Imbécil? ¿Mala persona? ¿Manipulador? - Dijo Rubén mientras hacia la misma acción a mi lado

-Si, eso. Y ahora, ¿Qué haremos?

-Supongo que disfrutar de estas dos semanas amor, el tiene tu custodia y por desgracia debes obedecerle - Dijo mientras me abrazaba

-Disfrutar estas dos semanas - Murmure contra su pecho mientras sentía mis párpados cerrarse poco a poco

Una semana después

-Hola amor - Salude mientras entraba y dejaba mi bolso en la mesita que se encontraba a un lado de la puerta

-Mi mujer - Grito Rubén mientras venía hacia mi con los brazos abiertos de par en par - Ven, dame un abrazo - Y como si fuera una niña pequeña salí corriendo hacía el y lo abracé fuertemente antes de dejar un sonoro beso en su mejilla

-¿Cómo estas? - Pregunto mientras rodeaba mi cintura con sus brazos

-Excelente ahora que te veo - Respondí mientras rodeaba su cuello con mis manos, está semana habíamos estado muy melosos

-Oye, mañana habrá reunión en casa de Mangel, ¿Quieres ir?

-Claro, tengo tiempo que no veo a los locos esos

-Genial, ahora, ¿Quieres jugar algo en la play? - Preguntó mientras dejaba un suave beso en mis labios

-Encantada - Respondí con una gran sonrisa

Ambos nos sentamos en el sofá y comenzamos una divertida partida de Batterfield (O como se escriba<3)

Bueno, las pondré al día sobre lo que ha pasado está semana. Al día siguiente volvimos a Madrid y fuimos al centro donde paseamos por todas las calles, al otro día fuimos a un campo algo alejado de la ciudad e hicimos un día de campo, luego fuimos al parque de diversiones que habían inaugurado hace poco donde Rubén ganó gran peluche de gato y como es perfecto me lo dio a mi (Últimamente estoy super cursi) y el resto de estos días no hemos hecho más que estar juntos y comportarnos como adolescentes completamente enamorado, enserio lo extrañaría.

-Eh, ___, amor ¿Estas viva? - Pregunto Rubén mientras chasqueaba sus dedos delante de mis ojos sacándome de mis pensamientos

-Si, lo siento - Dije reaccionando rápidamente

-Ah vale, ¿En qué estabas pensando? - Pregunto mientras me miraba pícaramente

-En ti- Respondi antes de dejar un beso en sus labios y levantarme para ir rápidamente a la cocina dejándolo en el sofá con cara de tonto, amaba hacer eso

-Hey, deja de hacer eso - Protestó mientras entraba a la cocina y me abrazaba por atrás apegando su cuerpo al mío 

-Lo siento, me gusta hacerlo - Respondí divertida mientras tomaba un vaso de agua

- Y a mi me gusta hacer esto - Dijo de manera pícara antes de dejar una serie de besos en mi cuello los cuales me hacían estremecer

-Rubén, no hagas eso - Le dije mientras cerraba mis ojos, este hombre tenía mucho efecto en mi

-No parare de hacerlo - Susurro en mi cuello antes de dejar más besos en mi punto débil provocando que moviera mis caderas contra el a lo que respondió con un gruñido y bueno, creo que es obvio lo que pasó esa noche

Una semana después

-Amor, ¿sabes que día es hoy? - Pregunte mientras me sentaba en sus piernas

-Por desgracia lo sé - Dijo mientras me abrazaba y escondía su cabeza en mi pecho

-No quiero irme - Susurre mientras sentía mis ojos llenándose de lágrimas

-No quiero que te vayas - Susurro antes de dejar un beso mi pecho y empaparme mi camisón con sus lágrimas

-No amor no llores - Dije mientras tomaba su rostro en mis manos y miraba sus cristalizados ojos

-____, se me ocurrió una idea - Dijo mientras limpiaba con sus dedos mis lágrimas

-¿Qué tienes en mente? - Pregunte mientras hacia la misma acción con el

-Escapemonos juntos

______________

Aquí tienen el capítulo de hoy! Lo siento si quedó corto, lo he escrito desde el teléfono porque no me encuentro en mi casa.

El próximo capítulo para el martes!

votad, comentad y esas cosas. Se les quiere, adius!

Solo a ti. (Rubius y tu) (Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!