⌜20⌟

1.9K 161 343
                                    

Tw!
Jeringas
Agujas

Ya habían pasado más de 16 días desde que fué la última vez que ví a las chicas.

La rutina era la misma, hasta parecía que los días se repetían en bucle. Por supuesto, estoy agradecido de que no me haya pasado nada malo a comparación de antes desde que llegué aquí.

También debo agradecer que Xingqiu ha permanecido a mi lado estos días. Él aveces se va, pero es por sus asuntos profesionales de los que a mí no me tienen que importar, como el me dice.

Él llega en la mañana, platicamos, leemos o jugamos por un rato, desayunamos, aunque aveces el me deja desayunando solo u otras ni siquiera viene a desayunar conmigo, por supuesto no estoy enojado por ello, sé perfectamente que el mundo no gira al rededor de mí y nunca lo hará.

Me encontraba totalmente solo en la habitación, el sol apenas salía, por lo que se lograba ver por la ventana. Recientemente me había levantado, así que froté mis ojos con la yema de mis dedos para quitar las lagañas.

Escuché que tocaron la puerta, para esto, es fácil saber quién es; solo hay dos personas que me visitan en la mañana y uno de ellos es Xingqiu, que ciertamente nunca toca la puerta antes de entrar, así que, por intuición, es un sirviente.

- ¿Ya está despierto? -

- Si, adelante. -

Respondí, sentándome en la cama intentando desenredar mi cabello con las manos.

Cómo siempre, la sirvienta en sus manos llevaba una bandeja con un vaso de agua con hielo y un par de galletas, que estas varían de sabor por día.

- ¿Que quiere desayunar? -

Siempre que decía esto, sacaba de la bolsa de su delantal un menú doblado a la mitad y escrito a mano, que en este venían los platos y bebidas ordenados por números. Ahora entendia a lo que Xingqiu se refería. Aunque es un poco enfadoso y hasta difícil al principio para aprenderse, ciertamente te podrías acostumbrar.

- El platillo número 12 por favor... Oh! Y si se puede, por favor de beber la 34. -

- En seguida se lo traigo listo. -

- Muchas gracias. -

Después sale de el cuarto.

No mentiré, que se siente bien que hayan personas que hagan las cosas por ti, por más pequeño que sea el problema, no necesitas esforzarte en lo más mínimo, un sonido de una campana y todo arreglado. Pero aún así, no me siento cómodo por ello, soy completamente conciente de que hay personas que matarían por estar en esta posición y muchas personas se matan para poder conseguirlo. Quizá ese sea el problema, que no hize nada para conseguirlo, y por lo tanto, no me siento cómodo, siento como si aún tuviera una deuda por saldar, pero no sé siquiera lo que es.

Sacudí mi cabeza y me dispuse a salir de la cama, sentándome en la orilla de esta, me puse las sandalias que había dejado bajo la cama la noche pasada y me lavé la cara para despertar con un jarrón que estaba encima de un mueble al lado de la cama específicamente para eso.

Abrí la puerta para entrar al armario que contenia la ropa que Xingqiu compró primeramente para mí y la que me ha estado regalando últimamente estos días, escogí lo primero que tenía enfrente de mí y me lo puse, justo después volvieron a tocar la puerta.

My Favorite Person    ⌜Xingyun⌟Donde viven las historias. Descúbrelo ahora