⌜13⌟

2.7K 256 941
                                    


— ¿Quieres....comer? —

— Gracias, pero estoy bien así. —

La verdad es que no. Tenia hambre, tenía mucha hambre, pero no quería comer, sabía que si comía solo la vomitaría de vuelta. Hay algo dentro que me dice que si como la más mínima porción de comida no terminaria bien. No conozco muchas cosas pero lo que sé, es que lo que sentía era asco.

Asco hacia mi, asco hacia lo que pasó, sea real o no, esos recuerdos están tan vivos en mi mente como si hubieran pasado sólo un par de horas.

— La verdad, es que un vaso de agua sería suficiente. —

Xingqiu asintió con la cabeza y se movió a uno de los muebles de atrás, pero abrió uno de arriba, unos que colgaban de la pared que más bien parecía una alacena. Ahora que lo recuerdo bien, sólo miré los cajones de el piso, nunca los de arriba, supongo que no me llamaron la atención.

Saco de uno de ellos un vaso que era notoriamente de un vidrio transparente y delgado. Era algo extraño, pero no soy nadie para guzgar, al final tenemos niveles económicos y sociales demasiado diferentes, nunca me acostumbraría a esto.

Abrió el grifo de agua y lleno el vaso por la mitad, después se volvió dónde me encontraba yo.
Me acercó su mano con el vaso para que  lo tomara y así lo hice.

En un rápido movimiento lo tome y antes de que me diera cuenta me había tomado toda el agua del vaso.
En respuesta a esto, miré que Xingqiu se llevó la mano a la boca y comenzó a reír, supongo que quizá porque me tomé el agua demasiado rápido, casí repetía. Sin embargo, lo único que me podía distinguir que él reía era por su movimiento, no emitía ninguna risa, ruido o suspiro alguno.
Es como si le hubieran robado su risa, su voz, sin embargo hace unos segundos hablé con él.

No, quizá sólo mi mente se confundió.... Una vez más. Quizá solo estoy sobrepensando las cosas.

Lo miré a los ojos y le dedique una sonrisa.

— Gracias, Xingqiu. —

El me sonrió de vuelta, esa sonrisa no la había visto hace tiempo, era una calidez inmensa que me hacía sentir calor dentro de mi. Es como si esa sonrisa me dijera "Hey, no te preocupes, todo está bien, estoy bien, te amo."
Aún no comprendo cómo es que un ser humano puede hacer sentir a otro así, es un sentimiento débil, te hace vulnerable, pero que al mismo tiempo te da las ganas, fuerzas y el valor suficiente para seguir adelante y continuar.
Es muy complicado, pero Xingqiu me ha ayudado a entenderlo, estoy seguro de que no lo sabe, pero es una gran persona. Tengo mucha suerte, demasiada, para una persona tan normal y delicada como yo.

Pero sus palabras interrumpieron mis pensamientos:

— T-Toma... —

Sacó lo que parecía ser una carta de un sobre color beige de uno de los lados su saco y me la entregó. La tomé con la mano que no sostenía el ahora vacío vaso.
Xingqiu tomó el vaso de mi mano para que pudiera abrir el sobre.

— ¿De quien es? —

Xingqiu sólo le dió la vuelta a la carta y señaló con el dedo a un texto que perecia escrito con prisas encima.

My Favorite Person    ⌜Xingyun⌟Donde viven las historias. Descúbrelo ahora