celoso de tu propio hermano!!

27.5K 898 8

#Capitulo 32


Todos eran muy agradables, excepto el tal Daniel. Seguramente había aprendido sus ‘tácticas de conquista’ con su hermano mayor. Era muy parecido a Justin, sólo que este tenía un cabello castaño inundado de rulos perfectamente marcados, piel apiñonada y ojos color marrón. Sus facciones eran más afiladas pero aun asi se notaba el parecido entre ellos.
Jonathan, era muy parecido al anterior, al igual con cabello lacio, piel blanca con pequeños lunares. Pero a diferencia este tenía una hermosa mirada verdosa. Y por último la menor Ariel cabello Lacio, ojos marrones, sin duda una hermosura y por cierto... una gran PRINCESA
—Bueno esperen un momento… les llamo cuando esté lista la cena— dijo Pattie sonriente después de que Justin me presentara a cada uno de los miembros.
—Te ayudo Patty— me ofrecí amablemente, volteé a ver a Justin y le sonreí, para después caminar detrás de Paty hacia la cocina.
—Wow… ¡3 hombres y una princesa!— le dije sorprendida cuando entramos a la cocina — ¿No es pesado?— le pregunte riendo
—Sólo un poco…— dijo uniéndose a mis risas —Pero son buenos chicos y claro la princesa es una ternura que por cierto… me ayudan mucho con la casa, también los 3 — dijo sonriente
— ¿Con qué te ayudo?— le dije poniéndome a un lado
—Podrías poner cubiertos y los platos todo lo demás estará listo en segundos— me dijo mientras me indicaba el lugar en donde estaban los cubiertos.
Tome siete parejas de cuchillo y tenedor y siete platos. Los lleve a la mesa, acomode primero los platos en los lugares y después tome los cubiertos para acomodarlos.
—Chicos a cenar…— les aviso Pattie y rápidamente llegaron al comedor, buscaba con mi mirada a Justin pero no lo encontraba, hasta que entro al último, se veía serio pero apenas su mirada se encontró con la mía me sonrió. Le devolví la sonrisa y regrese a la cocina para ayudarle a Pattie a llevar los recipientes a la mesa.
Con sumo cuidado tome dos recipientes y camine siguiendo a Pattie hacia el comedor, los acomode sobre la mesa, Pattie tomo asiento y mire Justin quien me hizo una disimulada seña para que me sentara a su lado.
Jeremy estaba sentado en la cabecera, de su lado derecho estaba Paty, Jonathan y por ultimo Daniel, y del lado izquierdo estaba Justin y Ari quedando yo entre estos dos últimos.
— ¿…Y cómo te trata Justin?— pregunto Jonathan rompiendo el silencio, todos voltearon divertidos a vernos. Dirige mi mirada a Justin y lo volví a encontrar muy serio, miraba perdidamente su plato. Todos lo miraban extrañados ya que no había tocado su plato, levanto la mirada y sonrió.
—Lo siento…— dijo acomodándose mientras tomaba el tenedor para comenzar a comer
—Muy bien…— le conteste —Es muy amable…—
—Y no te aburres de él…— dijo Daniel riendo a lo que Justin le contesto con un gesto haciéndonos reír a todos aún más
—De hecho no…— le conteste sincera
La cena paso rápido, casi la mayor parte del tiempo reía, las ocurrencias de Justin unidas a las de sus hermanos era demasiado.
—Hay cariño… seguro extrañas mucho a tus padres— me dijo Pattie cuando nos despedíamos —Pero si te sirve de algo, ven aquí cuando quieras— me dijo amablemente mientras me abrazaba
—Muchas gracias…
—Si… cuando quieras ven y podemos ver películas o algo…— se acerco Jonathan
—Claro…— sonreí —Me encantaría.
Justin termino de despedirse y salimos para dirigirnos al auto, el regreso fue silencioso, cosa que era totalmente extraña. Justin siempre teníamos algo de qué hablar, pero esta vez ninguno producía algún sonido.
—Justin… ¿qué te pasa?— decidí hablar, asi que le pregunte volteándolo a ver, Justin volteo a verme seriamente y luego regreso la mirada al camino
—Claro… me encantaría— dijo haciendo una aguda vocecita. Lo miraba sin entender hasta que comprendí a qué se refería
—Mira primero… yo no hablo asi…— le dije riendo —…Y segundo ¿qué querías que le dijera? —
—Un… ‘no, no puedo’— volvió a hacer la aguda voz
—Él solo estaba siendo amable, no le iba a contestar eso...
— ¡Oh vamos! Sabes bien que no solo estaba siendo ‘amable’— dijo apagando el auto
— ¡Justin DUNKAN! ¿Estás celoso de tu propio hermano?— baje del auto
—Claro que no— dijo caminando rápidamente hacia la puerta de la casa dejándome atrás
Camine sin prisa hasta llegar a la puerta, apenas cerré esta y me saque los zapatos, con ellos en las manos subí las escaleras.
Entre a mi habitación, deje caer los zapatos y deje mi bolso en una de las repisas del closet, tome un short y una blusa para poder cambiarme.
Estaba por acostarme cuando recordé a Justin. Siempre que discutíamos, bueno las pocas veces que lo habíamos hecho siempre era a causa de sus ‘celos’ los cuales negaba rotundamente, y como siempre ahí voy yo detrás de él. –Ahora no iré yo tras de él- firmemente dije en mi foro interno, pero en cuanto volteé a la mesa de noche y vi las fotos que nos habíamos tomado en el parque de diversiones, unas inmensas ganas de tenerlo a mi lado me arrollaron por completo. Le tenía más cariño del que creía tenerle.
Salí al pasillo y desde la puerta de mi habitación veía como la suya estaba cerrada, respire profundo y camine hacia a la habitación de Justin...
Di tres leves golpes sobre el trozo de madera, después de unos segundos escuche un ‘Esta abierto’ del otro lado de la puerta. La abrí lentamente y me quede parada sobre el umbral. Lo mire por unos segundos, estaba recostado mirando televisión, según por lo que lograba escuchar, eran deportes.
— ¿No vas a dormir conmigo?— le pregunte con voz suave. Volteo a verme y luego regreso su mirada al televisor
—No prefieres ver películas con Jonathan…— ahí estaban sus celos, era estúpido que dijera que no lo eran. Aún así no tiene por qué decirme nada cuando nosotros solo estamos ‘saliendo’
—Me encantaría…— reí —Pero sabes, dicen por ahí…— mire hacia arriba haciendo un movimiento con mi mano —Que su hermano… J… Je… Jo…— fingía haber olvidado el nombre — ¡Justin!... si Justin si, asi se llama…— dije alegre como si hubiera recordado el nombre —…dicen que besa increíblemente— subía y bajaba rápidamente mis cejas, mientras que el me miraba atento
— ¿Así que sólo lo buscas por sus ‘besos’?— pregunto siguiéndome el juego…


El niñero¡Lee esta historia GRATIS!