lo matare

22.1K 726 5

#Capitulo 45

— ¿Por qué no me quieres contar?— me pregunto al mismo tiempo que con su dedo pulgar limpiaba mi lágrima. Dentro de toda la tristeza que tenía, se coló una sonrisa
—Es que no quiero que salgas corriendo a partirle la cara...— Con eso le había dicho todo. ya que después de sonreír su rostro se torno serio.
— ¿Qué te hizo?— volví a bajar mi mirada al piso — ¿Qué te hizo Marianela ?— volvió a preguntar ya que no había roto mi silencio —Si no me dices...
—Prométeme que no le vas a hacer absolutamente nada...— lo interrumpí
— ¡Claro que no!— dijo exaltado poniéndose de pie
—Promételo Chris— lo mire fijamente —Ni Cait ni mucho menos tu, le puede hacer algo que atente con su integridad física— lo señale con mi dedo índice, lo miraba seriamente para que entendiera que no era broma
—Está bien...— dijo sonriendo perversamente
— ¡Tampoco mental!
—Oh vamos Mari — alargo con fastidio —Tan siquiera déjame decirle lo que se merece— volvió a sentarse desesperado a mi lado
—Chris, ni siquiera sabes que hizo...
—No me importa, esa lágrima no fue la única que tiraste por el— tenia razón mas no por eso iba a masacrar a Justin, además el no se dejaría asi que Chris también terminaría lastimado
—Y voy a tirar más si a ti se te ocurre tocarlo— le dije sincera. Él solo me miraba negando con la cabeza —Ahora promételo— insistí
—Bien— dijo no muy convencido después de unos segundos
— ¡Promételo!
—Si... te lo prometo— dijo con fastidio
—Terminamos... porque ayer... ayer que llegue— me dolía recordar sentía un terrible hueco en el pecho —e...estaba su ex novia en la casa— Chris me miraba atento mientras que yo jugaba con mis dedos
— ¿Su ex novia?— pregunto sin entender
—Si... llegue y Justin salió de la cocina muy nervioso, yo de ilusa pensé que era por la 'sorpresa' que dijo que me tenía, y la sorpresa fue su estúpida ex novia, saliendo de la cocina con los labios rojos a punto de explotar— hablaba acelerada y mis ojos comenzaban a cristalizarse de nuevo.
Se puso de pie y me dio la espalda, yo tenía la mirada en mis manos pero note como pasaba su mano por su cabello desesperado y sumamente molesto.
—Mari por que no me dejas ir a romperle la cara al imbécil— me dijo en tono de suplica
— ¡Porque lo amo Chris!— de un segundo a otro estaba hecha un mar de lagrimas, agradecía tanto que no hubiera gente donde estábamos —...Lo amo — mi voz se entrecortaba —Él es demasiado importante para mí, aunque yo no lo sea para él— limpie las gotas de mi rostro —Y yo me muero si algo le pasa— se sentó a mi lado y me abrazo, escondí mi rostro en su pecho y también lo abrace mientras que mis lagrimas se dedicaban a mojar su playera
—Hey esta no es la Mari que conozco— acariciaba mi cabello —La Marianela Smith que yo conozco, nunca lloraría por un estúpido— logro su cometido, hacerme reír.
—Ya...— dije limpiando mis lagrimas separándome de el —Ya no llorare más...— estaba más que claro que ni yo me creía lo que había dicho, pero como quiera lo intentaría.
— ¡Esa es mi Mari!— me abrazo nuevamente —Además... no quiero que arruines todas mis camisas— tiro de su camisa para ver la marca que mis lagrimas habían dejado en ella
— ¡Eres un tonto!— lo empuje riendo
—Tú sabes que es broma...— se puso de pie, camino hacia la puerta de mi auto y la abrió, para tomar mis libros y ponerlos en el asiento del copiloto. Camine hacia el auto.
—______(tapdo) tu eres muy especial, y si él no te supo valorar el se lo pierde— limpio otra lagrima que se había colado a mi mejilla —No te quiero ver mal ¿ok?—
—Ok— sonreí lo mejor que pude y abrace nuevamente a mi mejor amigo —Gracias— le dije antes de subir a mi auto y partir a casa.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


El niñero¡Lee esta historia GRATIS!