necesito hablar contigo

22.9K 773 12

#Capitulo 48

Su hermosa mirada color avellana se encontró con la mía, haciendo desaparecer a cualquier persona a nuestro alrededor al mismo tiempo que el tiempo se detenía por completo. Una de mis manos estaba en su brazo con el que me sostenía y la otra estaba en su hombro. Sus labios tenían la humedad perfecta que los hacia brillar de una manera naturalmente increíble y deseable.
Sentía como mi corazón latía descontroladamente, ¿Emoción? ¿Nervios? ¿Amor?
Pero simplemente sentí desfallecer cuando vi que su cuello era rodeado por la cadena de plata que yo le había lanzado después del problema.
—Ya la puedes soltar si— el brusco tono de voz de Chris me saco del trance en el que me encontraba.
Vi la mirada de mi amigo y lo primero que me vino a la mente fue 'Separalos ahora mismo' ya que las miradas masacrantes que se brindaban no eran para nada buenas.
—Lo siento, no ponía atención— me disculpe seriamente cuando saco sus manos de mi cintura acomode mi blusa la cual se había desacomodado un poco por la rapidez con la cual me había atrapado
—Mari...— dijo con voz temblosa. ¡Dios! como extrañaba su sensualidad pura al hablar —Yo...— Chris se paro detrás de mi tal cual guardaespaldas solo que este guardaespaldas traía a una pequeña niña de seis años tomada de la mano.
—Me tengo que ir— dije haciendo un inmenso esfuerzo por que mi voz no se quebrara —Nos vemos Jonnathan — me despedí de lejos, este seguía algo extrañado. o mas bien demasiado extrañado y no hubiera sido el único si Ana no tuviera el enorme helado de chocolate en sus manos.
—Necesito hablar contigo...— escuche a lo lejos la voz de Justin.
Lo necesitaba tanto. Pero no había vuelta atrás el me había lastimado y de una forma terrible.
Abracé más al cachorro mientras caminábamos hacia el estacionamiento, Chris venía a mi izquierda y Ana estaba entre los dos.
-Conserva la cadena- aún sorprendida dije en mi interior provocando que mi estómago se retorciera. No pude evitar soltar una lágrima.
—Yo lo mato— dijo Chris dándose la media vuelta para regresar a buscarlo
— ¡Christian!— le llame firmemente —No le harás absolutamente nada, ¡me lo prometiste!— ambos tratábamos de canalizar nuestro enojo.
— ¡Pero mira como te pone!— dijo en un susurro marcado
— ¡Y me voy a poner peor si tú te atreves a tocarlo!
— ¡Ahh!— bufo con frustración después de unos segundos para tranquilizarse hablo —Vamonos— dijo duramente mientras caminaba.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que les guste :)

hasta el sabado!!!

Narra Justin

Iba caminando distraido mirando el mensaje de Jonnathan en mi celular. De pronto choque con alguien y cuando vi a ese alguien me di cuenta de que era Mari con un pequeño cachorro blanco la que iba a caer. Rápidamente la atrape antes de que ésta cayera al piso. Tenía tanto sin tenerla tan cerca. Cinco días habían sido una eternidad despues de haberla tenido mas de tres meses para mí sólo.
Se veia hermosa su cabello suelto, sus adictivos y bien delineados labios, habia unas pequeñas ojeras debajo de sus ojos y la notaba más delgada pero seguia siendo la perfección misma.
—Ya la puedes soltar si— la voz del i*diota de Chris
Lo mire fulminantemente con la mirada tal y como él lo hacia conmigo, en contra de mi voluntad la solte.
—Lo siento, no ponia atencion—su voz era fría, era el mismo tono que utilizaba al inicio, cuando nos conocimos y con la que me hablo el día que termino conmigo.
—Mari...— mi voz temblo, estaba tan nervioso —Yo...— queria hablar con ella, pero no podia hacerlo con su amigo-guardaespaldas ahí.
—Me tengo que ir— dijo rapidamente interrumpiendo lo que queria decirle —Nos vemos Jonnathan— se despidio de mi hermano y despues solo la vi alejarce
—Nesesito hablar contigo...— dije en un susurro terminando la oracion que habia empezado.
Cabizbajo me di la meda vuelta, Jonnathan me miraba sin entender absolutamente nada
— ¿Y qué fue eso?— pregunto Jonnathan —Fue mi imaginación o la tensión aumento a tope.
—Mari y yo saliamos— confese
— ¡¿Qué?!— pregunto sorprendido
—Hace una semana habiamos cumplido dos meses.
— ¡Dos meses!— ahora estaba mas que sorprendido — ¿Y por qué nunca nos dijiste nada?— pregunto mientras caminabamos hacia el estacionamiento.

—Nadie lo sabia, ya que sus padres no debian enterarse— le explique
— ¿Y cómo fue que terminaron así?— se referia a lo de hace un momento
—Ella cree que la engañe con Alice…

Narra Mari

Llegamos a casa y le pedi a Ana que entrara para yo poder hablar con Chris que en todo el camino no habia emitido sonido alguno.
—Chris...
—Ya Mari— me interrumpio —Lo siento pero es que no logro entender por que lo sigues defendiendo despues de lo que hizo, él simplemente no se lo merece
—Chrs sabes bien cual es la razón— ya se la habia dicho antes —Así que por favor sólo ignoralo ¿si?
—Esta bien...— dijo resignado
—Gracias— le dije abrazandolo por la cintura.

Me desperte debido a unos intensos movimientos en mi cama, algo asustada abri los ojos y me encontre con Ana saltando en la cama mientras que 'Pelusa' jugaba con mi cabello.
—Hey hey hey por que me despiertan— tome al cachorro en mis manos, Ana dejo de saltar y se sentó a un lado de mi
— ¿Podemos ir al parque? ¿Sí? ¿Por favor?
— ¿Ya?— le pregunte con cara de sufrimiento
— ¡Anda Mari!— finalmente accedi
—Sólo me dare una ducha y nos vamos— le dije y feliz tomo a su mascota

El niñero¡Lee esta historia GRATIS!