Capitulo 26 : Pesadilla

88 3 0

Alvaro me miró : - yo solo quería sorpréndete ; y decirte que te quiero que vuelvas conmigo a casa tu hogar ; a nuestra Asturias .
Rápidamente le corte - ¿Perdona? llevo meses aquí y no te has preocupado por mi; si estaba bien si estaba mal , ni una llamada , ni un mensaje y pretendes que vuelva contigo ¿ahora? no ; aquí tengo mi hogar ; gente que me entiende ¿Te apartas? tenemos que entrar.
Estaba nerviosa y enfadada le alce la voz .
En ese momento Marina se bajaba del ascensor .
- ¿ Qué pasa aquí ? ¿ por qué tanto chillido ? se os oye desde el portal y a Rosa no le hace ningún bien alterarse .
Alvaro se presentó solito ante Marina ;
- soy el marido de Rosa ; Alvaro .
Alvaro fue a darme el ramo de Rosas ; pero se lo estampe en la cara .
- ¡ que te marches ! Le volví a gritar ; mis pulsaciones se aceleraban ; empezaba a encontrarme mal de los nervios .
Lorena miro a Alvaro .
- por favor márchate , no empeores las cosas .
Alvaro se marchó mientras bajaba las escaleras pude oír cómo decía :
- Si estás embarazada ese niño necesitará un padre .
Marina abrió la puerta ; se había percatado de que no me encontraba bien .
- Venga entra y ve directa a la cama ; ponte el camisón y acuéstate
Marina quería ver que todo estaba bien .
Entre a la habitación y cerré la puerta ; cuando me estaba cambiando , una gota de sangre en el suelo hizo que gritase el nombre de Marina .
- ¡ ESTOY .... ESTOY ...!
no llegue a decir la palabra aborto .
Lorena y Marina entraron rápidamente asustadas y alarmadas por el grito ; Lorena me ayudó a vestirme ya que me quede paralizada por el miedo ; estaba temblando , también me ayudó acostarme en la cama .
Marina se puso unos guantes y con la ayuda de Lorena flexiono; mis piernas retiro mi ropa íntima manchada de sangre ; era como si la menstruacion me hubiese bajado ; Lorena tomo mi tensión y mi pulso ; el cual era acelerado .
Y Marina me tranquilizo aunque su cara precisamente no era de mucha tranquilidad , ya que tenía mucho miedo , de volver a verme sufrir por un nuevo aborto.
- !Tranquila! es solo una mancha ; es normal que sangres , teniendo en cuenta de que el embarazo es de alto riesgo .
- ¿ Y qué hago ?
Pregunte alarmada al oír alto riesgo ; lo primero que pensé fue en un aborto y eso acabaría pasándome factura .
- verás lo único que puedes hacer es reposo absoluto ; guardar cama hasta que des a luz o programe una cesárea .
¿ nueves meses entre estas cuatro paredes ? ¿ en una cama ? sería como estar en un hospital pero sin compañera de habitación ; bueno si ... tendría la vigilancia de la doctora las veinticuatro horas permanentes ya que era la que ocupaba la cama izquierda .
- Marina ¿ Quieres que me vuelva loca ? soy incapaz de estarme quieta
Marina me pasó un paño húmedo limpiando cualquier resto de sangre , y Lorena acabo de ponerme la muda limpia .
Ambas se acercaron a mí y me cogieron de la mano .
- pues deberías aprender ; deberás a estar relajada y que nada te altere Rosa , si quieres llegar al final de tu embarazo bien .
Dijo Marina seria y con los ojos a punto de soltar una lagrima .
- nosotras estaremos aquí , te ayudaremos , te cuidaremos , estaremos pendientes de ti y de esa criatura , confía en nosotras .
Lorena intentaba darme fuerzas ; pero la verdad me había quedado muy fría , no quería quedarme otra vez encerrada , inmóvil en una cama , me sentía fatal , pero en el fondo llevaban razón no iba a tirarlo todo por la borda .
- Anda marcharos , voy a ver si descanso un poco . Mentí quería estar sola y si es posible muy posible que me comiese mi linda cabecita con la visita del que aún era mi marido .
Marina me arropo con la fina sabana y Lorena me dio un beso y vi cómo se marchaban ya en la puerta Marina se volvió .
- Estamos fuera , llámanos si lo necesitas .
gire la cabeza hacia Marina y le conteste
- que si pesada que os marchéis .
Sonó un poco borde pero es que no podía más , suspire y eche la cabeza en la almohada mirando hacia la ventana .
Marina cerró la puerta y en ese momento todos los miedos que tenía ... salieron hacia afuera en forma de lagrimas , Lorena la abrazo en un intento de tranquilizarla .
Pero esta se puso peor dándole un ataque de asma , Lorena lo desconocía .
- Marina Marina ¿Qué te pasa ?
Marina a duras penas busco el inhalador en su mochila y lo uso un par de veces .
Lorena le abrió el sofá cama y la ayudo a tumbarse .
- ¿ necesitas algo ? no te muevas estate aquí yo te lo acerco.
- si , la cajita de pastillas que hay en el cajón de la mesilla de noche.
Lorena entro con cuidado sin saber que me hacía la dormida , la pille con las pastillas y justo cuando cerró la puerta fui detrás de ella .
Abrí la puerta y vi a Marina tumbada
- ¿ Que ha pasado ? pregunte desde la puerta
-!Rosa! vete a la cama vamos .
Marina me grito ...

•La chica de la Habitación de al lado •Where stories live. Discover now