Capitulo 16 . Volver a empezar de cero contigo sin ti ...

110 4 0


Una semana después ...Tercera planta Carlos Haya.
Lorena estaba en la cama , su mirada continuaba perdida , su largo pelo castaño claro y enmarañado estaba cogido por una cola , las ojeras estaban presentes en su rostro al igual que la tristeza que la invadía por cada parte de su cuerpo , su piel era pálida .
Ni si quiera tenía fuerzas para luchar por ese nuevo ser que crecía en su vientre .
Su cuerpo no admitía ni si quiera un vaso de agua ; pues ella se provocaba el vomito , había pasado de comérselo todo a dejar de alimentarse .
La psiquiatra que la trataba Laura , temía por la salud de su bebé , así que decidió atarla a la cama .
Pero eso a Lorena le daba igual .
Le quitaron el móvil , ya que en parte por eso había llegado a ese extremo .
La madre de Lorena acaba de llegar tras largas horas sentada en el AVE y un viaje en taxi , pero no la dejaron verla .

Marina acababa de abrir los ojos, el sol entraba por las rendijas de las persianas del hospital , hacia buena temperatura aquel día , era viernes trece .
Raquel una enfermera del Carlos Haya entro por la puerta , termómetro en mano y se lo colocó en la boca .
- Creo que hoy te darán de alta , empiezas a cicatrizar rápidamente y apenas has tenido fiebre .
Marina le entregó el termómetro de esos de los antiguos de cristal , el cual marcaba 35 .
- bueno ya vendrán por aquí a darme la buena nueva .
Marina no se fiaba de los cotilleos de las enfermeras y prefería que fuese su amigo y médico Fernando quien le diese la noticia .
Estaba deseando salir de allí ahora Marina tenía otro motivo más para seguir hacia delante en su carrera pero esta vez le tocaba en la parte de Psiquiatría al tratar a Lorena , y descubrir el porque del envenenamiento a Rosa .

Rosa no entiendia nada , llevaba una semana en el hospital y el "embarazo" marchaba bien .
Pero la realidad era distinta Fernando necesitaba estar seguro de que no había rechazo por parte de la receptora hacia su nuevo órgano , para poder hacerle la fecundación invitro.
Así que entre Fernado y Ana la tenían engañada e intentaban que su estancia en el hospital fuese amena .
Cada día preguntaba lo mismo : - ¿Dónde está Marina?
y ellos decían lo mismo ; - en Madrid en un congreso de ginecóloga .
Rosa tenía buen aspecto , comía medianamente bien , pero no se levantaba de la cama , le dolía bastante , tenía ganas de irse .

•La chica de la Habitación de al lado •Where stories live. Discover now