Capitulo 27: Navidades diferentes .

93 4 0

22 de diciembre de 2010. Libro de notas .
Esa mañana después de que Lorena me retirase el desayuno ,me apoye en la cama con el sonido de los niños de san Ildefonso de fondo " miiiiil eeeeuuurooss"  , abrí el libro de notas y deslice el boli bic negro por sus hojas perfumadas :
Málaga a 22 de Diciembre de 2010 .
Ya casi estoy de tres meses ; mi barriga crece ; solo estoy en camisón , para que nada me apriete , en cama para evitar posibles riesgos .
Marina me hizo mi primera ecografia aquí en casa ya que trajo un ecografo portátil ; no se le escapa ni una , tiene tantos detalles conmigo , incluso se llegó a poner mal por mi , estoy desconcertada se preocupa tanto por mi bienestar y el de los pequeños .
Aún no sabemos el sexo qué serán a mí me gustaría que fuesen niño y niña así tendría a la parejita .

Marina se había marchado esa mañana a trabajar ; solo tenía libre el día de Navidad ; año Nuevo y reyes .
Había bajado un momento a la cafetería a tomar un café ; últimamente Marina no dormía bien ya que estaba más pendiente de Rosa y cualquier cosa le perturbaba el sueño.
Ana esa mañana entro un poco más tarde ; fue directamente hasta la cafetería ya que sabía que Marina a esa hora estaría por allí , justo cuando llevaba el café y sin darse cuenta se topó con uno de los de seguridad derramando el café caliente sobre su uniforme azul oscuro.
El muchacho de unos cinco años mayor que Ana y unos ojos profundos que hicieron que a la joven le diese un vuelco el corazón y le entrasen los nervios mientras sus mejillas se iban enrojeciendo .
- ¡Lo siento , lo siento ! déjeme que se lo limpie ; dijo sacando un paquetito de toallitas húmedas de su bolso y limpiando la mancha , que le había caído a la altura del pecho con mucha delicadeza y esmerándose en que no le quedasen restos del café .
Salvador ponía en aquella pequeña placa color blanco con letras negras que Ana a través gafas pudo leer  .
- Gracias no hace falta que te molestes , y discúlpame a mí estaba distraído , soy Salvador uno de los nuevos de seguridad .
- Ana . Dijo la muchacha sin quitarle los ojos de encima .
Salvador también se ruborizó y empezó a tartamudear , al parecer era un chico muy tímido ; - yo ... me tengo que marchar a mi lugar de trabajo ; quedas invitada al café .
Dijo poniendo el dinero justo sobre la barra del bar y marchándose .
Marina que observó la escena no paraba de reírse .
Ana se sentó al lado de su compañera roja como un tomate .
- parece que a alguien le ha tocado la lotería . Dijo Marina sin parar de reír
Ana antes de nada echo el azucarillo en el café y se dispuso a removerlo... pero temblaba y se le derramaba .
- anda anda no digas tonterías Marina ... Dijo poniéndose aún más colorada .
- Al final te vas sin tomarte hoy el cafelito Ana .
Dijo Marina muerta de risa .
Ana le dio un sorbo al café y lo dejo de nuevo en su sitio .
- si me enamorase de todos los chicos a los que les derramase algo por encima ; medio Carlos Haya estaría enamorado de mi ...El otro día le estampe el
carrito que llevaba con las manzanillas por la noche a German ; casi me lo cargo al pobre .
- si si Ana tú dí lo que quieras pero creo que cupido hizo su trabajo ; además es guapo .
- anda no digas tonterías .
En ese momento once y media de la mañana los niños cantaron el gordo ; gordo que no cayó en casa de nuestras protagonistas y por lo que sabemos en ningún conocido .
Yo seguía en mi habitación aburrida como una ostra ; deje de escribir en el bloc de notas es más arranque la hoja haciéndola añicos , y tirándola al suelo .
Lorena en ese momento estaba bañando a la pequeña Beatriz , así que si me sentía sola y otra vez volví a caer ; ¿ a qué venía ese momento de nostalgia repentino? si yo estaba genial en Málaga , si en Asturias estaría en casa con la chimenea caldeando la fría casa y una olla de judiones calentándose en el fuego ; Alvaro se pasaría el día entero en bar o con las vacas ; mejor dicho dándole al vino o a la sidra o a lo que tuviese más a mano , él ya no me Quería por qué lo que él quería de mí era un hijo ; hijo que no le daba por muchas veces que lo intentásemos ; eso me dio que pensar ¿ A caso sabría algo de mi embarazo ?  y si es así ¿Quién le habrá informado? al parecer se fue trasquilado ya que no tuve noticias de él en el mes de noviembre .
¿Por qué añoraba a mis tíos ? si me daban una mala vida ; mi infancia entre algodones no fue precisamente y cuando me bajo el periodo mi tía me obligaba todas las noches a tomarme ún asqueroso jarabe del cual seguí tomando ; una vez casada ya que mi marido se encargaba de dármelo siempre lo compraba el , y siempre lo 
pasaba fatal al día siguiente unos fuertes dolores de riñones barriga e incluso manchaba ; qué raro desde que no me tomo ese extraño jarabe , mis periodos han sido distintos .
Había pasado ya una hora , Lorena se asomó a ver cómo me encontraba y me encontró rizándome un mechón de pelo .
- ¿Qué tramas tú ya ? muy pensativa te veo . Me dijo mientras se acercaba con la pequeña Bea en su regazo .
- ¿Dónde está Marina ? necesito hablar con ella es urgente
- ¿te encuentras mal ? dijo Lorena un tanto preocupada .
- Creo que me han estado envenenando sin yo saberlo
Lorena se quedó callada , Marina le contó a ella lo del Bisfenol pero ... no sabía si hacía bien en contármelo a mi .
- anda coje un poco a la niña voy a ver qué tal le va a mi madre en casa .
La madre de Lorena se había marchado hacia dos semanas a Barcelona con los papeles del divorcio firmados por su hija .
Pero Lorena no iba a llamar a su madre llamaría a Marina ; la cual colgó el teléfono y se dirigió a casa , tenía que contarle a Rosa la verdad pero no sabía cómo se lo tomaría.
Fernando la acompaño , ambos tenían la tarde libre ya que Marina modificó la agenda del gabinete que llevaba por la tarde para pasar el mayor tiempo posible al lado de Rosa y al cuidado de su embarazo.
Fernando llevaba un peluche ; era un osito enorme .
- Espero que le alegre mi visita y le guste el detalle . Dijo Fernando antes de que la puerta del asensor se abriese .
- yo también lo espero , últimamente  la veo muy decaída , ya se ha dado cuenta de que algo no marcha bien , de lo del Bisfenol vamos .
Marina busco las llaves de casa en su bolso y acto seguido dio media vuelta abriendo la puerta .
- pues espero que no le siga dando vueltas a esa cabecita que tiene por qué como se lie a hacer averiguaciones , es capaz de saber lo tuyo .
- ¡cállate por dios ! eso ni mencionarlo .
Dijo soltando las llaves en la pequeña mesa de la entrada .
- ¡Joder os falta piso! dijo Fernando viendo la que tenía organizada Lorena en el salón .
- vaya no sabía que teníamos visita  ¿te quedas a comer ? Dijo poniendo el cuenco de ensalada en la mesa .
- a algunas me parece que se les va a quitar él hambre voy a ver a Rosa ; que sea lo que dios quiera .
Fernando ayudo a poner la mesa a Lorena y preparar la comida mientras Marina se sentaba en el borde de mi cama y me miraba a los ojos
- a ver ¿ Qué pasa ? me ha dicho Lorena que querías hablar conmigo
- me han estado envenenando ¿ verdad ? por eso no podía quedarme embarazada.
Marina le agarro la mano .
- vaya veo que sirves para detective ¿ Quién te ha dicho eso?
- Marina no te vayas por las ramas , estuve por lo menos seis años tomando un extraño jarabe , que me dejaba efectos secundarios , como sangrado o dolor de riñones .
- era Bisfenol , sea quien sea que te lo daba no quería que tuvieses hijos .
- era mi tía y mi esposo desde que tenía la regla .
- ¿Tú tía ? pero pero ¿porque ?
A Marina no le entraba en la cabeza que pretendía esa mujer .
- Ni yo misma lo sé , quizás para hacerme daño no sé el motivo .
-Anda estaque aquí que ahora te traigo la comida , luego tienes visita .
- ah ¿ si  quien ?
- Fernando que viene con regalito incluido .
Marina no llegó a abrir la puerta ya que Fernando y Lorena estaban enfrascados en una amena conversación .

•La chica de la Habitación de al lado •Where stories live. Discover now