¿Fiesta? Oh, espera. ¿Fiesta?

—¿Fiesta?.

—Si nena, tal y como lo escuchas fiesta.– Me miro una sonriente y emocionada Kathe.— Tenemos que hacer las compras, ya tu sabes.– Río.

—¿Haz estado escuchando a pitbull?– Solté una leve carcajada.

—Se podría decir que si, ya tu sabe nena. Mister Worldwide.– Ambas soltamos un carcajada.—Bueno Mía no me cambies de tema, ocupamos nuestros atuendos.

Oh no. Eso es una pesadilla, Kathe y compras mala combinación, horas y horas buscando lo que seria «Atuendo perfecto» y su frase de siempre “Quiero cautivar a todos, en especial a mi novio ya sabes” y para cerrar esa frase un guiño de ojo «extravagantemente sensual» así lo describía Kathe.

— Oh Kathe... ¿Me vas a hacer recorrer el centro comercial durante horas y horas, entrando a las mismas tiendas millones de veces para tu atuendo perfecto?.

—Tal y como lo dijiste.

—Por favor Kathe ten piedad, no seas cruel, al menos llevame en un carrito de bebé o en tu espalda.– junte mis dos manos en postura de oración.

—Quiero cautivar a...

—Todos, en especial a mi novio, ya sabes– La interrumpi e hice un intento de guiño «Extravagantemente sensual».

—A ti no te queda.– río fuertemente.— Parece que te entro una basura al ojo cuando hiciste eso–Rio mas fuerte.— Y bueno ya estas aprendiendo, así que mueve tu espalda larga al auto.

—¡Oye! Soy orgullosamente plana.– intente mirar mi trasero.— además, no es tan pequeño, ¡si tengo trasero! No fastidies.

— Solo molestaba, claro que tienes.– río y camino al auto, subió y lo encendio.—Vamos, ya hemos perdido mucho tiempo.

Bufé y camine hacia el carro sin ganas, me subí en el asiento del copiloto, ella empezó a conducir y yo encendí la radio en la que sonaba “Neon Lights” de Demi Lovato. ¡Oh no! Kathe empezará a cantar tratando de imitar las notas altas. Ten piedad de mi, señor.

— ¡Like Neon Lights!– Canto Kathe, o mejor dicho chillo Kathe, creo que quedare sin timpanos esta tarde.— ¡Oh como amo canción!.

—Claro yo tambien.–Dije sobandome un oído.

—Creo que ya me están saliendo las notas altas, llegare a ser como Demi algún día.– Aseguro con una sonrisa orgullosa.

— Claro, si cantar como gata en celo es talento, creo que tu lo tienes.

Sentí un fuerte golpe en mi hombro.— Grosera– emitió ella riendo.

Entre risas y bromas llegamos al centro comercial. A veces me pregunto ¿Como le pudieron dar la licencia de conducir a Kathe? Es decir, gracias a Dios no hemos tenido un accidente, es un desastre en la carretera.

Mi pesadilla acaba de empezar, piso por piso, tienda por tienda, accesorio por accesorio. Dieron las nueve de la noche y a Kathe aun le faltaba un collar para combinar con los demás.

Nos sentamos a comer un helado para luego ur a casa.

— Disculpa, ¿Cual es la clave del wi-fi?.– pregunte a la encargada del lugar.

—Lame, Saborea y Disfruta el sabor.–Dijo esta sonriente.

Lo apunte en el teléfono tratando de aguantar la risa, ¿Quien va a poner eso de contraseña? ¡De fijo todos lo malpiensan!

Mi teléfono vibro, tenia un mensaje de SnapChat.

Nolan:

¡¡¡¡NO ME CREERAS LO QUE TENGO QUE DECIRTE!!!.

Ohmaiga
800 vistos? Ustedes son geniales, mas de 100 Votos? Son mas que geniales, GRACIAS MUCHAS GRACIAS. Nunca pensé que esta Fic llegaría a tanto. Siento por durar mucho subiendo cap. Lo tenia escrito desde hace mas de  5 días pero me faltaba acabarlo.

Esperó que lo hayan disfrutado.

Comentar, votar

Las amo

Con muchísimo amor, Nath

Snapchat n.h [en edición próx.]¡Lee esta historia GRATIS!