Cuando Kate nos dejo en nuestra casa nos cambiamos nuestra ropa por unas pijamas y ahora estábamos acostados en la cama boca arriba mirando hacia el techo.

- Te contare un secreto.- dijo Niall apartando la mirada del techo para mirarme.

- Dime.- sonreí.

- Quiero llegar a ser un chico talentoso, que agoten los discos, se llenen las arenas... No te burles.- me miro con temor en sus ojos a que lo juzgue.

- ¿Por qué me tendría que burlar?- respondo confundida.

- Mucha gente lo hace cuando le digo mi sueño.- miro sus manos sobre su estómago.

- Pero yo nunca me burlaría de ti.- me apoye en mi antebrazo y quede al frente de Niall, el me estaba mirando con brillo en sus ojos, se veía demasiado tierno. Le di un beso en la punta de la nariz.

- Te quiero demasiado Mia, eres la mejor.- Cerro sus ojos y me beso.

- Te contare yo mi secreto.- dije cuando finalizó el beso.

- Dime.- sonrío.

- Quiero un perro pero...- Le sonreí de vuelta.

- ¿Pero?- el me miraba confundido.

- Especial.

- ¿Especial?.- frunció el ceño.

- Especial en el sentido de que sea ciego, tenga una patita torcida o tenga el síndrome del nadador [1].- lo mire.- Casi siempre esos perros son sacrificados ya que no sirven para el comercio, siempre eh querido uno, son súper cariñosos y lo cuidaría tanto, seria como mi bebé.- reí.

- Oh te entiendo, ¿Tus padres no te pueden dar uno?.

- No creo, ellos piensan que es inútil ya que para eso es mejor un perro sano.- rodé los ojos.-¿Tus padres te apoyan en eso de ser cantante?.

- Si.- sonrío y el brillo en sus ojos aumento.

- Tienes buenos padres Niall.- lo mire sonriendo.

- Lo se, y quiero que los conozcas.- ok, eso me dio miedo y me puse nerviosa.

- ¿Qu...Que?.- dije aterrada.

- Eres mi novia, debes conocer a mis padres Mia.- río nervioso.

- ¿Desde cuando soy tu novia?.- Yo no recuerdo que el me haya preguntado por ser su novia alguna vez.

Me tomo por sorpresa y me beso, lento, suave y con ternura sin indicios de alguna otra intención, al finalizar el beso pregunto:

- ¿Quieres ser mi novia?.- a lo que yo no dude y lo volví a besar en respuesta a su pregunta como un claro "si".

- Te habías tardado.- Dije riendo.

- ¿Por qué no quieres conocer a mis padres?.- Lo mire y en sus ojos había tristeza.

- No es que no quiera Ni, es que me da miedo.- escondí mi cara entre mis dos manos.- ¿Y si no les agrado?.

- Claro que les agradarás, eres perfecta Mia.- me miro a los ojos provocando que me sonrojara y agradecí que todo el cuarto estaba obscuro.- Y mas perfecta eres cuando te sonrojas.- río y yo maldeci a mi mala suerte.- Además si no les agradas mi mama lo único que hará será sacarte de la casa a patadas literalmente, pero tranquila.

- ¿¡Que?! ¿Es enserio Niall?- Estaba aterrada, el solto una carcajada y supe que había sido una broma.

- Es una broma amor, no te asustes mis padres son un amor.- Me abrazo atrayéndome a su pecho.

- Eso espero que sea verdad h no una broma.- dije riendo.

- Es verdad, si le agradas a mi mama luego no podrás sacártela de encima y te mostrara fotos mías de cuando era un bebé nudista.- río aun mas fuerte.

- Todos fuimos bebés nudistas.- lo acompañe en su risa.

- Tengo sueño.- bostezó.- Hasta mañana nena.- Beso mi frente.

- Hasta mañana Ni.- lo abrace fuerte e inhale su colonia masculina ¡Joder! Huele delicioso.

Poco a poco se me fueron cerrando los ojos cayendo en el sueño en brazos de mi ahora, novio.

¡Hola!

Me puse un poco cursi en este capítulo, mucha miel haha. ¿que tal les pareció?

Síndrome del nadador; Cuando un perrito nace con ambas piernas abiertas y no puede usar ninguna de las dos.

El secreto de Mia realmente es mi sueño haha... Lo se, ¿raro?

Voten & comenten.

Lots of Love

Nath

Snapchat n.h [en edición próx.]¡Lee esta historia GRATIS!