El estaba ahí al frente mio y yo como una idiota sin saber como reaccionar. Apuesto que mi cara da vergüenza ajena.

-Uhm... Hola- Sonrío, se notaba que estaba nervioso. Yo tambien lo estaba.

-¿Que haces aquí?- Sin pensar dos veces hice la pregunta que rondaba por mi cabeza. -¿Como sabes donde vivo?.

-Bueno... ¿Me dejarías pasar y te explico?- Sonrio y OH MI DIOS.

-Claro- Me hice a un lado y el paso a mi lado inundando mis fosas nasales con su increíble colonia masculina.

Camine detrás de él y mi dios, este chico se tiene un gran trasero. Me dan ganas de darle unas cuantas nalgadas y... ¿¡Qué rayos estas pensando?! Por dios, Mia ¿enserio pensabas en darle unas nalgadas? Caminaba tan confiado, tan seguro de si mismo.

-¿Te gusta lo que ves?- levante mi mirada de su trasero y lo mire confusa.

-¿a que te refieres?.

-¿Crees que no me daba cuenta que no paraba de mirar mi trasero?.- Dio la vuelta y me miró a los ojos con una sonrisa juguetona.

-Puedes tomar asiento y me vas explicando como sabes donde vivo.

Cambie rápidamente de tema. Me había visto mirándole el trasero. Sentí mis mejillas hervir y el soltó una carcajada hermosa.

Me explico que un amigo de el me investigo y sacó mi dirección. Todo normal. Eso pasa todos los días. Y me dijo que la vez que el dijo que tenía algo que decirme era que viajaría a California.

-Pero.. ¿Sabes algo?- se acercó peligrosamente a mi.

-¿Que?- Retrocedi un poco por que me incomodaba un poco su cercanía y dado que estábamos sentados en el sillón choque con el respaldar.

-Yo no vine aquí en vano.

-¿Disculpa?- Realmente no entendía a que se refería.

-A que quiero algo. Algo de ti.- Se acercó y colocó una mano en el respaldar acorralandome y dejándome sin salida. -Con un beso me conformo- Con su pulgar acarició mi labio inferior.

-¿ah? Aléjate- lo empuje pero ni se movió.

-Por favor, no sabes cuanto eh deseado un beso tuyo. No seas mala- Acarició su nariz con la mía.

A la mierda todo. Lo conocía hace poco y ni en persona le hablado pero dios. Yo tambien quiero un beso. Puedo jurar que besa como experto. Esos labios rosados y completamente apetecibles son una tentación. ¿Que mas da? No es que por un beso nos fuéramos a casar. ¿Lo beso?

Colocó su mano en mi barbilla y me hizo mirarlo a los ojos. Esas lagunas que con solo mirarlas caes como en un hechizo y sabes que harás todo lo que el diga. Dios, nunca había visto hombre mas guapo, parece esculpido a la perfección. Sus palabras me sacaron de mis pensamientos.

-Besame- acercó sus labios a los míos rosandose. Solo unos milímetros nos separaban. -Hazlo por favor, o lo hare yo.

Hi hi hi

Primero que todo.
LO SIENTO por alguna extraña razón Wattpad no me dejaba escribir el capitulo hasta ahora.
Espero que les haya gustado y bueno se que es una manera extraña de la forma en que se conocieron but anyway.

Comenten y voten!

¡Bienvenidas a todas las nuevas lectoras!

Haré un grupo en WA de esta novela alguna que quiera estar, envíe su numero por Mensaje Privado:)

MUCHA GRACIAS POR LLEGAR A LOS 6K YA CASI 7K LAS AMO.

Lots of love!

Nath

Snapchat n.h [en edición próx.]¡Lee esta historia GRATIS!