Capítulo 18

23 1 1
                                    

- Nada de esto es asunto tuyo, puedes irte - repitió, esta vez moviéndose hacia ellos, con la clara intención de meterse entre ambos y él mismo mover a la chica.

- Es mi asunto, es mi amigo y mi ex novio, me importa si un mocoso egoísta y manipulador cada cierto tiempo decide idioteces - se acercó al rubio para darle a entender que no la intimidaba - ya es común que cada cierto tiempo Tetsu traiga la cara larga por tu culpa aunque no diga nada.

- Alisa basta - Kuroo la apartó de Tsukki - no sabes cómo son las cosas entre nosotros.

- Imagino que debe dolerte que te dejara por mi, saber que no has salido lo suficiente, pero puedes irte al demonio y callarte - sabía que lo que ella decía era cierto, oírlo era otra cosa y sabía que tenía que hacer un cambio radical así quería seguir junto a Kuroo sin aburrirlo.

- Me duele verlo con alguien que lo desecha cada cierto tiempo, como si no sufriera cada vez que la persona que quiere decide que ya no más y luego vuelve a buscarlos como si fuera un juguete - no le interesaba ese chico por lo que no le importaba ser hiriente.

- ¡Suficiente los dos! -gruñó molesto - Alisa, esto es cosa de Kei y mía - tomó a Tsukki del brazo y lo apartó para que no siguiera discutiendo con su ex novia, porque parecía dispuesto a realmente pelear con ella.

- ¡Jamás lo desecharía! - respondió apretando un poco los puños - las parejas tienen problemas, si ustedes no lo tenían, entonces algo en su relación no funcionaba y es algo patético que estés todo el tiempo pendiente de él, esperando su momento vulnerable para acercarte y jugar el papel de buena amiga.

Alisa se enfureció tanto que siquiera pudo hablar japonés y comenzó a insultarlo en ruso pero los chicos la retuvieron para que los dejara marcharse como parecían necesitar.

- No debiste decirle eso - lo regaño cuando estuvieron más alejados - de verdad es una amiga.

- ¿Yo soy quien no debió decir cosas? - preguntó aún alterado y enojado con el solo hecho de verlo con alguien más, tomándolo de la mano para tirar de él y arrastrarlo un poco más lejos de ellos para tomarlo del rostro y besarlo profundamente - eres mío - Kuroo lo apartó en cuanto sintió sus labios.

- No Kei, las cosas no serán así de fáciles - frunció el ceño - si bien Alisa fue muy tosca al decirlo, la verdad siento que hay algo de cierto en todo lo que dijo.

- Todo lo que dijo es cierto... - respondió quedándose un poco frustrado al ser rechazado, en especial cuando había gente alrededor de ellos e incluso esa desagradable chica rusa podía verlos, pero por esa ocasión se tragó el orgullo - soy un novio horrible, te pongo triste, no te hago todo lo feliz que debería hacerte, tengo un carácter horrible, soy manipulador, egoísta y lo hago sin darme cuenta realmente, probablemente a la larga estarías mejor sin mí, todos lo estarían porque aún ahora no creo que sea el mayor aporte a la vida de nadie...mucho menos a la tuya, pero solo verte con alguien más de esa forma me hizo olvidar toda mi determinación y aunque soy nuevamente egoísta, quiero seguir contigo, quiero ser con quien sigas tu vida... voy a intentar ser menos un desastre y contar hasta 200 si es necesario antes de volver a hablar más de la cuenta - Kuroo se quedó pensativo y triste.

- Te diste cuenta que en todo lo dijiste no mencionaste lo más importante, que me amas - sintió el pecho oprimirsele - ¿Me amas Kei?

- Te amo - asintió bajando un poco las revoluciones de su enojo para seguir hablando - te amo tanto que estaba dispuesto a dejarte libre con tal de que fueras feliz aunque sé que eso sería una condena para mí mismo, pero no me importaba si a la larga serías feliz... te amo de tal forma que a pesar de todo, se que no podría vivir sin ti, no quiero hacerlo, no creo que pueda hacerlo siquiera.

LingerDonde viven las historias. Descúbrelo ahora