||Capítulo 8.

70K 7.5K 5.4K

Mullingar, Irlanda.

Harry se levantó muy temprano en la madrugada para cancelar la cita que tenía con el miembro de la comunidad gay de Mullingar, Josh. Niall se encontraba dormido en la cama y Harry había dormido en el sofá que estaba incluido en la habitación, sentía que el adolescente necesitaba descansar y definitivamente estaba más cansado que Harry, así que lo había dejado en la cama.

En esos momentos eran las ocho de la mañana y se encontraba en la alcoba mientras esperaba en la línea para hablar con Josh. Debía de cancelar la cita puesto que ese día regresaría a casa para tratar el asunto de Niall, realmente le interesaba juntarse con Josh y hablar con él, pero eso podrían hacerlo después, en esos momentos estaba preocupado por el adolescente que dormía placidamente entre las sábanas.

Marcó desde su celular al teléfono que le habían dado para comunicarse con Josh, y no tardaron en contestar. Harry se sentía realmente avergonzado en esos momentos por cancelar una cita, pero era más importante Niall.

—¿Hola? ¿es usted el señor Josh Devine? —preguntó Harry cuando le contestaron la llamada mientras paseaba por la alcoba, lejos de la puerta para no despertar a Niall.

—Sí, soy Josh Devine, pero no soy señor, soy un joven —rió nervioso y al otro lado de la línea rascó su brazo sonriente, su voz era bastante agradable y Harry pensó al instante que se llevaría bien con él—. ¿Desea algo?

Harry a pesar de tener la edad que tenía, y de aparentar ser un adulto maduro, realmente le ponía nervioso todo eso. Sentía que todavía tenía la necesidad de pasarle el teléfono a Anne y decirle ''dile tú lo que pasó''. Sin embargo Anne no estaba ahí, así que tendría que lidiar con el problema él solo.

—Bue-bueno —comenzó a hablar entre tartamudeos—, soy Harry Styles y...

—¡Oh por dios! —exclamó éste chillando de emoción, interrumpiendo a Harry y causándole un buen susto gracias a haberle gritado en el oído, separó el celular de su oreja un poco aturdido— ¿¡Tú eres Harry Styles!? Ay, no sabes cuánto te admiro —habló rápidamente, apresurado, como queriendo expresar toda la admiración que sentía por Harry en unos segundos—. He visto una grabación de lo que has dicho en la corte defendiendo los derechos homosexuales, y déjame decirte que eso ha sido lo más inspirador que he escuchado en mi vida... ¡Y la marcha del orgullo gay! ¡Y todo lo que haces por esos chicos que no tienen un hogar por culpa de su sexualidad! Todo lo que haces es tan... ¡wow! Soy Josh Devine, estoy para lo que gustes, te admiro bastante, todos te amamos aquí y estamos esperando con ansias a que vengas...

Harry disimuló un poco la gran sonrisa que se comenzaba a formar en su rostro debido a las palabras de Josh, se sentía sorprendido ante la repentina situación en la que se encontraba de pronto, lo estaba idolatrando, le estaba diciendo que estaba orgulloso de lo que hacía... Y eso por ende lo hacía sentir orgulloso de sí mismo. Sus mejillas se tornaron carmesí a causa de la vergüenza que tenía, estaba realmente avergonzado de tener que cancelarle la cita a Josh, pero siendo tan bueno como lo parecía esperaba que entendiera la situación.

—Eh, bueno, no sé qué decir —dijo tímido y se revolvió el cabello intentando dejar de sentir esa vergüenza que se apoderaba de él—. Es muy lindo de tu parte, Josh. Muchas gracias...

—No necesitas decir nada, sólo necesitas escuchar a un chico que te adora aunque nunca te haya visto —Harry pudo percibir una risita detrás del teléfono, Josh estaba sonriendo, y el joven de ojos verdes también—. Por cierto, ¿cómo te ha ido con el hospedaje? ¿te sientes cómodo? ¿necesitas algo?

—Bueno, pues, muchas gracias por todo lo que has hecho por mí —agradeció súbitamente—, no me falta nada y es muy considerado de tu parte insistir en pagar mi hospedaje en un hotel tan bonito y cómodo, realmente gracias —agradeció de nuevo—. Aunque lamentablemente no te llamo para todo esto Josh, de echo, es un asunto algo importante y algo delicado.

Detrás del arcoíris ||L.S.¡Lee esta historia GRATIS!