||Capítulo 20.

76.5K 7K 14.8K

Doncaster, Reino Unido.

El encarcelamiento del padre de Louis y Felicite, Troy Tomlinson, marcó una gran diferencia entre el antes y el después en la vida de la familia Tomlinson. Todo cambió drásticamente en cuestión de días, todo el mundo se volteó de cabeza y la familia que Joanna y Troy habían construido se vino abajo con facilidad.

Joanna fue la primera en comenzar a cambiar. Las primeras horas después del encarcelamiento de su esposo entró como en un inmenso trance, en un estado de shock completo. Tenía los ojos llorosos y las manos temblorosas. Pensaba en las cosas que había hecho mal y en qué le había fallado a su familia para que quedara destruida. Aunque claro, la respuesta era obvia; no había defendido a sus hijos cuando éstos la habían necesitado.

Ese fue el primer error de muchos que logró identificar en su vida como madre de dos maravillosos hijos.

Louis en cambio se mantuvo activo de aquí para allá. Habló con el juez para que le diera información específica acerca de su padre, trató de sobornarlo un par de veces pero eso no dio resultado, ni de lejos. Al parecer Troy había cometido un grave delito y no había marcha atrás, debía cumplir su condena.

El juez también le dio información sobre su hermana, Felicite, y sobre cómo Harry Styles había pedido ser el tutor de la menor, cómo le había rogado para que comenzara a organizar el papeleo y que abriera un juicio para poder decidir con quién se quedaba la adolescente. Al no tener familiares cercanos (como tíos), era algo difícil decidir sobre ella.

El odio de Louis hacia Harry seguía en aumento, cada vez más. Décima por décima sentía en sus venas la palabra ''odio'' cada vez que mencionaban a ese idiota, o cada vez que lo recordaba de casualidad. Al principio pudo creer alguna cosa sobre él, sobre que era bueno, sobre que quizá él estaba equivocado. Pero cada día sentía que su rencor hacia él aumentaba.

La familia de Louis, al poco tiempo, se destruyó. Y por más intentos de él para mantenerla en pie aquella situación no tuvo mucho éxito. Joanna nunca volvió a ser la misma, más que nada por el dolor que le causaba el darse cuenta de que nunca fue ni podría ser una madre ejemplar, y ahora que había perdido a Felicite, Louis podría bien haber pasado a segundo plano.

Troy no quiso recibir visitas y no se dignó a ver ni a hablar con alguien. Por las noches tenía pesadillas y soñaba con cosas que lo avergonzaban y que lo atormentaban. Soñaba con un par de ojos de color y deseaba con todo su ser poder devolverlos al rincón de su mente donde se habían ocultado tantos años.

||

Tres semanas después del encarcelamiento de Troy las cosas empeoraron del todo y sucedió lo que, eventualmente, algún día tendría que pasar.

Joanna dejó a Louis.

No fue nada amorosa, realmente, ni atenta, ni se despidió. Simplemente Louis despertó un día y ella ya no estaba. Ya no volvió. A pesar de que sólo eran ellos dos en la casa, a pesar de que se suponía debían estar juntos para apoyarse y para sobrevivir a ese golpe tan duro que les había dado la vida, ella lo dejó. Ni siquiera le dio una razón, o una explicación. Esa fue una de las cosas más dolorosas que pudo haberle hecho.

Louis pensó que una madre es incondicional a sus hijos, que jamás los abandona, que siempre los apoya y más en esos momentos tan difíciles para todos... Pero se equivocó, como siempre. Se sintió muy, muy traicionado y olvidado. Un sentimiento inexplicable. Su propia madre lo había dejado para que lidiara solo con la situación.

A Louis le costó un poco de trabajo comprender lo que estaba pasando en realidad, a pesar de ya no ser un adolescente en lo absoluto todavía se sentía dependiente de sus padres, dependiente de vivir de ellos. Nunca había tenido que trabajar, o tener que ir a buscar de comer porque siempre lo tenía todo a la mano... Se sentía completamente inútil y muy estúpido, pero conforme fueron pasando los días y la comida se fue agotando, tuvo que comenzar a considerar sus opciones y decidir que era tiempo de madurar.

Detrás del arcoíris ||L.S.¡Lee esta historia GRATIS!