61

1.1K 91 39
                                    

Detente, me estás perdiendo...


Gwen Blake Pov.

-Tranquilo Finney, no creo que sea algo malo -miré a mi hermano quién mantenía su semblante serio -¿verdad que todo estará bien, Rob?

-Si amigo, no hay nada de qué preocuparse -el susodicho le dió una palmada suave en el hombro a mi hermano.

-Conozco a Anna, ella... sonaba muy extraña en esa llamada -murmuró Finn mientras jugaba con sus manos.

Anna nos llamó hace un rato y dijo que quería hablar con nosotros de algo muy importante, nos pidió venir a Robin, Finney y a mi a una plaza que está muy cerca de la escuela, y claramente dejó a mi hermano preocupado.

-Chicos -volteamos y vimos a Richie y Donna dejar unas bicicletas en el suelo mientras se acercaban corriendo hacia nosotros.

-¿Qué hay? -preguntó Rob saludando a ambos.

-La Rojita nos llamó, dijo que quería vernos aquí -respondió Richie a lo que Finney se le quedó viendo por un momento.

-¿Saben de qué quiere hablar Annie con nosotros? -preguntó Donna.

-Ni idea -murmuró Finney.

-Pero supongo que tiene que ser algo muy importante como para citarnos a todos aquí -mencioné.

-¿Qué será?

-Supongo que pronto lo sabremos, miren -todos volteamos en la misma dirección a la que Robin miraba.

Nos miramos entre todos un tanto sorprendidos, Anna venía frente a nosotros junto a Rose y agarrada del brazo de un hombre alto con facciones un tanto parecidas a las de ella, en especial el cabello muy rojo.

Miré de reojo a Finney quién mantenía su semblante serio en todo momento, no me gustaba el rumbo que estaban tomando las cosas.

-Hola chicos -Rose fue la primera en saludar.

-Hola -saludamos todos, excepto Finney.

-Hola -ahora fue la pelirroja quién habló mientras todos mirábamos con curiosidad al hombre junto a ella -chicos él es Peter -nos miró- es mi hermano...

Que...

¿Qué fue lo que dijo?

-No sabíamos que tuvieras un hermano -mencionó Donna.

-¡Genial! -exclamó Richie con emoción.

-No -escuché decir a mi hermano, al parecer fui la única.

-¿Ellos son tus amigos Annie? -la pelirroja asintió con una sonrisa sin mostrar los dientes- Peter Jackson Collins, un placer -el también pelirrojo asintió én forma de saludo.

-Soy Donatella y él es mi amigo...

-Richie, Richie Tozier -el dúo homosexual se presentó.

-Robin Arellano -habló Rob.

-Soy Gwendolyn Blake -saludé.

-Finn Blake, el hermano de Gwen -se presentó mi hermano, permanecía muy serio y callado.

-Chicos, hay algo que tengo que decirles -murmuró Anna desviando la mirada hacia Finney- eh... -miró a Rose quién le sonrió- chicos Peter vive en Seattle...

Oh...

Creo que ya sé por dónde va esta conversación.

-Y pues...

-Te irás -sentenció mi hermano por lo que ahora la mirada de todos estaba sobre él, quién solo podía ver a la pelirroja.

-Nada es seguro ahora -intervino Rose- ella necesita tiempo para pensarlo.

-Sea lo que sea que vayas a hacer nosotros vamos a apoyarte -añadí- no queremos más que tu felicidad -miré a los demás, en especial a mi hermano- ¿verdad chicos? -todos asintieron, menos Finn quién solo veía a Annita sin expresión alguna.

-Exactamente, así como tú siempre nos apoyas y estás para nosotros, ahora haremos lo mismo por ti -Rob y Anna chocaron puños.

El resto de la tarde todos nos la pasamos en aquella plaza jugando, riendo y comiendo helado, tal vez sean nuestros últimos momentos con Anna así que lo que debemos hacer es disfrutar al máximo con ella.

Quién diría que aquella chica misteriosa que llegó a la escuela un día y dejó completamente flechado a mi hermano se convertiría en alguien tan importante en nuestras vidas, ahora entiendo por qué mamá siempre solía decir que después de una gran tormenta siempre viene la calma, los momentos difíciles están quedando atrás y todos estamos comenzando de cero, conociendo personas increíbles que quedarán siempre en nuestra memoria y nuestro corazón.

Aunque la reacción de Finney ante toda esta situación me inquieta un poco.... un poco mucho, sé que a él le gusta mucho Anna y aunque quiere lo mejor para ella muy en el fondo la idea de perderla no le gusta nada.

Al caer la tarde debíamos volver cada quién a casa, Rob volvió con nosotros ya que se quedaría a dormir con mi hermano hoy. Al llegar a casa vimos que papá no había llegado aún y Finn fue directamente a encerrarse a su habitación.

Iba ir tras él para ver si todo estaba en orden y no dejarlo solo pero Robin puso su mano en mi hombro deteniéndome.

-Déjalo, ahora necesita estar solo -murmuró.

-No le gusta la idea de que Anna se vaya -aseguré.

-A ninguno de nosotros -explicó- pero eso es lo que ella quiere y tal vez es lo que necesita, Finn necesita tiempo para entender eso.

-Tienes razón.

-Claramente -y siempre tan molesto Robin.

Finn Blake Pov.

No, no es cierto, no puede serlo...

Cerré la puerta de mi habitación detrás de mi pegándome a ella, dejándome caer hasta quedar sentado en el suelo mientras golpeaba mi cabeza contra la puerta una y otra vez no muy fuerte.

No sé qué pensar o qué sentir ante todo esto, ella trató de hablar conmigo durante toda la tarde pero yo no pude, simplemente no pude dirigirle la palabra, y me siento mal por eso, muy mal.

Pero es que ¿Por qué?

¿Por qué tenía que aparecer ahora y llevársela de mi lado?

Anna dijo que lo pensaría pero la conozco, ella terminará accediendo y se irá, y... y tal vez no vuelva a verla ¡Y todo es culpa suya, de Peter! todo era mejor cuando Anna no sabía si ese sujeto aún vivía o no, además por lo que ella me había contado, él fue horrible con ella antes de que todo aquello pasara ¿Y ahora se aparece de la nada a pretender que es el mejor hermano mayor del mundo? ¡Que idiota!

Golpeé con enojo mi puño contra el suelo, si dolió pero por un momento no me importó, hasta que vi mis nudillos rojos, fue como si el peso de la realidad cayera sobre mis hombros.

¿Pero qué demonios estoy pensando?

Solo estoy pensando en mi, en lo que yo quiero, pero... ¿Qué hay de lo que Anna quiere? No me detuve a pensar en ello, no me detuve a pensar en nada más que en mi como un maldito egoísta.

Parte de querer a alguien no solo es tener a tu lado a esa persona, sino también buscar siempre lo mejor para ella, incluso si eso implica que se tenga que ir lejos, mientras esté bien y en paz, supongo que nada más que eso importa...

Me levanté del suelo y salí de mi habitación para ir al baño a lavarme las manos y el rostro, fui a la cocina y encontré a Robin y Gwen hablando mientras preparaban lo que parecían ser sándwiches, al verme rápidamente dejaron todo lo que hacían y centraron toda su atención en mi.

-Finney.

-¿Todo bien amigo?

Estaban parados uno al lado del otro, no se me ocurrió otra cosa que acercarse a ellos y abrazarlos mientras trataba con todas mis fuerzas de no derrumbarme por completo y llorar.

Agradecí a ambos el que no dijeran nada, solo me abrazaron con más fuerza y nos quedamos ahí en silencio por un momento, era lo que necesitaba.

No sé qué decir, no sé qué pensar o qué hacer.

Lo único que sé con certeza, es que no sé absolutamente nada...

₊˚⊹⋆.   𝐿𝑎 𝐶ℎ𝑖𝑐𝑎 𝐷𝑒 𝐿𝑎 𝑃𝑎𝑡𝑖𝑛𝑒𝑡𝑎   𓂃 ࣪˖   ᵀʰᵉ ᴮˡᵃᶜᵏ ᴾʰᵒⁿᵉDonde viven las historias. Descúbrelo ahora