15

9.2K 792 323
                                    

Anna Collins Pov.

-Ha hecho más que eso... -digo.

-Dijo... dijo que es tu papá y yo no...

-Nunca -lo interrumpo- ese monstruo no es mi estúpido padre -me levanto de la manta.

-Dijo que lo es -dice y también se levanta- también dijo que... te dice que va romperte el cuello...

-¿Y eso que? -lo miro- morir ya no me asusta.

-¿Algo a estas alturas lo hace? -me pregunta poniéndose frente a mi.

-Si -digo viéndolo a los ojos.

-¿Y que es? -pregunta.

-Lo que te pueda suceder... a ti, Blake -confieso, y es la verdad, imagínar lo que le pueda hacer a él, es lo que más me aterra ahora.

-¿Por qué te preocupas por mi? -pregunta- ¿Por qué me cuidas... por qué haces parecer que te importo?

-Por que si me importas, Blake -digo de forma seria y cruzada de brazos.

-¿Y por qué te importo?

Dios, que preguntones amanecimos hoy.

-No puedo decirlo -evito su mirada sobre mi, me pone nerviosa el hecho de que me esté mirando así.

Voy hacia el colchón y me siento en este, me quiero recostar por la pared pero la espalda me duele... ahora recuerdo que me corté con ese jarrón, entonces solo evito el contacto con la pared, veo a Finn hacer lo mismo que yo y se sienta a mi lado.

No puedo evitar pensar en Robin... no tengo idea de que pasó con él, no sé si esté aún con vida... aunque lo más probable sea que no...

Me muerdo los labios para evitar sollozar, pero las lágrimas caen como cascada por mis mejillas, si, soy una maldita llorona. Abrazo mis piernas y hundo la cabeza entre estas, me siento tan miserable ahora.

Siento como me toman del brazo, es Finn, no dice nada y yo no tengo intenciones de hacerlo o al menos no ahora, me acaricia la espalda y yo doy un saltito en mi lugar.

-Lo siento -dice- ¿te duele mucho?

Levanto la mirada y lo veo, está aquí junto a mi viéndome llorar, cosa que odio, odio que me vean llorar... me hacen sentir tan jodidamente patética.

No digo nada y solo niego con la cabeza mientras me seco algunas lágrimas, aunque es en vano por que siguen saliendo más y más.

-Si... quieres hacerlo, llora -dice- no diré nada y si quieres me alejo para darte espacio... parece que lo necesitas.

-No yo, voy a estar bien -digo mientras sollozo- solo... necesito calmarme.

-Si lo que quieres es hablar... estoy aquí -se acerca más pero evita cualquier tipo de contacto físico.

-Gracias -digo.

-Te diría que... todo va estar bien, pero no estoy seguro de que así vaya a ser -dice y se encoge de hombros- creo que estamos jodidos.

-Más que jodidos -digo.

-Ahora... puedo saber que te pasó? -pregunta de forma tímida.

-Me golpeó... creo que eso es, algo obvio -digo como si nada- pero, caí sobre un jarrón y me corté.

-Oh... -dice- no sé que decirte... aquí no hay nada que pueda ayudarnos... -yo solo asiento- ¿puedo? -pregunta rozando sus dedos con los mios.

Con ese contacto siento mi corazón palpitar más rápido, y en mi cuello siento cierto ardor, me estoy poniendo nerviosa y me estoy poniendo roja ¿Qué demonios? Debes de estar de broma, Anna no es el momento para tus estupideces de niña.

₊˚⊹⋆.   𝐿𝑎 𝐶ℎ𝑖𝑐𝑎 𝐷𝑒 𝐿𝑎 𝑃𝑎𝑡𝑖𝑛𝑒𝑡𝑎   𓂃 ࣪˖   ᵀʰᵉ ᴮˡᵃᶜᵏ ᴾʰᵒⁿᵉDonde viven las historias. Descúbrelo ahora