34

4.8K 597 776
                                    

Cumplí la promesa, Bin...

Anna Collins Pov.


—No puedo creerlo —digo en un susurro— lo hicimos... —caigo de rodillas.

—Si, Anna —Finn se pone a mi altura y me toma de los hombros— el loco que te hizo vivir un infierno, está muerto.

—¿Entonces —a penas puedo hablar— eso significa, que somos libres... Al fin, soy libre?

—Eres libre —me dice Finn— somos libres —se levanta— ahora salgamos de este lugar —me tiende la mano, me hace recordar a cuando lo conocí. Tomo su mano y me ayuda a levantarme.

—Largemonos ya —digo y entrelazo mis dedos con los suyos, empezamos a caminar topandonos con el cuerpo de Max.

—¿Pasa algo? —pregunta Finn.

—Él no merecía eso —digo y miro al chico junto a mi— siempre me trató bien, intentaba que me sintiera cómoda aquí.

—Entiendo, pero no pudimos hacer mucho —me dice.

—Lo sé —miro el cuerpo una última vez— ahora si vamonos.

Seguimos nuestro camino y empezamos a subir las escaleras, recuerdo la primera vez que bajé a este lugar... solo quiero saber que fue de Robin...

Terminamos de subir y observamos la casa, todo me es familiar, veo aquel pizarrón que tenía Max donde ponía las fotos de los niños que desaparecieron... Al final si nos encontró... nos encontró...

No estoy triste, tampoco estoy feliz... estoy cansada, solo quiero salir de este lugar tan horrible, Finn tira de mi mano suavemente y abre la puerta, toma entre sus manos el candado, coloca la combinación y termina por abrir la puerta.

—Quiero llevármelo —digo y agarro el candado de Griffin.

Salimos afuera, veo por todos lados, patrullas, ambulancias y demás.

—Finn, mira —digo al ver a Gwenny sentada en el césped, al vernos se levanta y viene hacia nosotros corriendo.

Miro a Finn y lo suelto para darles su espacio, los hermanos Blake al fin se encuentran y comparten un lindo y cálido abrazo, sonrío sin mostrar los dientes al verlos así... al final todo lo que hice si fue suficiente, y eso me transmite tranquilidad.

Gwen se separa de su hermano y me mira, doy un asentimiento de cabeza con una sonrisa en forma de saludo seguido de un intento de sonrisa, que más que sonrisa parece una mueca. La niña se acerca a mi y me rodea con sus brazos, eso sí que me agarra por sorpresa, pero al final le correspondo el abrazo.

Me siento débil, y muy mareada.. apenas tengo fuerzas para mantenerme de pie, me separo del abrazo y miro hacia el cielo, tal vez Robin esté ahí ahora... Al igual que los demás.

Quizá yo también vaya ahí con ellos...

—Cumplí la promesa, Bin —susuro y miro hacia un punto fijo.

—¿Anna? —escucho a alguien llamándome pero no tengo idea de si es Gwen o Finn, siento una especie de sumbido en mis oídos y mi vista empieza a nublarse.

Tanto Finn como Gwen se ponen a mis lados y me llaman pero yo no puedo reaccionar para verlos ni nada, llevo mis manos a mi abdomen mientras caigo de rodillas al suelo... como cereza del pastel empiezo a escupir sangre... mucha sangre...

Caigo al suelo por completo y miro hacia el cielo ¿Acaso voy a morir aquí? Creo que si, estoy tan cansada y tengo mucho sueño... en serio quiero dormir.

Finn Shaw Pov.

Anna se separa de nosotros y mira hacia el cielo, quién sabe en qué esté pensando ahora... en realidad lo único que me importa es que tanto ella como yo ya estamos bien. Miro a mi hermana quién tiene una expresión de horror en su cara, miro donde ella mira y me encuentro con su abrigo lleno de sangre.

—Anna... —dice Gwen y la voltea a ver.

Vemos como cae al suelo y empieza a escupir mucha sangre. Oh mierda, ese maldito la había apuñalado. Tanto mi hermana como yo nos acercamos, Gwen pone su cabeza en sus piernas mientras le acaricia su rojo cabello, yo tomo su mano que está algo fría y la veo, se ve cansada y pálida.

—No linda, por favor —digo asustado.

—Tranquilo Blake —dice apenas— está bien...

—No, no lo está —digo y levanto la vista— ¡Ayuda por favor! —mi voz empieza a quedarse.

—Blake... s-si vamos a v-ver la Masacre de T-texas... verdad?

—Claro que si linda, vamos a verla —digo y aprieto un poco su mano— pero ahora tú necesitas un hospital —levanto la vista otra vez— ¡Ayuda!

Me empiezo a desesperar cada vez más, está cubierta de muchísima sangre y se pone pálida, y lo peor de todo... está así por mi, ella se interpuso para que ese malnacido no me lastimara. Llegan unos oficiales y una mujer se agacha a nuestra altura.

—Tranquilos niños —dice al ver que Gwen está llorando y yo estoy a nada de hacerlo— vas a estar bien niña —le dice a Anna— ¡Hay una niña gravemente herida, quiero una ambulancia de forma urgente ahora! —grita.

—Anna por favor, no te vayas —dice mi hermana.

—Su amiga va estar bien —dice— soy la oficial Rose Hopper... necesito que vayan con los oficiales a que los revisen para asegurarnos que están bien.

—No pienso irme —digo.

—Déjamelo a mi —dice— prometo que tu novia va estar bien.

—Ya basta de promesas, asegúremelo.

—Te lo aseguro —dice— ahora vayan niños.

Gwen se levanta y deja la cabeza de Anna en el suelo, en serio que no quiero irme de su lado pero no me queda otra opción... me acerco al cuerpo de la chica que está casi inconsciente y le voy un beso en la frente.

—Todo va estar bien, okay? —digo— y veremos juntos la masacre de Texas, te daré ese beso bajo la lluvia... te quiero....

También me levanto y empiezo a caminar hacia los oficiales... al parecer Gwen ya los conoce, yo apenas estoy al tanto de la situación, en unos minutos llega la ambulancia, suben a la chica a una camilla mientras le dan primeros auxilios... en serio quiero ir y no separarme de su lado, se la llevan al hospital y la oficial Hopper va con ella.

Tanto a mi como a Gwen nos revisan, curan alguna que otra herida superficial que tengo y gracias al cielo que estoy bien, nos dan una manta a cada uno y ambos nos cubrimos.

Estamos sentados en una de las ambulancias que llegaron... vemos como sacan los cuerpos de la casa, todavía sigo sin poder creerlo... todos los cadáveres de los chicos que nos ayudaron a sobrevivir.

—Finney mira —dice mi hermana.

Veo como de la casa de enfrente salen unos oficiales de primeros auxilios con una camilla... Robin, Robin está en la camilla, tanto Gwenny como yo nos miramos el uno al otro y nos apresuramos a ir donde ellos.

—Calculamos que tiene entre 13 y 14 años, se encuentra inconsciente —dice un oficial.

—Ese es nuestro amigo —dice mi hermana.

—¿Saben como se llama? —pregunta uno de los oficiales.

—Robin —digo— su nombre es Robin Arellano... ¿Como está él?

—El chico va estar bien —dice— ahora regresen a la ambulancia mientras nos ponemos en contacto con sus padres...

¿Entonces... Robin está con vida?

Voy a subir dos caps hoy, para celebrar que...

MASON THAMES VIÓ MIS HISTORIAS DE IG

ANDO FELIZ SEÑORES

@$;"*&^£$*%£$;%'¡%^&%£$@%?*$%€$*%

𝐿𝑎 𝐶ℎ𝑖𝑐𝑎 𝐷𝑒 𝐿𝑎 𝑃𝑎𝑡𝑖𝑛𝑒𝑡𝑎 ᵗʰᵉ ᵇˡᵃᶜᵏ ᵖʰᵒⁿᵉDonde viven las historias. Descúbrelo ahora