30

7K 710 630
                                    

Este... podría ser el mejor o el peor capitulo hasta ahora, después deciden ustedes

Anna Collins Pov.

-Después hablaremos sobre esto -digo tratando de que no se note que logra sonrojarme.

Empieza a empujar una y otra vez, pero no hay resultado... el maldito congelador simplemente no quiere abrirse ¿Acaso jamás vamos a salir? Aunque sea difícil de creer, pasé cosas "lindas" aquí con Finn... nos hemos conocido mejor y me he dado cuenta de que es un chico increíble.

Tanto él como Gwen me llamaron la atención desde que los vi, pero con Finn es muy diferente, él es tan... no lo sé... especial? Creo que esa sería la palabra indicada para describirlo. Finn Blake ha sido tan bueno conmigo, es de las únicas personas que me han tratado bien y que me hace sentir segura a su lado, la única razón por la que aún no me he rendido, es por él.

Lo quiero, si, estaba dispuesta a morir aquí abajo solo para que él tuviera una oportunidad de escapar, y ahora me doy cuenta... como pude ser tan estúpida? Todo estos días me sirvieron para darme cuenta de que quiero a Finn, lo quiero mucho.

Es... tan extraño para mi esto, quiero decir, todo indica que... Finn me... me gusta, y eso se me hace tan raro y nuevo. En mi vida me ha parecido atractivo alguien, tampoco he sentido tales "Mariposas en el estómago" creo que lo que yo siento con cucarachas... o eso podría ser por que simplemente me estoy muriendo de a poco.

No quiero sobre pensar esto demasiado, solo soy una adolescente de trece años que apenas sabe sobre la vida en si, no quiero hacerme ya una idea de que siento exactamente, quizá solo me parezca atractivo o me gustó demasiado el hecho de que me trate tan bien... no lo sé, solo sé que creo que me gusta.

Finn me gusta.

Vuelvo a la realidad al escuchar como suena el cuerpo de Finn contra el congelador ¿Aún no lo logra? Me acerco un poco y lo veo, sigue tratando de abrirlo pero me parece que se está haciendo daño.

Maldita sea, nunca vamos a salir...

-Blake ya -digo al darme cuenta de que esto no está funcionando- Blake... -pauso y suspiro desanimada- para, Finney...

Lo veo salir despacio del estúpido congelador, apenas y lo puedo ver ya que en este lugar todo es oscuro y posiblemente hasta miopía tenga ya, escucho un sollozo y sé que es suyo... eso me parte el alma, me agacho a su lado para sentarme, él necesita esto, necesita llorar y sacar todo lo que se ha estado guardando desde el primer día... y yo voy a estar aquí para él así como él estuvo ahí cuando yo sentía que solo quería morir... hasta ahora lo siento, pero eso me da lo mismo, solo quiero que Finn esté bien.

-Blake... -lo atraigo hacia mi y este se recuesta en mi abdomen aferrándose a mi cintura, lo escucho sollozar una y otra vez y eso hace que a mi también me den ganas de llorar, jamás lo vi como ahora, y espero jamás tener que hacerlo en un futuro.

Si es que nos espera un futuro, claro.

-Tranquilo Blake... estoy aquí -digo mientras le acaricio el cabello- tienes derecho a sentirte mal, lo intentamos y... seguramente Robin estaría muy orgulloso de nosotros por haber llegado hasta aquí -sollozo, Finn se levanta quedando sentado a mi lado, tiene la cara llena de sudor y lágrimas, muchas lágrimas- no quiero verte así -lo tomo del rostro mientras limpio sus lágrimas.

-No te puedo sacar de aquí -solloza- lo siento mucho Anna.

-No digas eso -digo- sabes? Aunque no lo creas... tú realmente me salvaste Blake, y siempre te voy a agradecer por eso.

-Solo dime que esto no es por Robin -dice- sé que le hiciste una promesa...

-Es verdad, le hice a Robin una promesa -digo- una que pienso honrar siempre, no me importa si tengo que morir para ello... pero tú vas a salir de aquí, no vas a terminar jodido como todos nosotros -sollozo.

𝐿𝑎 𝐶ℎ𝑖𝑐𝑎 𝐷𝑒 𝐿𝑎 𝑃𝑎𝑡𝑖𝑛𝑒𝑡𝑎 ᵗʰᵉ ᵇˡᵃᶜᵏ ᵖʰᵒⁿᵉDonde viven las historias. Descúbrelo ahora