21

7.3K 706 965
                                    

Gwen Blake Pov.

La profesora me envió a la enfermería a dormir un poco, la verdad yo todavía sigo procesando lo que está pasando. No puedo creer que también el Raptor se haya llevado a Anna...tanto a ella como a Finn los vi el viernes, no puedo creer que ahora estén en peligro, solo espero que estén... bien...

Es decir, vivos...

Salgo del salón y me dirijo a la enfermería, en el camino veo a alguien juntando sus libros, al verla bien... veo que es Donna.

-¿Necesitas ayuda? -me acerco y ella levanta la cabeza.

-No, estoy bien gracias -dice y se levanta, veo entre sus libros y hay un papel con la foto de mi hermano- los estoy repartiendo -saca uno- en serio siento mucho lo de tu hermano...

-También yo -digo- lo único que espero es que tanto Finney como Anna estén bien -Donna hace una mueca- ¿Qué?

-Es que sigo sorprendida -dice- no puedo creer que también se la llevaron... y la última vez que hablamos yo fui algo desagradable con ella.

-¿Por qué? -pregunto.

-Es que me molesté por algo muy tonto -dice- le di a entender que nadie quiere ser su amigo, pero eso no es cierto.

-Oh...

-Solo espero que regresen a salvo -dice.

-Seguramente lo van a hacer, no hay que perder las esperanzas -digo.

-Si, tienes razón -dice- bueno yo... tengo que irme, tengo clase.

-Si, yo igual -empiezo a caminar hacia la enfermería- hasta luego.

-Hasta luego.

Anna Collins Pov.

-Soy alérgica a la pimienta -digo otra vez- se la puso apropósito.

-Que maldito -dice Finn.

-Eso que más da, mejor come -digo.

-No pienso comer si tú no puedes -dice- no sería justo.

-Blake...

-Estoy hablando en serio, Marshall -dice.

-Collins -lo corrijo- mi verdadero apellido es Collins.

-Pues... estoy hablando en serio, Anna Collins.

Woah... mi nombre no suena tan insignificante si lo dice así.

-Tienes que comer -digo- si no lo haces vas a morir de hambre.

-Igual que tú.

-Pero eso tiene pimienta -digo obvia- tú que puedes. Debes de comer... estamos jodidos aquí abajo, y lo último que necesitamos es que ambos acabemos muertos por anemia o algo.

-En eso tienes razón.

-Blake, yo siempre tengo razón -digo.

Finn empieza a comer muy rápido y se toma el refresco, no parece que sea la mejor comida del mundo pero ya es algo.

-Esto sabe a mierda -dice a lo que yo río.

-Disfruta tu mierda entonces -digo.

Cuando acaba de comer, ambos nos recostamos en el colchón a hablar de tonterías... no es que tengamos mucho para hacer.

-¿Seguimos con lo de las preguntas? -propongo.

-Si quieres...

-Okay, empiezo yo -digo y me siento, Finn sigue recostado en el colchón- ¿te gusta leer?

𝐿𝑎 𝐶ℎ𝑖𝑐𝑎 𝐷𝑒 𝐿𝑎 𝑃𝑎𝑡𝑖𝑛𝑒𝑡𝑎 ᵗʰᵉ ᵇˡᵃᶜᵏ ᵖʰᵒⁿᵉDonde viven las historias. Descúbrelo ahora