Capítulo X "El desván"

3.2K 153 5


Pasó más de una semana de aquello, cada uno estuvimos en una habitación. Matty estaba incómodo. Lo que pensaba yo era, ¿que hacían en el cuarto de Ethan?

—Hey, Ashley -dijo Lili dandome un abrazo. Estaba en el descanso con Lili, no encontraba por ninguna parte a Ethan. Ni en la casa.

Fui directa con Lili a las clases y me encontré con Ethan.

—Mira quién apareció- dije yo pasando de su lado para ir a clases.

—¡Ashleey!- vino Matty a abrazarme. Terminó el día y estaba exhausta, solo me ponía a pensar tirada en la cama. De repente llamaron a la puerta, se escuchan pasos.

Escucho muchas voces, esta vez eran de chicos. Abrí mi puerta despacio y ando de puntillas para mirar la puerta. Pero me choqué con alguien y me cogió antes de que me cayera.

—Wow, linda. ¿Estás bien? - y tan bien. A esto si que se le llama amor a primera vista.—No sabía que Ethan tenía a una chica en su casa - mirandome de arriba a bajo me lanzó una sonrisa deslumbrante.

—Bueno, ya se conocieron- dijo Ethan poniendo su mano al hombro del chico.—Ashley pasa. He invitado a unos cuantos amigos, ¿no te importa, no?

—Ehh... no, no se. Tengo que hacer tarea y...- dije pero el chico me cortó.

—Que bonito nombre tienes. Venga, solo un ratito con nosotros- insistía el chico. Me agarró del brazo y me llevo al salón.

Narra Ethan

Había invitado a unos colegas a mi casa, seguramente a mi prima no le importaria y se quedaría en su habitación, pero no. La veo con Austin, ese se liga a todo el mundo que pasa por delante suya. Yo sabía que Ash no era de las faciles, o eso me parecía.

—Que bonito nombre tienes. Venga, solo un ratito con nosotros.- dijo Austin mientras la agarraba del brazo tirandola.

No la toques.

Narra Ashley

Eran todos muy simpáticos conmigo. Y el chico no paraba de mirarme.

—No me he presentado. Soy Austin.- dijo mirandome fijamente a los ojos.

—Y estos son Jason,- ojos negros carbon, labios finos y con lentes que le quedaban bien —este Max- alto, pelo rubio, ojos azules cielo y sonrisa imperfecta pero deslumbrante— y este Owen- este era precioso, ojos marrones, pelo marron.

Pasó media hora y me dí cuenta de que Ethan no estaba, decidí ir a buscarlo.

—Ahora vuelvo voy al servicio- y fui en busca y captura de mi primo.

Miré en todos los lados de la casa hasta el último rincón. Nada, no aparecía. Decidí entrar al desván.

—¿E..ethan?- dije con un poco de miedo, el desván era oscuro y muy grande, lleno de polvo. Me adentré y alguien cerró la puerta, pegué el chillido más fuerte que pude emitir pero alguien me tapo la boca con su mano. Me llevaba a saco. Yo y mis intentos de chillar no funcionaban. Obtuve por llorar, lágrimas caían de mis mejillas.

—Eeh, tranquila. Esto es gracioso.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Somos Primos. ¡Lee esta historia GRATIS!