La misión de Jon

6.2K 758 224
                                    

Jon comenzó a leer aquel papel entre sus manos, la letra era casi inentendible.

"Dirígete al noroeste de Ciudad Gótica...

—¡Jon! —gritó con todas sus fuerzas aquella parte de Damian, Superboy tras escuchar su llamado comenzó a descender de las alturas. —¿A dónde te dirigías? —continuó apenas se acercó lo suficiente.

—¿A dónde más? A seguir el mapa que pareciera ser sacado tal cual de las instrucciones de google.

—No fué sacado de google -inmediatamente respondió Damian a la par de arrebatarle aquel mapa y meterlo arrugado en su bolsillo. -¿Sabes? Haremos caso a mi instinto que es ir con Zatanna a buscar una solución a esto. Jon, sígueme -ordenó.

El moreno comenzó a caminar en dirección opuesta de donde venía. Jon por un instante tan solo lo observó con una ceja enarcada.

-¿Quieres que te siga? ¿Aún cuando puedo volar?

-Camina un poco viejo, dicen que es bueno para la salud.

...

Mientras tanto el Damian obsesivo y el agresivo jugaba una partida de poker junto con Dick, Jason, Tim, Miedoso y Melancólico haciendo una rueda tras ellos y eventualmente apoyando a su favorito.

Obsesivo puso las cartas sobre la mesa y con una sonrisa de oreja a oreja elevó la mirada a su adversario. Miedoso sin embargo comenzaba a preocuparse

-Gané.

El rostro del otro por un instante se volvió neutro, casi como si estuviera exento de toda emoción mientras que Dick y los demás Damianes celebraban con bulla la victoria de Obsesivo. El Robin agresivo comenzó a temblar de las manos y poco a poco en su cara iba formándose una expresión furiosa cuyos ojos no despegaban de su oponente.

-Hey, hey tranquilo doberman -Jason de inmediato pudo percatarse de esto y puso su brazo frente al pecho de Agresivo para detenerle en caso de ser necesario -es solo un juego, nada más.

-¡Hizo trampa ese maldito! -exclamó potentemente al punto de abalanzarse contra Obsesivo y dejársele ir de no ser por Jason que lo detenía. -¡Contó y memorizó cada una de las cartas para deducir cuales eran las que tenía yo! 

-Por favor eso es imposible -respondieron Melancólico y Tim al unísono -son demasiadas cartas las que quedan en el centro.

-¡Pues de alguna manera lo hizo! -replicó. Obsesivo estalló a carcajadas, Agresivo más y más se enojaba.

-¡Que alguien lo detenga antes de que cometa suicidio! -exclamó Todd haciendo fuerza por contenerlo pero de alguna forma el chico se soltó y sus manos hechas puños llegaron al cuello de su contraparte como si de un imán se trataran.

-¡Dime de una maldita vez como lo hiciste!

-¡Averígualo tú mismo! -contestó el sometido. Dick y Tim no tardaron en tomar al menor, cada quién de un brazo para llevárselo.

Temeroso salió corriendo en ese momento, Jason fué tras él a alcanzarlo mientras que Melancólico se limitaba a observar en silencio.

...

Damian ofreció a Jon el último trago de agua de su botella. El ojiazul bebió sin pensarlo dos veces y finalmente se cuestionó qué era lo que ocurría con este Robin.

-No lo sé bien -respondió el heredero Al Ghul sin darle mucha importancia -solo soy como soy, ¿tú cómo eres? Todos preguntan lo mismo, pero yo no sé lo que eres tú.

-¿Cómo se te ocurre preguntar quién soy yo? -cuestionó Jon a la par que le devolvía aquella botella vacía. Ambos caminaban por la acera en una soleada tarde, no tenían, al menos Damian, la menor idea de a dónde dirigirse. -Todos saben quien soy, incluso tú.

-Déjate de rodeos, Jonathan.

-Pues puedo decirte que no soy alguien malvado, no me gusta dañar a nadie.

-No pregunté eso Joni -contestó el chico tras voltearle a ver de reojo. 

-Es difícil, ¿sabes?

-Eso es lo mismo que a veces siento -el mayor de ambos bajó la mirada y de un instante a otro volvió a sonreír como siempre. -Nos queda menos camino por recorrer, vamos bien.

-Siento que va a darme una insolación -dijo Jon a la par que se recargaba en el hombro de su compañero -quizá me sobrecargue de energía y salga volado echando luces por todos lados. Damian soltó una ligera risita.

-O quizá solo lanzarías fuego por la boca y por los ojos -risoteó el moreno mientras ambos se sentaban en el borde de la acera.

-¿Por qué siento que me agradas, Damian?

-Es que, ¿por qué no debería? Somos amigos, ¿no?

-Olvídalo -el chico se encogió de hombros -es solo que sueles tratarme mal, como si yo no te importara, como si fuera inferior a ti.

-Me importas y mucho... Jon ¿Tú... -por un instante el titubeo de su voz se hizo presente -...tú me hiciste esto por venganza... no es así?

Jon no pudo evitar bajar la mirada, se sentía avergonzado, de ninguna manera podía justificarse.

-Yo solo quería que desaparecieras -confesó de un instante al otro -después de todo no soy tan buena persona como creía.

-Yo también he deseado desaparecer, más veces de las que puedo contar.

-Bromeas -el chico rodó los ojos -tú lo tienes todo.

-Tienes razón. Tengo cosas que tú no tienes, una casa lujosa, dinero, empresas, un alma rota que lo único que he hecho es proteger. Por que he sido un egoísta, un déspota, mal educado, insoportable, insufrible, y todo aquello que ustedes dicen de mí, una molestia más... yo no lo hago a propósito.

...

Tim intentaba calmar un poco a Temeroso quien no dejaba de temblar, hasta que Agresivo llegó y se sentó junto a él en el piso. Solo estando juntos ambos pudieron tranquilizarse. Timothy tardó tan solo segundos en asimilarlo.

-Por dios.

Dick rápidamente se asomó curioso, Drake fué hacia él.

-Ambos son uno -soltó. 

-Eso es imposible, Tim -respondió Jason -ambos son opuestos. Y de cualquier manera, ¡los cinco son uno!

-Agresivo encuentra su razón de ser al cuidar de Temeroso siendo un protector. Damian protege su miedo con enojo. Cuando el miedo desaparece, el enojo también ¡Dios! -el chico llevó ambas manos a su cabeza -¿Cómo pudimos no habernos dado cuenta antes?

-Y pensar que creí que Agresivo tomaría de su golfa a Temeroso.

-Esto es en serio, Jason.

-¿Quee? ¿Enserio solo yo lo creí?

-Bruce tiene que saber esto -continuó Dick.

-¿Qué? ¿Hablas de la golfa?

Tim rodó los ojos, Dick tan solo se encogió de hombros y finalmente se giró hacia Jason con una sonrisa.

-¡Sí, justo sobre eso! Sobre la cara de Bruce mientras le cuentes como imaginas escenas eróticas con su hijo. Idiota. 

Los cristales de la personalidad de DamianDonde viven las historias. Descúbrelo ahora