-14

401 61 5
                                    

Atsushi fue a la enfermería para ver a Chuuya y a Yumeno. Para este momento Chuuya ya estaba despierto en la camilla.

-:¡Nakahara! Que bueno que estás despierto - exclama Atsushi acercándose al mayor sentado en la camilla.

-:hola otra vez chico tigre - saluda con una sonrisa, Atsushi se acerca y Chuuya estira una mano para acariciarle el cabello. Atsushi suelta una risilla divertido por la acción del mayor con él.

-:lo hiciste bien Atsushi- dice con una sonrisa, el de ojos atardecer lo observa sorprendido.

-: gracias- dice genuinamente feliz, mira a la otra camilla. Yumeno aún duerme y en su brazo izquierdo tiene una intravenosa puesta, también tiene varios vendajes.

-: no te preocupes por él. Se pondrá bien- dice Chuuya, poniéndose de pie, tomando su sombrero que está en la mesita junto a su camilla.

-:¿lo volverán a encerrar?-

-:con los daños que causó su habilidad es lo más probable-

Atsushi regresa su vista al menor, Chuuya sale de la enfermería. Yumeno se mueve un poco, una pequeña mueca se forma en su rostro antes de empezar a abrir los ojos.

-: estás despertando. Que bueno. ¿Te duele algo?- Atsushi se acerca un poco más. Yumeno lo observa un momento.

-: tú eres ese que estaba antes de que me atraparán. Estás vivo- su voz suena débil. Atsushi asiente.

-: ¿Por qué, te preocupas, por mí?- su voz comienza a sonar un poco quebrada. Atsushi lo mira con preocupación y empatía.

-: eres solo un niño. No podía dejar que te matarán. Además, antes de que te atraparán te estaba buscando porque esa era mi misión-

-:suenas como una persona muy amable. Gracias - su voz suena quebradiza hasta ese momento, empezando a soltar lágrimas y sollozar. Atsushi no sabe que hacer exactamente. Se acerca un poco más y pone una mano en el cabello de Yumeno para empezar a acaricarlo. Eso intensifica el llanto del menor pero no niega la muestra de afecto.

-:oh niño, tú en verdad no deberías estar en la mafia. Eres solo un niño, la persona más joven que eh visto aquí, tú deberías estar en un hogar, en la escuela, en cualquier lugar menos aquí- Atsushi se siente profundamente preocupado por Yumeno, lo refleja en el tono de su voz y en como lo mira.

-: si él no estuviera aquí seguramente estaría muerto- esa voz, Atsushi voltea, Akutagawa está de pie a unos metros de ellos, se acerca un poco más.

-: no digas eso, por favor- regaña, aunque su voz es suave ahora mismo, aún abraza a Yumeno mientras el pequeño sigue sollozando. Akutagawa parece no darle importancia.

-: de todas formas ¿Qué haces aquí?-

-: Chuuya me dijo que estabas aquí, el jefe Mori dijo que te hicieras cargo de Q- dijo sin tomarle tanta importancia, o simplemente sonando indiferente.

-:¿Qué?- cómo yo me haría cargo de él?- el de ojos atardecer observa a Akutagawa con sorpresa.

-: que tú seas su cuidador. Dijo que, como mostraste suficiente interés en ayudar a Q y los otros prefieren no cuidarlo, tú te harás responsable de él- explica con voz tranquila, casi parece disfrutar de la cara de sorpresa de Atsushi.

-: ¿me estás diciendo que entonces soy básicamente su niñero?- suena consternado, en shock, mira a Yumeno, para este momento el niño se a quedado dormido en sus brazos sin escuchar la conversación.

-: en resumidas cuentas, sí. Y sigues siendo mi compañero y subordinado, así que procura vigilar bien a ese niño, tus desastres también me perjudican- dijo, se dió media vuelta para salir pero se detuvo.

-: y tenemos una misión, apresúrate, te veré afuera de la sede- dice y se retira del lugar con tanta tranquilidad que Atsushi se le hace un poco envidiable. Atsushi se quedó un momento procesando todo. Asintió para sí mismo, con cuidado recostó a Yumeno de nuevo en la camilla y después salió del lugar para ir a alcanzar a Akutagawa.

-: ¿Qué misión es?- pregunta luego de caminar un poco junto a Akutagawa fuera de la sede.

-: la misión en la que destruyes al enemigo- dijo a secas, Atsushi no lo entendió en el momento. Pero estaban llendo a una misión inexistente, en la que tendrían que pelear directamente con el gremio. Más específicamente, con Francis Fitzgerald, el líder del gremio. Eso, sin que Atsushi lo supiera hasta que se infiltraron en Moby dick y Akutagawa le explicó el plan.

-: esto es una locura- murmura Atsushi mientras se dirige a una puerta, Akutagawa ahora mismo se había escondido para atacar por sorpresa mientras Atsushi era sacrificado como la distracción.

Hace unos minutos habían echo el primer ataque pero solo consiguieron salir un poco lastimados, además, Francis reveló un poco sobre Atsushi y su objetivo de porqué destruir Yokohama. Akutagawa casi lo golpea en el elevador después de eso pero no lo hizo, solo le dijo que se comporta como un perro callejero que lame sus viejas heridas como si estuvieran recién echas. Atsushi no entendió porqué Akutagawa le diría eso, pero pudo notar la rabia y dolor con las que dijo esas palabras, como si se estuviera refiriendo a él mismo.

El resto del viaje en el elevador fue silencioso, hasta llegar al último piso, al exterior de Moby Dick. Ni bien afuera se toparon con Francis, él ya sabía a dónde se dirigía el elevador. Ahora están cara a cara con el enemigo.













Hola, realmente pido disculpas por la tardanza, no he actualizado desde Septiembre del año pasado.

La verdad no pensé que mi descanso tardaría tanto, pero entré en bloqueo y simplemente no pude escribir nada decente, como podrán darse cuenta.

Y nada, hoy fue un día complicado, mi perrita apenas hace dos horas acaba de parir cuatro cachorros, lo cuál para un chihuahueño es mucho.

Pero bueno, espero con este capítulo salir del bloqueo y poder seguir actualizando una vez por semana como antes. Cuidense.

Has llegado al final de las partes publicadas.

⏰ Última actualización: Apr 07 ⏰

¡Añade esta historia a tu biblioteca para recibir notificaciones sobre nuevas partes!

𝚄𝚗 𝚃𝚒𝚐𝚛𝚎 𝙴𝚗 𝙻𝚊 𝙼𝚊𝚏𝚒𝚊  /𝓼𝓱𝓲𝓷 𝓢𝓸𝓾𝓴𝓸𝓴𝓾/Donde viven las historias. Descúbrelo ahora