19 « El gato y el ratoncito imbecil.

11.8K 563 35

•Capitulo 19: El gato y el ratoncito imbecil

Casa de los Dion. Sabado 7 de Abril, 12:05 P.M.

No puedo asistir hoy. Quede con Scott, no puedo cancelarle. Ese chico en verdad me agrada, pero... No, no voy a cancelarle. ¿Cómo haré sin que Jake me delate?

Yahoo respuestas punto com.

Excusas para no asistir a una cita

Me asombré de las estúpideces que mis ojos tenían que leer. "Dile que te violo tu perro" ¿¡QUÉ!? Está pagina decía más incoherencias de las que dice Courtney en un minuto. La única razonable fue inventar que estaba enferma. Si, definitivamente esa...

Tomé mi móvil y le marqué a Jake.

*

Jake: Bueno ¿Quien habla? (El mal humor podía notarse en su voz) Brooklyn: Pues yo, ¿Quien mas?

Jake: Ah, eres tú                        

Brooklyn: Tengo cuarenta grados de fiebre (Dije tapando mi nariz con un broche. Sonaría rara, como si tuviera sinusitis o estuviese con una congestión. Eso lo haría más creíble) No voy a poder ir, perdoname.    

Jake: ¿Cómo? Pero si estabas bien                                                        

Brooklyn: Sí, sí estaba muy bien. Pero de repente ¡ZAS! Perdón. Te voy a pasar a mi mamá para que te explique 

-

Miré a Lory, es lamejoramigademimadre, paramiuna tia. Tapé la bocina del teléfonoyselopase.

— Por favor —Susurré entregandole el teléfono—

— No —Susurró también, devolviendomelo— Yo no puedo

— Si puedes, si puedes —Insistí— Tomalo

— Brooklyn ¡Claro que no!

— Prometo darte mis botas gucci y la cartera chanel —Dije, tomandolo como último recurso—

— Bueno, está bien

Chantajista.

Lory aclaró su garganta y tomó el teléfono.

Lory: ¿Bueno, Jake?... ¡Ay Jake, que pena! Pero la niña se siente muy mal... Si, ha estado casi todo el día en la cama

Jake: Señora, ¿Me puede pasar a Brooklyn por favor?                              

Lory: Bueno ¡Adiós!

-

Lory me tendió el móvil tapando la bocina. Y susurró:

— Quiere hablar contigo, no funciono 

Rodé los ojos y contesté de mala gana.

Brooklyn: Bueno Jimmicito la dejamos para otro momento. Perdoname, adiós                          

Jake: Escuchame bien tarada, no me importa que tengas ochenta grados de calentura ¿Eh? Te quiero ver mañana, aunque estés muerta. Te juro que no me importa. Ahora agarra una hoja y anota la dirección y la hora.

No te enamores del amor.¡Lee esta historia GRATIS!