26 « El destino.

22.9K 513 31

— ¿Por que hiciste eso? —Dijo Scott cruzado de brazos mientras bloqueaba mi paso hacia la salida—

Respire hondo y sonrei. Alise mi falda y me acerque a el enroscando mis brazos en su cuello. Scott descruzo sus brazos e intento apartarme.

— Scotty —Rei nerviosa— Sabes... El cuarto del conserje es muy pequeño, no cabemos tu y yo juntos aqui, de hecho mi trasero se ve abultado y...

— ¡Habla! —Exigio a gritos—

Su voz me sobresalto y mi cuerpo brinco asustado hacia arriba con un leve movimiento.

— De acuerdo, no tienes porque ser tan rudo —Me queje haciendo una mueca con mi labios— Bueno veras, es que Jake no cree que yo pueda estar con otro hombre que no sea el y ¡Eso no es verdad! —Chille—

Demonios, eso sono como la plastica cerebro aplastado de Courtney Brown.

— Y... —Insistio—

— Y... Y mi orgullo Scott, no puedo permitir que lo dañen y mucho menos este princesito —Rode mis ojos, gesto que hizo reir a Scott—

— Adoro cuando haces eso

— ¿Rodar mis ojos? Que va, Jake tambien lo adora y eso me molesta

— Mira Brooklyn, yo no quiero que me utilices

¿Utilizarlo? ¡Que no! ¡Que yo no soy asi!

— De ninguna manera Scott, yo no quiero eso. Es que te contare la historia...

Scott prestaba atencion a mi relato. Me frenaba para hacerme preguntas como "¿Por que? ¿Por que?" Y mas "¿por que?" Y algun que otro "Imbecil" en referencia a Jake. Lo veia interesado, sus expresiones faciales se fruncian o suavizaban segun lo que escuchaba salir de mi boca.

— Y queria demostrarle que otra persona mas ardiente podia hacerme ese favor

— ¿El de ser tu falso novio? —Pregunto levantando ambas cejas sugerentes—

— Si, y no es que te utilice. Digo si, pero fue un maldito impulso el besarte 

— Me ha gustado —Rei y el sonrio de lado—

— No viene al caso

— Dijiste que era ardiente —Movio ambas cejas hacia arriba y abajo—

— ¡Jake ha dicho lo mismo! —Chille— Y no viene al caso

Ambos nos quedamos en silencio. Sus ojos se paseaban de mis ojos a mis labios, expectantes, analizando, pensativo. Como si en su mente tuviese millones de pensamientos volando en una nebula. Hasta que corto ese silencio que a mi parecer, era incomodo.

— Te ayudare —Dijo por fin—

— Oye, yo no he pedido tu ayuda —Hable a la defensiva—

No necesito lastima de nadie, ni compasion ni ayuda.

— Lo se, pero te ayudare 

— No quiero tu ayuda, en verdad te lo agradezco pero no —Sonrei— Ahora si me lo permites amorcito, aparta tu trasero de la puerta porque al mio le urge salir de aqui. —Scott solto una carcajada y comenzo a menear su cabeza de lado a lado, negando— Como te decia... Abultado

— ¡Ya vendras a pedirme ayuda, Dion!

Tu solo sueñas..

***

Dos meses mas tarde.

2 de Agosto del 2014.

— Lory, ocupate tu —Susurre escabullida entre los libros—

No te enamores del amor.¡Lee esta historia GRATIS!