14 « ¿Celo...? ¡NO!

13.7K 960 38

No comprendía el porque de la reacción que demostró Jake. Ese muchacho era el mismo que besé en la fiesta de Francis, Scott. ¿Estará celoso?

— ¿Qué haces aquí? —Dijo Jake cabreado, sus puños seguían apretados y pude distinguir sus nudillos blancos —

— Hey amigo, tranquilo no te estoy acechando a ti —Dijo Scott levantando los brazos en el aire en son de paz— Más bien vengo por ella —Dijo señalandome —

¿Por mi? ¿Yo? ¿Qué sucede aquí? No me limite a decir nada.

— ¿Qué haces aquí? —Volvió a repetir un Jake cansado de repetir la misma pregunta cientos de veces —

— Creo que ya te he contestado esa pregunta ¿Eres retrasado o qué? —Escupió Scott levantando la barbilla para señalar a Jake —

Oh no, no debió decir eso. Solo significaba una cosa: PROBLEMAS.

— Me parece que quieres una golpiza como en la fiesta de Francis ¿Verdad? —Y arremango su chaqueta dispuesto a golpearlo—

— Me parece que el que quiere una golpiza eres tú esta vez —Y Scott no se quedó atrás, se fue acercando hacía él intentando provocar—

Y ahí es donde la buenorra de Brooklyn Dion debe intervenir para que no se golpeen ¿Verdad? Bueno no me importa, por mi que se maten eran dos imbéciles intentando demostrar su hombría frente una mujer. Estos dos seguian insultandose, insulto va insulto viene y a mi me valía mierda. Aproveché la ocasión para coger el bus. Oh no, olvidé el dinero para pagar el boleto. Eres tan idiota Brook.

Abandoné el estacionamiento y comencé a caminar en dirección opuesta.

— ¡Brooklyn ven aquí ahora mismo! — Me gritó Jake. ¿Ahora me grita? Por favor... Le enseñé mi dedo del medio y seguí caminando— 

Luego de dos minutos caminando por las calles sentí el rugir de un motor a mi lado. Una ferrari f430 negra iba disminuyendo la velocidad a medida que se acercaba a mi. Giré mi cabeza con lentitud, sabia a la perfección a quien pertenecía esa ferrarri.

— Nena ¿Quieres dejarte de bromas y subir de una buena vez? —Dijo Jake bajando sus gafas de sol para mirarme—

— ¿Sabes? Iba a irme contigo, pero luego de estar presenciando un playto entre dos buenos para nada durante diez minutos decidí no perder más mi tiempo —Me detuve cruzandome de brazos —

— Brooklyn ya para le ahí y sube al auto, creeme que yo tampoco quiero llevarte pero he quedado con tu hermano que llegara a tu casa en dos horas aproximadamente y yo ahora podría estar follando con alguien mas pero sin embargo estoy aquí siguiendo a una rubia hueca y torpe como un imbécil —Grito y apretó sus manos contra el volante —

No sé que fue la parte que más me jodió. Las idea de que follara con otra o que me haya dicho hueca y tonta. Me quedo con lo de hueca y tonta.

— Y pues vete a follar con quien de te de la gana, como ves en el ultimo tiempo me las he arreglado sola y tan mal no me fue

— Te he dicho que subas al auto

— Y ella te ha dicho que no quiere niño bonito

Scott otra vez. Ests vez estaba montado en una moto y tenía una chaqueta de cuero negra. Frenó al lado de la vereda.

— ¿Te apetece que yo me encargue de llevarte a tu casa, princesa? —Y me enamore totalmente de la forma en la que lo dijo —

Su cabello estaba revuelto e imaginé que fue por el casco de la motocicleta y un poco del viento. Esa chaqueta de cuero se le ceñía a su cuerpo y su sonrisa parecía haber sido sacada de un comercial de colgate. Era el momento perfecto.

No te enamores del amor.¡Lee esta historia GRATIS!