Malas decisiones

407 13 0

Mientras vemos la película, estamos en el mueble, mi cabeza posa en su hombro y mis piernas dobladas en el mueble.

-Me duele la espalda… ¿quieres acostarte? -frunzo el ceño. –prometo no intentar nada. –dice alzando las manos.

 Así que terminamos de ver la película, acostados, Dylan con espalda al mueble y yo en el borde.

Cuando salen los créditos apago el televisor y me giro mirando al techo, él también lo hace.

  -Alguna vez has pensado… en… ¿cómo vas a acabar? Digo… con quien vas a casarte y todo eso.

-Para serte sincero… uhm…no. ¿Y tú?

-A veces, pero… no sé.

-Antes te veía en mi futuro, April. –lo miro. –quiero decir… aún te veo en el…

-Siempre seremos amigos, Dy. –le sonrío tímidamente.

-Lo sé, pero tenía que intentarlo. –me dice sarcástico.

-Eres un tonto.

-¿Siempre tienes que insultarme?

-¿Y siempre tienes que ser un idiota? –nos quedamos mirando durante un rato, y luego bajo la mirada.

-¿Qué pasa si te beso? –alzo la mirada. –Digo… un beso de despedida. Me sonríe de oreja a oreja, puedo decir que su sonrisa siempre me gustó, no es como la de Jade con sus hoyitos, pero tiene algo que me encanta.

-¿Y porque te despides?

-porque… pronto nos iremos por caminos diferentes, esta vez bien lejos, y… te voy a extrañar, y creo que nunca más vamos a tener un momento así, los dos, solos.

-Dy, yo… -me tapa la boca con su dedo y me lo acaricia de la forma más tierna mientras sus ojos posan aún en los míos.

-Es para mí. –me dice mirando mi boca y luego mis ojos. –tómalo como un regalo de ti para mí. –nos quedamos mirando, no respondo, y siento la necesidad de besarlo y por un momento olvidarme de Jade, tal vez, y sentirme de nuevo querida y amada.

Entonces Dylan me sostiene de la barbilla y acerca sus labios a los míos, cierro los ojos y me pierdo, sus labios son tan suaves, y cálidos, es un beso tierno, y no caliente como antes lo eran, ahora más bien como de despedida, y así que lo aprovecho.

Dylan empieza a bajar su mano por mi cintura y yo sostengo su barbilla con mis manos, me dejo llevar y nuestras respiraciones son cada vez más rápidas, puedo sentir mi corazón latir más fuerte que se sale.

Su mano sigue acariciando mi cintura y empieza a entrar en mi blusa dando pequeños círculos, me atrae más hacia su cuerpo, luego su mano sigue por mi espalda sin dejar de acariciarla, hasta que llega a mi sostén y abro los ojos.

 -¡OH POR DIOS! ¿Que estamos haciendo? –le digo mientras me levanto rápido, y mis latidos siguen fuertes.

-Tranquila Muñeca. –me dice cogiéndome la mano. –solo… me dejé llevar, lo siento.

-¡Dios! Esto no debió pasar. –me voy a la cocina y tomo un vaso con agua.

-Pero pasó, April. –dice mientras entra. –y fue increíble.

-Cállate. –le digo tirándole agua. –lo que pasó aquí, se quedó aquí, Dy. Enserio.

-Hey, tampoco le voy a decir a tu mama.

-A nadie.

-Relájate, cariño. Nos llevaremos el secreto a la tumba. –me dice riéndose.

-Oh por dios. –me tapo la cara con las manos, siento vergüenza de mí mismo.

-Oye, no sientas vergüenza… tú también te dejaste llevar, no fue tan malo después de todo. –me dice mientras saca mis manos de la cara y me abraza. –te voy a extrañar mucho, April. Cuando me fui te extrañaba y siempre pensaba en ti. –me aleja un poco para que lo mire. –puede que sea un cretino, un imbécil, tarado y todo lo que digas, April, -me hace sonreír. -pero siempre te quise y te respeté. Y tal vez no sea la mejor persona, pero créeme que mis sentimientos por ti, siempre fueron verdaderos, y nunca, nunca te fallé, ni te fui infiel, lo de Sabanna… no pasó nada, solo quería molestar a Jade porque siempre te estaba viendo, y sentí celos, y ahora mucho más, por eso le dije a tu mamá y lo siento, de verdad, no debí meterme.

 ¿Qué ACABA DE DECIR? ¿JADE ME MIRABA CUANDO ESTABA CON DYLAN? ¿LE GUSTABA DESDE ESE ENTONCES?

 -No hay problema, Dy. Yo también te voy a extrañar mucho, y créeme que te quiero mucho más de lo que te imaginas. –le digo sonriendo.  nos quedamos así, abrazados por un largo tiempo, hasta que escuché la puerta.

Jade Wilde  Una idiota obsesión.¡Lee esta historia GRATIS!