-Liam...

-¿Hazz? ¡Amigo que milagro!- exclaman del otro lado de la llamada . Harry no evito soltar una pequeña risita nerviosa a escuchar a su amigo alegre- Cuanto tiempo sin hablar pequeño rizado-  aunque no estuviera el de ojos cafés presente, sus pómulos se sonrojaron. 

-¡Payne!-chilla y luego ríe, extrañaba a su amigo...a su mejor amigo-

-¿Qué? ¿Dije algo malo?- pregunta Liam con diversión. El de ojos verdes sabia como su mejor amigo le gustaba hacerlo sonrojar, era parte de el hacer sonrojar al rizado.

-¿Como estas?-responde con una pregunta el rizado.

-Sabes que es mala educación responder con una pregunta ¿Harry?

Harry bajo la mirada riendo y negando la vez, extrañaba mucho al castaño. 

-Si lo se Li-responde, fingiendo estar molesto, pero le salio terrible. 

Por otro lado de la linea se escucho una estruendosa carcajada. Harry no pudo evitar de sonreír, oír reír a su mejor amigo no se escuchaba siempre 

-Oh rizado, no sabes como te extraño- dijo ya parando de reír el castaño - Pero bueno respondiendo a tu pregunta, bien Styles y  ¿tu?.

Mal...

El rizado no respondió

-¿Harry estas bien?¿sucede algo?- cuestiona preocupado Liam. 

Harry reprimió un sollozo, no quería meter esto a Liam pero tenia, lo necesitaba ahora a su mejor amigo. 

-Li...yo...Louis- dijo entre cortado. Sus ojos se habían llenado de lagrimas pero no dejo que ninguna saliera, pero no tardaría mucho por dejarlas salir.  Pudo escuchar como del otro lado de la linea el castaño dejo soltar un pequeño suspiro.

-Harry...

-Necesito que vengas por nosotros Li- hablo rápidamente que apenas el otro muchacho del otro lado pudo entender.

-Oh Hazz yo... 

-Estoy en Doncaster- se apresura decir el rizado.

Harry pudo pudo oír a su amigo maldecir en voz baja. 

-¿Donde están? voy por ustedes ahora.

Harry observo a su alrededor, estaba comenzado a oscurecer y el no podía reconocer donde se encontraba. Hace tiempo que no venia por aquí. Apenas pudo dar con la casa de Louis. 

-No...no..lo se- su voz sonó tan débil y temblorosa. No podía reconocer nada, era como si había olvidado por completo las calles de Doncaster- No lo se Liam...- y rompió el llanto el rizado. Del otro lado de la linea se escucho como su amigo maldice y regaña algo. Harry pensó que pudo ser su perro Rocky quien regañaba.

-Tranquilo Harry...-dijo severo Liam, intentando tranquilizar a su amigo- Quédate ahí, no te muevas por favor- agrega.

-Adios Li...

Y cuelga el rizado. Harry estaba nervioso y molesto con si mismo, ya no podía reconocer su ciudad en la que creció. Observo por ultima vez a su alrededor y nada, la noche estaba llegando y los faroles de la pequeña ciudad comenzaron a encenderse iluminando toda la vereda y dejando ver un pequeña banca donde deicidio ir con sus pequeños a tomar asiento y esperar al castaño de su mejor amigo. Los menores miraban tristeza al mayor. Sabían que era su culpa. 

Marinett se sentía horrible, si esto de venir a buscar a su otro padre, todo estaría bien. Harry no estaría así, no estuviera perdidos. Era tan horrible como se sentía la menor que no se dio cuenta que varias lagrimas salían por sus pequeños ojos verdes. Pequeños sollozos salian de su pequeña boca que los noto el mayor

My twins | l.s | (M-PREG)¡Lee esta historia GRATIS!