Capitulo 24: Costa Coffee

805 64 14

Faltaban menos de una hora para quedar con Harry en el lugar donde siempre habían quedado y Louis aún no se encontraba arreglado. Estaba tan desesperado y ansioso que no tenía idea que ponerse. Era como volver al tiempo cuando eran jóvenes con las hormonas alborotadas.

-Sólo van a charlar sobre el problema de anoche y ya Louis- menciona Niall, quien se encontraba recargado en marco de la puerta de su habitación y mirando a su estúpido amigo tirar ropa por donde quiera- No es para tanto

Louis sabía que el rubio de su amigo tenía razón, no era para tanto como vaya vestido. Sólo iría a conversar con Harry sobre sus asuntos, los arreglan y regresará a casa sin darle importancia que estuvo con el rizado hablando. Aunque podría ser su oportunidad de que Harry caiga en sus manos de nuevo como ayer por la tarde. Una gran sonrisa se esbozó en el rostro de Louis, tal vez haría unas maniobras para volver besar sus dulces e adictivos labios. No había perdido el sabor que tanto extrañaba.

-Ni lo pienses Lou- la voz de Niall saca de sus dulces e fantasiosas pensamientos. Louis regresa ver a su amigo- Vamos Louis tienes que arreglar este asunto ya, deja fantasear- lo regaña- el te dejo muy claro que tiene otra persona esperando por el en Canadá.

-Y si mentía- susurra Louis.

-Dios Louis- Niall pone los ojos en blanco- Ya déjalo pasar, te está haciendo daño. Durante estos años lo único es pensar en el y llorar por el- se adentró a la habitación, empujando con su pie las prendas que había el suelo- no te das cuenta de cuán daño te estas haciendo.

Louis mira directamente al rubio a los ojos. Se negaba que el tuviera la razón por segunda vez. Se negaba que era toda la maldita verdad. La confusión arriaga con todo su sistema. Harry le a causado un gran daño todo estos últimos años y aún no lo superaba. Pero el rizado no tiene la culpa de haberle causado esto a el. El se lo merecía, el sabía perfectamente por que esta tan dañado.

-No Ni, tu no entiendes- baja la mirada negando. Escuchó como el otro soltaba un pequeño suspiró frustrado.

-¡¿No entiendo que Louis?!- pregunta incrédulo Niall-¡que todo en este tiempo has estado sufriendo por tu ex novio, que gracias a ese idiota tu te estas dañando, que todo por el aún no puede salir de tu área de confort!-dice exaltado el rubio. Acertando a todas las palabras que dice. Sabiendo que todo este asunto de el ex novio de Louis lo está llevando al límite- No soporto verte así Louis, no soporto la manera en que te dañas mentalmente como físicamente- dice más tranquilo, pero su tono molesto sigue ahí -Necesito que olvides a ese chico por una vez en tu vida. Desde que te conozco, lo unico es pensar en el. Tu mundo no es Harry, hay más personas que ese chico Lou-  su tono de voz ahora era baja y dulce.

Louis alzó la mirada aún negando, el aún no comprendía el asunto. Si tan sólo tuviera el valor de decirle cual era la verdad el por qué Harry lo abandonó.

-No Niall, tu no entiendes- responde Louis en voz baja y rota.

-Si me explicaras tal vez entendería este asunto, mientras que no, está será siempre mi opinión sobre Harry- escupe el rubio enfadado y salió de la habitación del castaño dejándolo  confundido y triste. Intentó seguir al su amigo, pero su orgullo intervino.

No le gustaba discutir con Niall, lo hacia sentir mal amigo. Era muy rara vez que  discutía con el rubio y siempre era por el mismo tema que estaba discutiendo hace unos momentos. Decidió pasar este asunto y mejor apresurarse para ver a Harry. Hablaría después con Niall.

Louis salió de su habitación limpio y arreglado. Llenando el ambiente a olor a vainilla. Vestía una camisa blanca con rayas negras sin mangas, sobre está traía una chamarra de mezclilla con las mangas dobladas hasta los codos, unos jeans negros ajustándose a sus pequeñas y rellenas piernas y finalmente sus vans negros -gastados- favoritos. Estaba listo el castaño.
Bajo a la planta baja, y entró a sala, encontrándose a su mejor amigo echado en el sofá y viendo de una película  en la televisión.

My twins | l.s | (M-PREG)¡Lee esta historia GRATIS!