-¿Estás seguro en hacer esto Mari?-pregunta su hermano rizado, quien miraba a su hermana subir a un mueble.

-Claro Noah, sólo tenemos que...

El timbre del departamento sonó, interrumpiendo a la menor.

-Es-escuchaste- dice Noah, su voz había salido temblorosa.

-Si.

El timbre de nuevo volvió a sonar por todo el departamento. Los menores se miraron uno al otro, asustados. ¿Quién sería? Se preguntaban. Recordaron el aviso que les había dicho sus padres "No abrir a extraños". El timbre volvió a sonar y está vez acompañado de gritos.

Los menores asustados salieron de la cocina corriendo hasta la sala principal mirando hacia la puerta de entrada.

-¿Qui-quién se-será?-pregunta Noah, con su voz nerviosa y temblorosa.

Su hermana no respondió, no tenía respuesta alguna.

-¡Marinett!¡Noah!- gritan la persona que estaba detrás de la puerta.

Los menores no reconocieron la voz, sabían que era un extraño. Lo raro es que el extraño sabía su nombre.

-No-no-nos cono-conoce Mari-Marinett- dice entre balbuceos Noah.

-Tenemos que hacer algo hermano- menciona la castaña.

-¡Noah, Marinett, abran por favor!- gritan de nuevo desde afuera- Se que no me conocen, pero sus padres me mandaron. Soy amigo de su tío Liam-aclara el del otro lado.

Los menores no tenían idea de quién era el mayor que estaba afuera. Estaba debatiendo en sí abrir la puerta o no.

-¡Soy Zayn!- grito finalmente el de afuera.

Los dos menores se miraron uno al otro sorprendido. Ellos pudieron reconocer el nombre del muchacho que estaba atrás de la puerta.

-Es el amigo de papi Louis, Noah- menciona la niña, aún sorprendida.

-Tenemos que abrirle Mari.

Marinett camino hacia la puerta, tomo la manija de esta, quitando el seguro que tenía y la giro lentamente. Dio un par de pasos atrás y la puerta se abrió por completa, dejando ver al muchacho que estaba detrás de la puerta. Los menores reconocieron la silueta que tenían frente suyo. El chico que fue una vez a su casa gritando pavadas a su padre y a ellos.

-Hola-saluda el mayor con un manojo de nervios.

Noah se acercó quedando un lado de su hermana. Tomo su brazo y se aferró a ella, temía que el muchacho que estaba frente suyo volviera gritar como la última vez.

-Hola- se atrevió hablar Marinett, como siempre.

-¿Me recuerdan verdad?-fue lo primero que se le ocurrió preguntar Zayn a los menores.

-Si eres el señor que le grito a mi papá Louis otra vez- aclara la niña sin vergüenza alguna. Zayn bajo la mirada ruborizada, ese día actuó de una manera ridícula y él lo acepta.

-Si él- dice Zayn, su voz apenas era audible.

-¿Nos vienes a gritar de nuevo?¿Verdad?-pregunta con timidez Noah, mirando hacia el mayor y luego a su hermana. Zayn alzó su mirada, quien miró con ternura y gracia al niño.

-¡No!

-¿Entonces porque estas aquí?-cuestiona Marinett, su voz había sonado molesta, al parecer el adulto que tenía frente suyo no era de su agrado.

Zayn sin embargo quería gritar de tantas preguntas que les hacía los menores. Nunca creyó que los niños fueran tan curiosos.

—Su padre, Louis me mando por ustedes—responde el moreno, intentando no explotar frente de ellos.

My twins | l.s | (M-PREG)¡Lee esta historia GRATIS!