Capitulo 25: Un reencuentro inesperado

700 64 9

¡Tuvo un accidente, tuvo un accidente!

Louis salió de Costa Coffee casi corriendo. Atravesando entre toda las personas que se ponían en su frente. La noche estaba cayendo, los faroles de la ciudad se encendieron, dejando que la luz artificial de estas iluminara por todos lados.

La mente del castaño estaba echa un lío. Todo sucedió muy rápido para el. Quería gritar a los mil dioses el ¿Porque le sucedía esto a el? No se imagina la idea de perder a Harry, ¿que le diría a los menores? ¿Como se los explicaría? sabiendo que ellos han pasado la mayor parte de su vida con el rizado. No tenía la idea de cómo reaccionaría cada uno. Tampoco tenía idea si ellos sabían lo del accidente de su padre de ojos verdes. Mientras el atravesaba las personas que se ponían en su camino, sacó su móvil y marco al número de los menores.

Uno...dos...tres...

¿Papi Lou?- responde una voz de niña.

—Mari, mi amor.

Noah es papi Louis—menciona la menor gritando.

—Pon el alta voz Marinett—ordena el mayor.

Listo.

Papá Harry no está en casa papi— dice Noah, su voz había salido temblorosa.

Y tío Liam no llega— dice Marinett.

Tengo miedo papi Loususurra el niño, con un hilo de voz.

—Tranquilo Noah—dice el mayor, su voz había salido dulce y suave. No quería que escucharán lo mal que estaba— Papá Harry y tío Liam estarán en casa muy pronto— fue lo único que se le ocurrió decir el castaño— Mientras ustedes, no le habrán la puerta a nadie, mantengan todo cerrado. Ya tiene mi número del movil. Si sucede algo no duden en llamarme.

¿Sucede algo papi Lou?— pregunta la menor, con preocupación.

A lo -no muy- lejos el mayor pudo ver el hospital donde estaba su ex y su amigo. Louis dejo escapar un pequeño suspiró de sus labios, ya estaba cerca de su destino.

—No...solo mantenganse a salvó. Sólo a salvo—  finalizó la llamada, sin dejar que respondiera los menores.

Le dolía la manera en que sus niños no supieran la verdad, le dolía que estuviera mintiendo algo importante para ellos, que el sabe que su padre está en un hospital por un accidente automovilístico. Le dolía todo. No podía explicar cuanto dolor estaba sugiriendo por todo en el, tanto psicológicamente como físicamente. Si le llegaba pasar algo a Harry, no se lo perdonaría.

Corrio un par de cuadras más y cruzó una calle, donde por poco podía ser el siguiente en ir al hospital y llegó a su destino. Sin esperar más se adentró al lugar. Cuando ya estaba a dentro, pudo observar por todas partes enfermeras, doctores, pacientes, personal de limpieza, entre otras personas, correr de un lado a otro por los pasillos largos blancos del hospital. Nunca creyó que el hospital estuviera tan abarrotado; no había nadie que lo atendiera pasa saber de Harry y de Liam. Necesitaba detener alguien para saber en qué habitación estaban los dos.

Al cabo de unos segundos Louis visualiza  un joven enfermera desocupada, que sin pensar si se encontraba cansada o estaba esperando algún paciente para atender, el solo se acercó sin importar un carajo sucedía con ella o con los demás solo en este momento le importaba el estado de Harry.

—Disculpe..—comienza decir el castaño, quien ya estaba a unos pasos cerca de la enfermera. La joven se vuelve hacia al muchacho de ojos zafiro.

—¿Si, dígame?

—Mi pare...No, mi hermano—miente— Si mi hermano, ha sufrido un accidente de auto, al igual que su mejor amigo y me comunicaron que se encontraba aquí, pero no se en que piso e habitación están ellos.

My twins | l.s | (M-PREG)¡Lee esta historia GRATIS!