19

1K 78 21
                                    

╔════════════════════╗
"Nueva relación"
╚════════════════════╝

Me levanté del sillón y Vanya me miró por unos segundos.

──¿Ella qué hace aquí? ──Dijo Vanya, mirándome de mala forma.

──No te preocupes, ya me iba ──Comenté y miré a Five──. Ojalá se la pasen muy bien.

Caminé saliendo de la casa de Five, dejándolos a ambos solos.

Suspiré levemente y comencé a llorar.

No sabía dónde pasaría la noche.

Tomé mis ahorros y busqué un hotel, en el cuál me hospede de inmediato.

Era lindo, y muy cómodo.

Lo primero que hice fue tomar una ducha, después de eso salí un rato con la misma ropa.

Tenía mucho frío, no lo iba a negar, la falda que tenía era pequeña y la blusa normal, pero afuera hacía demasiado frío.

Sentí como todo mi cuerpo se congelaba.

Llegué a la tienda y comencé a buscar ropa.

Más que todo cosas que logren abrigarme pues estamos en épocas de frío.

Y amo el frío.

Compré toda la ropa y decidí salir de la tienda con esta puesta. Claro, no sin antes pagar y explicar el por qué me llevaba algunas prendas puestas.

Llegué al hotel y suspiré tirándome a la cama.

Quería llorar.

Dios, ¿es que acaso es tan difícil amarme? Siempre intento dar lo mejor de mí... Pero nunca me toman en serio, sólo me ven como un objeto con el cual pueden jugar un momento.

──Esto no es nada comparado con nuestro departamento ──Dijo esa grave voz conocida.

Me levanté de la cama y toqué mi cabeza asustada, ¿me estaba volviendo loca acaso?

Lo miré en frente de mí y le dí una fuerte cachetada.

Él gruñó y tocó su mejilla roja mirándome.

Okey, no era una alucinación.

¡NO ES UNA ALUCINACIÓN!

Me levanté de la cama y caminé hacia atrás pero él me seguía.

──¿Qué carajos haces aquí?

──Cariño, es verdad que pasé la noche con ella, pero creéme que fue porque mis padres-

──No, Aidan, entiendo que te hagan pasar más tiempo con ella, pero no creo que te obligen a pasar las noches con ella... Follar con ella es algo que haces porque quieres, no porque te obligen.

Él mordió su labio inferior y sin poder retroceder más me acorraló en una pared.

──Piénsalo, hermosa ──Acarició mi mejilla──. Conmigo tendrás todo, lujos, un departamento que no compartas con nadie y mucho más cómodo, sexo, amor, dinero...

──Pero no te tendré a tí ──Quité su mano de mi mejilla──. Y no pienso tener una relación en la cual me hagas a un lado y me trates como tu segunda opción... El dinero no es algo importante para mí porque lo tengo de sobra, así que no me manipularás con eso.

Él gruñó y me tomó de la cintura.

──Me amas, lo sé, no hay nada que ames más en este mundo que a mí, no te quiero ver rogando por mí, por mi cuerpo, por mi amor.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora