2

1.1K 79 6
                                    

"Consuelo"

﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌﹌

Narrador Omniscente:

Esa noche, mientras la chica dormía el ojiverde se encontraba en la reunión de trabajo, ajustando cuentas, pues la empresa había perdido dinero.

El chico de cabello color azabache se encontraba estresado mientras los socios hablaban.

-Pero hablemos de Gallagher, contrató a una chica menor, sin experiencia alguna, probablemente sólo porque le pareció atractiva -Bufó el hombre de traje con una barba.

Al escuchar eso, la sangre de el ojiverde hirbió y lo miró con furia.

-T/n es una chica muy inteligente; y con su corta edad ah logrado estudiar lo que usted en sus miserables veinte años de estudios.

Este bufó. -Claro, ¿y cómo confirmamos eso? Vamos, sólo admite que lo hiciste porque la chica te atrajo-

-Conozco a la señorita T/n desde que era una niña, es hija de uno de mís socios, yo se la recomendé a mí hijo de hecho, ella es una chica muy inteligente y amable, hace su trabajo muy bien por lo que ví en los papeles que me entregó -Interrumpió mí padre.

El señor nos miró aún enfadados.

-Claro, si es que nació en cuna de oro, cualquiera la querría para que ella trabaje.

-¡Claro que no! ¡T/n se ah ganado su trabajo y ah comprobado ser una gran secretaria con sólo diecisiete años! -Dije, enojado.

-¡Pero están gastando el dinero de la empresa en esa niña!

-¿Y eso a usted qué le interesa? De todas formas se habría gastado en otra secretaria.

-¡Pero a ella pagarán más que a las de-

-¡YA FUE SUFICIENTE! -Dijo mí padre haciendo que todos quedaran perplejos.

Miré molesto al señor Collins, ese imbécil ama pelear conmigo por lo visto.

-Mí hijo necesitaba una secretaria y ella fue la mejor de las opciones, déjelo en paz.

-Claro, una secretaria a la cual follarse.

El ojiverde se lavantó ya enfadado.

-Lárgese de la reunión si es que su única intención es insultarme.

Collins lo miró enojado.

-No queremos problemas ahora, el dinero de la empresa ah disminuido, es verdad, pero en una baja cantidad, no es nada que se pueda solucionar.

Aidan Gallagher:

Sólo me quedó quedarme ahí sentado con los demás, escuchando propuestas, era casi de madrugada y yo estaba saliendo de la empresa.

No había nadie, no había ruido, el clima era frío, estaba lluviendo, todo era perfecto.

Alcanze a ver a una persona con un paraguas negro, al darme cuenta de que era T/n me acerqué a ella.

Sus ojos se veían llorosos, en cuanto estuve más de cerca podía escuchar sus sollozos.

-¿T/n? -Dije, a lo cuál ella me miró-. ¿Qué haces aquí a estas horas?

-Y-yo... eh... -Se limpió las lágrimas y me miró avergonzada-. Dormí pero ya se me quitó el sueño, entonces salí un rato a caminar...

-Ya es muy tarde, señorita T/n, y, ¿por qué está llorando?

-Es una larga historia...

-Hay una cafetería abierta a estás horas, venga, yo la llevo. Claro, sólo si usted gusta, después la llevaré a casa.

The Other Woman| Will always cry herself to sleepDonde viven las historias. Descúbrelo ahora